Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 08 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Piques por la libre

Alta velocidad en Cartago

El 1.° de marzo me trasladé en horas de la mañana a Cartago. No habíamos llegado a la zona de peaje, cuando nos topamos unos siete vehículos que hacían piques. Todos llevaban en el parabrisas trasero un número. ¿Era una carrera? No lo sé. Solo sé que después se orillaron e hicieron una fila. Dije: bien, terminó la tortura y el susto de un accidente grave. Pero no; minutos después, nos topamos otro grupo de jovencitos que marchaban y ocupaban todos los carriles de la vía. Curiosamente, con el mismo modelo de vehículo. Los muchachos salían por las ventanas de los carros para tomar videos y fotografías de los demás vehículos. Uno de ellos, con la puerta abierta, arrastraba un oso grande de peluche por la carretera, que si se le hubiera soltado habría causado un accidente. De pronto, un chofer, desesperado por la situación, intentó adelantar, con tan mala suerte que se encontró después de una curva una pala mecánica, y esto lo obligó a tirarse a la cuneta. Pero el cuento no termina ahí. En el centro de Cartago, donde está el cajero automático del BCR, estos jóvenes obstaculizaron todas las vías porque uno de ellos debía hacer un retiro de dinero. Mi pregunta es: ¿Dónde estaba la Policía de Tránsito?

Carmen María Castro Salazar

San José

Respuesta de alcalde

En respuesta a José Rodolfo González Quirós ( Cartas, 2/3/2015), la Municipalidad de Moravia se permite informar que de conformidad con el decreto ejecutivo N.° 28718-S, Reglamento para el Control de la Contaminación por Ruido, es competencia exclusiva del Ministerio de Salud aplicar dicha normativa, para lo cual debe plantease ante esa institución la queja formal sobre los niveles de ruido que se denuncian en un gimnasio privado. En el cumplimiento de sus funciones, la Municipalidad de Moravia garantiza la atención eficiente y oportuna de los asuntos sometidos a su conocimiento. No obstante, cuando se trata de quejas por presunto exceso en los decibeles permitidos, se debe discernir que es un asunto de competencias, no de falta de voluntad.

Juan Pablo Hernández Cortés

Alcalde de Moravia

Cursos en la mañana

Como muchos jóvenes, trabajo para pagar mis estudios. Decidí estudiar Ingeniería Industrial en la UACA, y mi desempeño como estudiante ha sido muy bueno, pues deseo ser una excelente profesional. En el transcurso de la carrera, me topé con el inconveniente que no puedo seguir llevando materias porque los horarios son solamente por las mañanas, lo cual hizo que me atrasara un cuatrimestre.

Al pedir ayuda, la UACA me dice que no puede hacer nada, pues así ha venido haciendo las cosas. Hablé con el director de carrera y con el rector, en busca de ayuda y otra opción, pero solo ofrecieron devolverme el dinero –y de este asunto hasta ahora no tengo noticia–. Lo único que esperaba de la UACA era una respuesta que me motivara a seguir estudiando.

Katherine Sibaja Tenorio

Curridabat

Cierre de empresas

Señor presidente, qué afortunado es al saber que, una vez terminado su mandato, lo espera a usted y algunos de sus ministros una jugosa pensión. Tal vez a eso se debe la poca preocupación de que muchas empresas se estén yendo del país por los altos costos de producción, dejando a la deriva a muchos trabajadores y sus familias, los cuales dependen de ello y no son tan afortunados como usted y sus ministros, quienes no tienen que levantarse con la preocupación día a día de que cierre la empresa en la que laboran.

Allen Allon Zuñiga

Paso Ancho

Entradas a Heredia

Para nadie son un secreto las filas y el congestionamiento vehicular en las entradas a Heredia. Un solución para agilizar el paso por los semáforos de La Valencia es arreglar el puente que esta detrás del residencial Real Santamaría Oeste, en la parte trasera del Paseo de las Flores. El único pero es que el puente que une Lagunilla y la urbanización se derrumbó, y en la Municipalidad solo dicen que no hay esperanza de arreglarlo.

Patricia Villalobos Gutiérrez

Heredia

Queja a Correos

El 16 de enero, me presenté a Correos de Costa Rica, en Guadalupe, a entregar un paquete que iba con destino a Guadalajara (México), para un amigo que había cumplido años. Entregué el paquete, me dieron un número de rastreo y me dijeron que duraban 22 días, aproximadamente, en entregarlo. Sin embargo, el 19 de febrero no había sido entregado, por lo que comencé a llamar al 800-900-2000 para que me informaran qué sucedía, y me encontré con un pésimo servicio y con gente que no tenía el menor interés de ayudarme.

Fui a la sucursal nuevamente y me dieron un formulario para presentar un reclamo que va a tomar dos meses en ser resuelto. Algo que debía ser un buen detalle se ha convertido en una de mis peores experiencias.

Cindy Rodríguez Zúñiga

San José

Reclamo a banco

El 9 de febrero realicé un reclamo en el Banco de Costa Rica por un doble rebajo que me realizaron en un cajero del Banco Nacional. Al 4 de marzo, casi un mes después, no se ha resuelto el caso (45119). He llamado en varias ocasiones y la respuesta que obtengo es que están a la espera de la evidencia del Banco Nacional. Es importante indicar que los bancos cuentan con cámaras de seguridad en todos los cajeros, por lo que no creo que se dure un mes en generar una prueba de este tipo. Además, los usuarios tenemos derecho a recibir respuesta en un término de 10 días naturales.

Me siento defraudada, pues soy cliente del banco desde hace muchos años y fiel defensora de los servicios costarricenses.

Iveth Villegas Rodríguez

Nicoya, Guanacaste

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota