Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 21 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Rifas en noticiero

Entradas para El Chinamo

Soy como cientos de costarricenses un asiduo televidente de los noticieros nacionales. Todos tienen sus virtudes y sus defectos. Pero sí quiero aprovechar este medio para comentar algo que no comparto para nada, y es lo referente a Telenoticias, un noticiero que me gusta por como presentan las noticias y las desarrollan; sin embargo, he comentado con familiares y amigos lo chocante que es que en medio noticiero se pongan a rifar entradas para El Chinamo.

Cuando uno sintoniza un noticiero es para informarse de todas la noticias nacionales e internacionales, y en pleno desarrollo de estas le salen a uno con esas rifas; para terminarla de hacer, le suben el volumen a la señal cada vez que mandan a corte comercial. Creo que hay miles de personas que pensamos y hacemos lo mismo: pasarnos a ver Noticias Repretel.

Víctor Torres Chacón

San José

Wanchope

No sé por qué la Federación le va a pagar a un entrenador extranjero millones para que venga a hacer lo que Wanchope, Marín y su equipo han estado haciendo de forma excelente. Wanchope ha dado la talla, y si se considera que todavía le falta más para ser entrenador de clase A, que está dentro de lo posible, entonces con los millones que piensan entregar al nuevo entrenador deberían mandar a Pablo y a Marín a Europa por unos seis meses a terminar de foguearse en las mejores escuelas. Pablo ha sido un excelente jugador a nivel internacional por muchos años, ha sido entrenador a nivel nacional y para el Mundial 2014 se entrenó suficiente con Pinto, de grato e ingrato recuerdo, y mucho aprendió, puesto que lo ha hecho de forma excelente. Además, se lleva bien con los jugadores y ha callado algunas bocas con sus resultados. Cuánto nos ahorraríamos en dejarlo como entrenador, pues tenemos jugadores de primera pero seguimos siendo un país pobre.

Yamilette Gutiérrez Cordero

Pavas

Hermosa zona norte

Nuestro país es una sinfonía de espacios hermosos y coloridos. Sin duda, mucho que ofrecer a quien, gratamente, nos visita. En días recientes he viajado a San Carlos muy de mañana. Cruzando las preciosas tierras de Zarcero, he visto despuntar el alba y el celaje de un amanecer que aún no es. Entonces, recordé a Julián Marchena y, aunque el Sol apenas insinuaba asomarse, pensé en su “Romance de las carretas”, donde describe lo contrario, la tarde: “Cuando el día ya no es día/ y la noche aún no llega,/ –perfiles desdibujados,/ cielo azul de luces trémulas–,/ por las rutas del ensueño/ van rodando las carretas”.

La carretera que lleva hasta San Carlos es bordada por aquellos quebrados terrenos, verdes y olorosos a frescura, en los que manos laboriosas sacan el mejor provecho de una generosa tierra. A esa hora, las vacas, pacientemente, se enrumban a las lecherías, mientras nuestros verdaderos labriegos, bien abrigados, sacan los mejores frutos del esfuerzo diario. Entre las montañas azul-verdosas, en cuanto comienza el descenso para llegar a San Carlos, se deja ver, a la distancia, el cono del volcán Arenal, sobre el que baila un trazo de aparente humo que compite con las nubes.

En estos momentos en que la inseguridad agobia a esta zona, pues el hampa ha hecho de las suyas y ha robado los sueños y esperanzas a más de uno, las autoridades deben prestar mucha atención, de manera que sus habitantes vuelvan a su bucólica tranquilidad, donde el trabajo sea fuente de satisfacción.

Maritza Mena Campos

Tibás

Quien nada debe...

Dieciocho “padres de la patria” del Partido Liberación Nacional, enfurruñados, exigen cerrar investigaciones sobre anomalías en el MAG, o de lo contario entorpecerán la votación del presupuesto extra.

Uno maliciosamente pensaría que si adoptan tal posición no moral es por algo. Y si es así, ya el “pleito” no es con el Gobierno actual, si no contra todo un pueblo que exige al Gobierno llevar a cabo las investigaciones de las anomalías del MAG (supongo herencias de la administración anterior). Ante esta situación, las investigaciones deben llevarse a cabo hasta las últimas consecuencias, y en caso de encontrar anomalías, revelarlas junto con los nombres de quienes están involucrados. Creo que en la democracia que vivimos tenemos ese derecho.

Carlos Masís Acosta

Cartago

Tiempos de salud

En una cadena de Facebook se formaron opiniones de varios Ebáis. Y todos apuntan a lo mismo. Sirven para palear enfermedades rapiditas, como gripes, diarreas, problemas asmáticos. En su mayoría son doctores jóvenes generalistas, es decir, saben de todo un poquito. El problema se da cuando debes recurrir a un especialista. Primero, exámenes de sangre: unos están en ocho días, otros en mes y medio o dos meses (caso de la T4 para asuntos de tiroides). Luego de que llega el examen, te remiten a la clínica Marcial Fallas, en mi caso. Luego ahí te ve otro médico generalista, que, de evaluarlo positivamente, lo remite al Hospital San Juan de Dios, lugar del especialista, y empezás a hacer fila para una posible operación. Para entonces, pueden haber pasado cuatro meses, si le va bien, o un año o más. Para entonces, ya podrían estar velándolo. ¿Cómo reducir los tiempos? No lo sé, ni lo sabían todos los amigos de Facebook.

Mario Valverde Montoya

Desamparados

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota