Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 29 de enero de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aguas negras

Falta de tratamiento

Hace bien La Nación (26/1/15) en destacar que el proyecto de alcantarillado sanitario, que desde hace ocho años tiene en sus manos el AyA, conlleva un alto costo para los usuarios, tanto en la conexión como en tarifas. Cientos de miles de colones podría costar pasar de tanque séptico al sistema de red, que, en caso de funcionar, le daría solo un tratamiento primario a las aguas negras (extracción de lodos), al tiempo que se lanzan los contaminantes a la cuenca del Torres, Virilla y Grande de Tárcoles.

Como con anuencia de la Setena no se hizo un estudio de impacto ambiental para la construcción y funcionamiento de la planta de tratamiento, no se pudo evaluar el impacto de tales contaminantes en el sitio localizado a 500 metros del Parque de Diversiones y a lo largo de la cuenca 24. Asimismo, aunque existen dudas de los caudales que podrían recolectarse, se construirá un túnel de 1,8 km de largo para trasladar las aguas al tajo que está al lado del Sinart, con la esperanza de que sea suficiente la cantidad de usuarios que se conecten a los 640 km de nuevas cañerías para que la planta de tratamiento primario pueda funcionar adecuadamente.

Atrasados en expropiaciones, colocación de cañerías y construcción de las estaciones de bombeo necesarias para superar los desniveles, hay inseguridad de que puedan llegar a la planta los 300 millones de litros diarios que, se estima, tendrían que recolectarse.

Freddy Pacheco León

Heredia

Respuesta de Sugese

En respuesta a la carta “Aumento excesivo”, de la señora Miriam Ramírez López (26/1/2015), queremos agradecerle en primera instancia por su observación, ya que este tipo de acciones nos ayudan a mejorar el servicio de la Superintendencia. Sin embargo, según consta en nuestro registro, la consulta fue atendida mediante oficio SGS-DAJ-O-1663-2014, en setiembre de 2014, al correo electrónico del cual se recibió la denuncia.

En la Sugese tenemos como prioridad la atención de nuestros usuarios, y velamos por mejorar constantemente nuestros tiempos de atención al público; no obstante, algunos temas son más complejos que otros, por lo que requieren de un mayor análisis y solicitud de información a la entidad aseguradora, tal y como fue este caso.

Le agradecemos a la señora Ramírez si puede comunicarse a nuestras oficinas mediante el teléfono 2243-5108, o al correo sugese@sugese.fi.cr para explicarle en detalle la resolución tomada, así como cualquier otra consulta que requiera.

Tomás Soley Pérez

Superintendente de Seguros

Incumplimiento

Soy cliente de la compañía de cable Tigo. A inicios de enero, por medio de su call center , esta compañía se puso en contacto conmigo para ofrecerme sus servicios de Internet. Se me habló de un paquete con beneficios que me parecieron apropiados, razón por la cual acepté en cambiarme y se comprometieron a realizar la conexión el sábado 10 de enero a las 9:00 a. m., y aún estoy esperando. El lunes 12, yo me puse nuevamente en contacto con ellos, en vista de que el sábado, después de varias llamadas, nadie del call center tuvo la capacidad de resolver mi problema. Hablé con un supervisor, quien me indicó que la conexión ya estaba reagendada para ese mismo día (sin consultarme si yo podía), y se comprometió a realizarla sin más demoras; incluso me dijo que podía poner la queja al 1722, donde también se comprometieron a realizarla a más tardar en horas de la tarde. Al día de hoy continúo esperando y nadie de Tigo ha tenido la gentileza de ponerse en contacto conmigo e indicarme qué fue lo que sucedió y por qué no se realizó dicha conexión.

Señores de Tigo, un poco más de seriedad con sus clientes; ustedes no son la única compañía de Internet en el mercado, y si tienen el tiempo para perseguir a sus clientes ofreciendo sus servicios, cumplan con lo ofrecido o al menos den una explicación del retraso en la gestión.

Lilliana Fuentes Villalta

Cartago

Menos velocidad

Contraté una plan celular con el ICE que se suponía era de alrededor 3 MB de Internet, pero luego de varias semanas, con costos llega a la mitad y la mayoría del tiempo es menos de eso. En la Contraloría de Servicios me dirigen a una agencia a solicitar apertura de caso, pero luego del reporte y supuesto estudio, me dicen que “el ICE no se encuentra en capacidad de garantizar velocidades y lo que se ofrece son velocidades tope (‘hasta’)”. Ya suponía que se iban a escudar en algo parecido, pero tuve esperanza de que no fuera así. Lo peor es no poder terminar el contrato, porque debería pagar más. Esa es la razón de que busquemos otras opciones y no necesariamente nacionales. Esperaba ingenuamente algo mejor de esta institución.

Adrián Seas Fernández

San Francisco de Dos Ríos

Lavado de oídos

El viernes 23 de enero me aproximé al Ebáis al que pertenezco, el de Guayabos de Curridabat. La doctora que me atendió no pudo realizar un procedimiento tan sencillo como lavar oídos; y eso no es lo peor, ya que me indicó que de urgencia iban a agendar mi solicitud, ya que es un especialista el que debe realizar dicho procedimiento, pero recibí como respuesta en ventanilla que dicha agenda no estaba abierta y no saben cuándo la van a abrir. Dicha respuesta me hizo dirigirme a emergencias del Hospital Calderón Guardia, donde afortunadamente me realizó la limpieza un doctor general, quien me indicó que el Ebáis era el responsable de hacer dicho lavado. Ya no se sabe ni en quién creer.

Laura Delgado Fernández

Curridabat

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota