Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 23 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Riesgos en San José

Contaminación y desorden vial

La acera principal del Hospital Nacional de Niños está tomada por los vendedores ambulantes. Los juguetes y otras mercancías se exhiben en el suelo; un riesgo sanitario que en varias ocasiones acaba en los salones, pues algunos visitantes, a pesar de las advertencias, los compran y los regalan a sus parientes internados. Por otra parte, cuando las ambulancias intentan entrar urgentemente al Hospital San Juan de Dios los vehículos estacionados en doble fila o sobre las líneas amarillas las hacen perder un tiempo que es vital para salvar una vida. Otro problema: el tránsito en las horas pico es particularmente lento, lo que favorece la contaminación en un área donde se requieren las mejores condiciones para los enfermos. La planificación no parece estar acorde con la necesidad de movimiento que se necesita en una ciudad tan contaminada.

Robinson Rodríguez Herrera

San Pedro de Montes de Oca

Carretera a Limón

Los traileros que llevan banano a Limón presionan por la ampliación de la carretera Limón-Río Frío, y para embaucar a los políticos la llaman “carretera Limón-San José”.

Si fuera este último nombre, la inversión tendría que hacerse en la sección de carretera que atraviesa el parque Carrillo, donde lluvias copiosas han empujado carros livianos a la cuneta, los cuales, una vez flotando, han sido expulsados a un abismo de 100 metros, cerca del Zurquí; además, los taludes que se derrumban con frecuencia amenazan con dejar enterrados los autos. Ampliar la carretera Río Frío-Limón, agregándole dos carriles para tener una carretera dividida de cuatro carriles “a la tica”, con la pretensión de obtener una carretera moderna, es un error. No obstante los carriles que se agreguen, seguirá siendo una carretera de tránsito lento, completamente insegura. Por lo tanto, no deberían arriesgarse con el préstamo chino, como lo recomienda el presidente Solís, para luego lamentar muertes en la carretera.

Ing. Edwin Moya

San José

Sobre cobro de cable

Fui por muchos años cliente de Amnet y experimenté muy pocos problemas técnicos, pero cuando Tigo la absorbió, algunos inconvenientes comenzaron, los cuales, debo reconocer, se resolvieron con la mayor brevedad y de forma responsable. Después, decidí retirar el sistema de cable y conservar el de Internet de Tigo. El 2 de febrero devolví el codificador en las oficinas en Heredia, donde la agente de servicio me explicó que, aunque yo entregué el aparato a inicio de mes, febrero siempre se cobra. A pesar de mi desacuerdo me dijeron que es una cláusula que está en el contrato que firmé. Le señalé que suscribí el servicio con Anmet, no con Tigo, y le pregunté cuál es la posición del Ministerio de Hacienda en este sentido. Me respondió que la institución estatal lo aprueba. ¿Qué dirá Hacienda?

Carlos López S.

Heredia

Revisión de bolsos

En el Cementerio General de San José, se está presentando una desagradable discriminación. Usualmente acudo a visitar a mis padres, que yacen ahí, y solamente llevo un pequeño bolsito, en el que cargo jabón y esponja para limpiar la tumba. Cuando voy a pie, un guarda me solicita que abra el bolso y le muestre el contenido para comprobar que no me haya robado nada. Sin embargo, cuando voy en mi carro, no les parece necesario revisarlo, aunque yo lo sugiera. ¿Creen que las personas que viajan en auto son más honradas, o es que resulta más fácil humillar a “los de a pie”? ¿O acaso les parece que es más fácil robar un monumento de mármol en un bolso?

Marietta Ortiz Soto

San José

Paquete extraviado

Contraté los servicios de Aerocasillas y se les extravió un paquete en la oficina de Miami. Han pasado 5 días desde que hice el reclamo y lo único que alegan es que está en proceso de envío. Necesito una solución.

Elías Fajardo

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota