Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 18 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Educación y economía

Ciudadanos bien instruidos

Aprovecho esta oportunidad para felicitar a Ronulfo Jiménez y a la Academia de Centroamérica por el aporte que ofrecen al país con los hallazgos de su investigación sobre el rendimiento en bachillerato, publicada el domingo 7 de setiembre en este periódico. Este importante trabajo revela también, en mi opinión, la escasa relevancia que se le ha dado al tema del desarrollo cognitivo en la formación docente y en la práctica pedagógica. Resultado de ello es el poco dominio de los estudiantes de las habilidades básicas para el aprendizaje, como el cálculo y la lectoescritura.

Este aporte de la economía –ciencia social por excelencia– a la educación es un llamado para que de una vez por todas se coloque a esta última en el primer lugar de la agenda nacional. Con ciudadanos bien instruidos y mejor formados como personas se conseguirá el ansiado desarrollo económico, social y espiritual que requiere nuestro país.

Sandra Arauz Ramos

Moravia

Agradecimiento

Mi sincero agradecimiento al personal del quinto piso y de la Unidad Coronaria del Hospital México, especialmente a los doctores Luis Diego Quesada, Isaac Tames, Mauricio Obon y David Villegas, quienes junto a enfermeras, asistentes y a todo el personal día a día se esmeraron en atender de la mejor manera a los pacientes, aun en los tiempos de crisis que atravesó el hospital durante mi internamiento. A las damas voluntarias por su delicada y desinteresada labor: Muchas gracias.

Sonia Espinoza Fallas

San José

Ideas para mejorar transporte

En Costa Rica estamos tratando de revivir un sistema de trenes a todas luces obsoleto. Me parece que la Municipalidad de San José debe ver experiencias que han dado soluciones en otras ciudades, como Medellín, Colombia, que construyo un metro y un metro cable hace 16 años, que son ejemplo para todas las ciudades que sufren de congestionamiento, como San José. Este sistema de metro es una joya en mantenimiento y limpieza. Transita a través de la ciudad por un puente elevado de concreto que fue construido sobre las mismas vías, las cuales aún funcionan. Por otro lado, tienen dos líneas de metro cable, que es un teleférico que viaja por encima de los barrios y que está suspendido sobre unas torres de hierro. En cada carrusel pueden viajar 10 personas. Todo este sistema es eléctrico, cero contaminaciones de humo o sonidos. Para hacer una comparación, un recorrido de la estatua de León Cortes a San Pedro de Montes de Oca, con paradas, puede tardar uno 20 minutos.

Nuestras autoridades e instituciones deberían de empezar a invertir en estudios de estos sistemas con visión al futuro, en lugar de tratar de revivir un sistema de trenes que es ineficiente y conlleva una serie de problemas.

Bernardino Rojas S.

Liberia, Guanacaste

Florencio del Castillo

En la carretera Cartago - San José vienen ocurriendo muchos accidentes. Hay quienes dicen que se tiene que hacer una valla de protección. ¿Para evitar qué?, si los accidentes ocurren por la velocidad desmedida de muchos conductores, si a estos se les puede llamar conductores. Con una valla lo que ocurre es que el vehículo no se tira ala izquierda o ala derecha, sino al centro de la carretera, golpeando fatalmente al que viene en el otro carril. No hay que pensar en vallas, recuerden que es dinero de todos los costarricenses.

Ahora: si quieren seguir alcahueteando a esos conductores irresponsables, entonces pongan llantas en las orillas de la carretera, como hacen en las pistas en otros países, y así nos evitarían que los piqueros vengan a la Lima y a otros lugares a hacer de las suyas. Recuerden, la Florencio del Castillo no es la culpable de los accidentes. No hay carreteras peligrosas: el peligroso es usted.

Luis Barahona Gutiérrez

Cartago

Crítica a periodistas

Qué cansado es tener que escuchar a ciertos presentadores de Noticias Monumental y sus evidentes parcialidades. Dejan en claro sus preferencias políticas y hasta futboleras, haciendo mofa incluso de los equipos contrarios, lanzando burlas ofensivas e irrespetuosas. Parte del profesionalismo de un periodista es nunca dejar expuestas sus preferencias.

Como si eso no fuera suficiente, hacen extensiones molestas de las noticias que están presentando, dando su opinión, muchas veces innecesaria y tendenciosa. Lo que queda es pegar perillazo .

Kattya Obando Solano

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota