Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 26 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sin vigilancia nocturna

Asaltantes aprovechan ausencia de policías

Transito habitualmente por los alrededores de la Plaza de la Cultura al terminar mi jornada como profesora universitaria, a las 10 p. m. En el pasado reciente, existía presencia de policías y patrullaban el sector, lo cual generaba mucha confianza a las miles de personas que, como yo, se dirigen a tomar el autobús rumbo a sus casas.

Este panorama cambió drásticamente y, en la actualidad, la vigilancia en este horario es casi nula. Los ciudadanos nos encontramos a merced de los asaltantes, quienes, a sabiendas de la ausencia de oficiales, hacen de las suyas. Bien sabido es que por apropiarse de un celular u otro objeto similar los delincuentes no lo piensan dos veces para usar un arma y causar un daño severo.

Ruego a las autoridades tomar cartas en el asunto. Lo hago en nombre de muchas personas que nos ganamos la vida de forma honrada y que deseamos regresar a nuestros hogares todos los días sanas y salvas.

Lilia Saborío Corrales

Desamparados

Jugadores por fuera

Me parece discriminatorio que los jugadores más humildes, quienes solo pueden comprar un pedacito, dos o medio entero de chances o lotería, queden fuera de la Rueda de la Fortuna. Solo se les da oportunidad a quienes están en mejor situación económica y pueden comprar enteros. A los humildes compradores, que se llenan de esperanza cada semana y son los más fieles se les deja por fuera.

Todos aportamos, pero solo un grupo gana los premios de todos. Por equidad y justicia se debe dar oportunidad a todos los que compran los billetes de la Junta de Protección Social.

Por otro lado, antes rifaban casas, viajes, etc., pero ahora el segundo y tercer premio de la Lotto paga solo el mismo monto de la compra. ¿Dónde está el premio si solo pagan lo invertido?

Mario Valverde Montoya

Desamparados

Campanadas

El sábado, en horas muy entradas de la noche, el presbítero de la parroquia de Santa Bárbara de Heredia o alguno de sus colaboradores olvidó que las campanas de la iglesia deben repicar únicamente con fines relacionados a las celebraciones religiosas, no para algo tan banal como un campeonato de fútbol.

Yanina Ramírez Loáiciga

Santa Bárbara de Heredia

Atención en CAIS

El 23 de mayo acudimos al Centro de Atención Integral en Salud de Desamparados, a la consulta de emergencia, con nuestro padre de 86 años, debido a un padecimiento. La excelencia y premura en la atención médica recibida nos hacen recobrar la confianza en esa gran institución que es la Caja.

No obstante, esto se ve opacado por el trato que dan a los acompañantes de los pacientes algunos funcionarios administrativos.

Estos olvidan que su salario proviene de las cuotas e impuestos de los usuarios, quienes tenemos el derecho a ser tratados con la humanidad requerida para ejercer el tipo de labor que ellos desempeñan.

Mario Saborío Mora

Desamparados

Saldo corregido

En relación con la nota “Error en saldo”, publicada el 20 de mayo y firmada por doña Denisse Castro, informamos que una vez revisada la información del reclamo se determinó que efectivamente había una diferencia en el monto indemnizado generada por el tipo de cambio.

Se procedió a realizar el pago correspondiente, con lo que la deuda con la asegurada queda totalmente saldada. Lamentamos los inconvenientes generados.

Elian Villegas

Presidente Ejecutivo del INS

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota