Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 19 de enero de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Puntos sobre las íes

Sobre puntos y unidades

El punto tiene muchas acepciones en el diccionario, pero para un físico o un químico, lo importante es su posición en el sistema internacional de unidades (SI). No es correcto referirse al SI como el sistema métrico decimal. Se instauró en 1960, en la XI Conferencia General de Pesas y Medidas, durante la cual inicialmente se reconocieron seis unidades físicas básicas. En 1971 se añadió la séptima unidad básica: la mole (muchos escriben el mol). La mole es la unidad de cantidad de sustancia.

En Costa Rica existe la ley N.° 5292 del 9 de agosto de 1973 y el reglamento RTCR 26:2000 Metrología. En su primer artículo la ley especifica que los tribunales de justicia o cualquier dependencia estatal no aceptarán documentos si no se ajustan de cualquier modo a esta disposición.

Dejado bien claro esta ley, podemos decir que el punto no tiene oficio en los números del SI en español. Para separar los decimales, se usa la coma, y para separar los miles o las milésimas se deja un espacio. Doscientos cincuenta colones con veinte céntimos: ¢250,20; ochenta y cinco mil kilómetros: 85 000 km (la letra k es para los miles y la m para los metros. No se debe escribir KMT o KMTS, como hace ilegalmente el MOPT en la señalización de las carreteras, y tampoco KMTS/H).

En el ensayo sobre la vida de Arjona se usó el punto para 3 000 y 4 000. No sé por qué. Para el año 2014 también se debería usar el espacio, pero la Real Academia no lo considera así.

Mario Espinosa Flores

San Francisco de Dos Ríos

Hueco en acera

El peligro inminente que existe en la acera del Cementerio Obrero de Cartago, frente a la entrada principal, debe atenderse de inmediato. Un hueco de cinco metros de diámetro aproximadamente y que en época de lluvias se llena hasta el tope, con el consiguiente riesgo de que una persona sufra, como mínimo, una fractura dependiendo del costalazo.

Este paso peatonal es frecuentado diariamente por gran cantidad de vecinos, por la cercanía de centros comerciales, y muchos lo utilizan también para hacer ejercicios a toda hora. Ojo, autoridades, no dejen para mañana lo que pueden hacer hoy.

Manuel Antonio Campos Guevara

Cartago

Carretera sin demarcar

La vía que sale de Nicoya por el Puente de la Amistad sobre el Río Tempisque hacia San Ramón carece de demarcación. Se nota la urgencia de pintar líneas blancas a ambos lados y líneas amarillas en el centro, para evitar los adelantamientos temerarios y contar con la visión adecuada de los límites al conducir de día o de noche. Tampoco se observan señales geográficas que indiquen por cuáles sitios transitamos, causando desorientación al circular. A lo largo de ese trayecto, no se ve ni un solo oficial de Tránsito. Únicamente en el peaje de San Ramón hay un puesto de control en el que revisan documentos al día.

Sergio Francisco

Solano Céspedes

Los Yoses

Despilfarro

Gastar más de cuatro millones de dólares en una reunión de presidentes de América Latina y el Caribe me parece exagerado. Traer una mesa prestada de Cuba es una bofetada a los artesanos nacionales que son capaces de hacer cualquier mueble de gran calidad y a un buen precio.

Homero Escorcia López

Pavas

Artelec, Morazán

Hace unos días debí esperar por la pieza de un televisor. El tiempo se hizo corto ante la amabilidad del personal de esta distribuidora de electrodomésticos. Ellos saben colocar al cliente en el centro de su trabajo. Además de los precios tan competitivos, la diferencia la hace el equipo humano. El buen trato es un plus que no todos los comercios tienen ¡Felicitaciones al personal de Artelec, Morazán!

José Luis Valverde Morales

Escazú

Padres y educación

Felicitaciones por el estupendo artículo “El pecado original de la educación”. Si bien es cierto que el escaso compromiso del docente por ayudar a salir adelante a sus alumnos explica en parte la baja calidad de la educación y la deserción convendría que el autor insista más en la “ausencia del padre en el hogar”. Este factor es mucho más importante.

Carlos Urdaneta Finucci

Venezolano residente

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota