Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 09 de abril de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Música y Semana Santa

Respuesta de Banda de Cartago

La Banda de Conciertos de Cartago se siente halagada por la percepción que tiene doña Esperanza María Cerdas Sáenz ( Cartas , 7/4/2015) sobre el papel que históricamente habíamos tenido en las procesiones de Semana Santa, y nos complace que en Cartago nos tengan tanto aprecio y cariño.

Sin embargo, queremos comentarle a doña Esperanza, y al país en general, la realidad de lo que sucede con la Banda de Conciertos de Cartago y nuestra participación, no solo durante la Semana Mayor, sino durante todo el año, en Cartago y el resto del país.

El grupo pertenece al Ministerio de Cultura y Juventud y está regido por el programa de Dirección de Bandas. Por lo tanto, sí somos empleados públicos, y por antonomasia estamos al servicio de todo el país. Es cierto que por tercer año consecutivo no nos presentamos en las procesiones de la Semana Mayor, pero es falso que sea por ser empleados públicos. En ese sentido, las bandas de la Dirección de Bandas hemos pasado por un proceso de más de 10 años en el que hemos evaluado todos los aspectos de nuestro quehacer diario, los objetivos de nuestros espectáculos y nuestro alcance, todo ello enmarcado dentro de los objetivos de los planes nacionales de desarrollo vigentes. Así, desde el 2009 hemos contribuido con una propuesta diferente de cara a la Semana Santa, y hemos estado proponiendo una serie de espectáculos donde tratamos de brindar un espacio de contemplación y meditación relacionados con la vida, pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y de la vida espiritual en general.

Víctor Fonseca

Comunicación, Banda de Conciertos de Cartago

Ley mordaza

Quienes otorgamos el voto para elegir presidente a Luis Guillermo Solís lo hicimos sabiendo que era el mejor candidato del momento; también quisimos desterrar el continuismo, el anquilosamiento mental de los dirigentes políticos de siempre y, sobre todo, la corrupción.

Hasta el momento, el presidente Solís y su equipo han tomado decisiones con un alto costo político, las cuales gobiernos anteriores no tuvieron el coraje de tomar. Esto justifica la baja popularidad. Además, es fácil deducirlo por la difícil situación económica que pasa el país y que nos afecta a la gran mayoría de los que votamos por él.

Sin embargo, la última iniciativa del Micitt, que impulsó una ley mordaza para la radio y la televisión, parece una calcomanía al estilo del presidente de Venezuela y otros. Costa Rica no merece este trato ni esa comparación.

Juan de Dios Cartín Herrera

San Pedro de Montes de Oca

Depósito deteriorado

El Depósito Libre Comercial de Golfito cada día se ve más deteriorado y en total abandono. No hay mercadeo, no hay publicidad y el centro se ve viejo y obsoleto, mientras en San José los centro comerciales crecen y se modernizan.

¿Qué es lo que hace la administración de este lugar? Es injustificable que con los recursos que se generan, no se pueda restaurar este centro comercial.

El Gobierno debe intervenir este espacio para hacer un depósito más atractivo y competitivo, que brinde las mínimas necesidades a los que lo visitan y así mantener la estabilidad laboral de los que directa e indirectamente se benefician.

Martín Pizarro Álvarez

Golfito

Condiciones en las cárceles

Las empresas noticiosas nos tienen informados de lo que acontece a escala nacional e internacional. Y aunque dejen, de tiempo en tiempo, de informar acerca del hambre y las desgracias del pueblo costarricense, no por eso han desaparecido.

La injusticia, madre de muchos de esos fenómenos, sigue dándose, y aparentemente ha sobrepasado las posibilidades de nuestro Gobierno. Este último y nosotros hemos fracasado por diferentes razones, en encaminarnos hacia un estilo de vida pleno de una democracia, donde imperen los principios de justicia, libertad, igualdad y fraternidad.

Mientras los partidos políticos elucubran y se ponen de acuerdo sobre cuáles son las mejores soluciones para resolverlos, gran cantidad de costarricenses carecen de aquellos principios democráticos.

Son muchos los problemas sociales que ameritan atención, pero existe uno que, por su actualidad, impacto e inmoralidad requiere trabajo urgente.

Si nuestros gobernantes y nosotros nos dejáramos poseer por un poco de la conmiseración, de la que hacemos gala en la Semana Santa, buscaríamos afanosamente una solución a la situación de los privados de libertad. Vergüenza nacional e internacional para un Gobierno y un pueblo que se confiesan democráticos y cristianos.

Carlos Eduardo Masís Acosta

Cartago

Morosidad en fútbol

Muchas empresas, incluidas instituciones del Estado, le deben dinero a la CCSS, que ya de por sí tiene pocos recursos a causa de todos, desde empleados hasta usuarios.

Lo que terminó de admirarme es que al equipo de Limón (al cual quiero), por estar moroso, la Unafut le puso la gran sanción de que si quedan empatados en puntos con otro equipo, ocupará el lugar inferior. O sea, si quiere no pague.

José Arias Álvarez

Heredia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota