Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 06 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Incongruencia municipal

La calle de los artesanos

Llama la atención la reacción de la Municipalidad de San José en el conflicto por la calle que desde hace años utiliza un numeroso grupo de comerciantes y artesanos para vender sus productos. Independientemente de la resolución legal que resulte en los tribunales de justicia, no parecen tan preocupados por la obstrucción vial y el fracaso logístico que resultaron del malogrado proyecto del Barrio Chino. Los congestionamientos que se generan en ese punto en horas pico representan contaminación, estrés y pérdida de tiempo para muchas personas. Y ni recordar lo que costó que retiraran aquellos famosos reductores de velocidad de inspiración precolombina, situados bajo sendos semáforos.

Proyectos frustrados como el del mercado del Paso de la Vaca en el 2000 marcan una serie de antecedentes sobre decisiones nada favorables para los vendedores y para los contribuyentes. En tanto, en los alrededores del distrito de hospitales (San Juan de Dios, Blanco Cervantes y Hospital Nacional de Niños), los vehículos se estacionan en doble fila y se ubican ventas informales que obstruyen el paso de las ambulancias, lo cual genera contaminación en perjuicio de los pacientes.

Ojalá se busquen soluciones basadas en la concertación y que sean permanentes e integrales para estos lamentables problemas.

Robinson Rodríguez Herrera

San Pedro de Montes de Oca

Resolución incompleta

Por fin, después de más de 14 meses de espera, la Aresep me notificó hace dos días la resolución de una queja contra el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados interpuesta el 19 de junio del año pasado.

En ella, una parte de la queja se ordena archivar y la otra se envía a estudio de nuevo, y se dan 24 horas para responder de acuerdo al artículo 292 de la Ley General de la Administración Pública. Pero sucede que esta normativa no menciona nada de plazo y se refiere a peticiones extemporáneas, impertinentes o evidentemente improcedentes.

La queja interpuesta contra el AyA es por cobrar por más de dos años, y en casos por más de cinco, a usuarios del Condominio Almería la tarifa de agua que no corresponde al uso doméstico. Señores del Aresep, resuelvan a derecho. ¿Acaso es esta queja improcedente o impertinente?

Álvaro Solera González

Escazú

¿Revivir a Liberación Nacional?

Hace días vengo leyendo y escuchando a personas que pretenden reconstruir el PLN. Me pregunto si tales personas habrán leído la historia de Costa Rica, porque ningún partido político ha durado tantos años como este, que con sus 63 años y con los millones de colones gastados en campañas, la popularidad se le vino abajo en las elecciones recién pasadas.

Además, doña Laura Chinchilla había llegado al poder con votos de todos los partidos que deseaban ver a una mujer en la casa presidencial, sin quitarle méritos a la expresidenta.

Considero que el PLN perdió mucho apoyo desde la década de 1980, cuando varios excombatientes del 48 expresaron que su esfuerzo fue en vano por los vicios que se estaban dando desde entonces, y porque los ticos ya saben cuál partido ha permitido que se receten salarios de más de ¢30 millones por mes, cosa que no debería suceder en un país donde existen sueldos de ¢300.000 o menos, y pensiones raquíticas, mientras otros se autorrecetan pensiones de lujo y privilegios odiosos y reprochables.

Efraín Solís Ureña

San José

Premio merecido para Elizabeth Odio

Pude ver el premio que le otorgó la Universidad de Costa Rica a la doctora en leyes Elizabeth Odio Benito por su trayectoria profesional y humana.

Inspirada en los astros y en la inmensidad del mar, hizo un resumen de su vida académica en una forma magistral. Al suscrito le devolvió la fe de que sí hubo políticos valientes, inteligentes e intachables en nuestra vituperada y vilipendiada sociedad, donde los valores se perdieron y a nadie le interesa volver a recuperarlos.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

¿Defensa del consumidor?

El 27 de junio del 2008 denuncié a Ópticas Jiménez ante la Dirección de Apoyo al Consumidor, expediente 959-08, por la mala confección de un par de anteojos, que fue resuelto a mi favor hasta el 8 de febrero de 2013, ordenándose la devolución del monto pagado. Año y medio después, la empresa no ha cumplido la condenatoria por no haber sido notificada la resolución, lo cual constituye notable omisión de esa comisión.

José Fco. Bonilla Ureña

Zapote

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota