Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 31 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ad Astra Rocket

Crear una academia

Como costarricense y ciudadano del mundo, me siento orgulloso de que una persona como el Dr. Franklin Chang Díaz tuviese la iniciativa y el coraje de fundar una compañía como Ad Astra.

Después de escuchar en reiteradas ocasiones su amor y devoción por lo que cree e impulsa y sus fervientes deseos de que este programa cobije a muchos científicos nacionales e internacionales para evitar la “fuga de cerebros”, sugiero que se analice la posibilidad de que la compañía tome en cuenta la creación en su interior de un centro internacional de posgrado, donde los científicos puedan dar aportes para el mejoramiento de tres ejes principales: propulsión espacial, energía alternativa y desarrollo e investigación pura, con sus respectivos subejes.

Este centro, como bien lo dijo el Dr. Chang, debe propulsar una muy buena educación, contar con un complejo de vivienda digno para los investigadores, con un buen centro de salud (que podría coordinarse con el Hospital de Liberia) y su reputación le ayudaría a traer científicos de renombre como profesores.

Esta iniciativa se la transmito al Gobierno con el fin de lograr cristalizar un hecho sin precedentes en el país y crear las sinergias que tanto nos hacen falta.

Fernando Villalobos Sole

San José

¿Pañalitis? No existe

Una empresa transnacional fabrica y vende un producto para aliviar la irritación de la piel de los niños por causa de la orina, heces, etc., y lo anuncian con frecuencia en televisión. Tengo mis dudas de si en realidad es una inflamación y contradigo que es una irritación. En mis trabajos sobre orismología y etimología, es decir, sobre cómo se deben formar y han formado los términos científicos, incluyo muchos ejemplos de palabras que terminan con “itis”, no solo en el campo médico o patológico. Otras las vemos en el habla coloquial (perecitis, telefonitis, vaguitis, mamitis, etc.).

La idea que prima al crear un término médico o de uso ordinario es el uso correcto del idioma. Con hepatitis, incluimos el hígado; con esplenitis, el bazo, etc. Los ejemplos anteriores direccionan lo que deberemos entender con “pañalitis”: la inflamación del ¡pañal!

Como se puede notar, es un absurdo lingüístico que deja de lado la idea principal, cual es aliviar, prevenir o curar la dermatitis o dermatoitis, es decir, la irritación de la piel, aun mal entendida por ser una irritación y no una inflamación.

Y para colmo de males, ningún diccionario de costarriqueñismos registra este americanismo: “pañalitis”.

Rigoberto Guadamuz Monge

Desamparados

Servicio de Tigo

Continúa la mala atención de Tigo. El 25 de agosto llamé para una consulta, sin embargo, el funcionario que me atendió no la pudo resolver y, a pesar de que solicité que me pasara con el supervisor, este ni siquiera se dignó a contestarme. Pedí con otro funcionario de mayor nivel y se me negó el acceso. ¿Será que los clientes que pagamos a este tipo de empresas no somos de valía para ser atendidos como corresponde?

Rodolfo González S.

San Rafael de Heredia

Basura en Hatillo 8

Qué decepción sentí el domingo al pasar junto con mi familia por la radial de los Hatillos, concretamente en Hatillo 8; si bien hoy en día se hace frecuente observar basura en diferentes carreteras del país, en este sector la situación es crítica. Da pena ajena pensar que algunos de los vecinos de ese lugar con toda tranquilidad sacan su basura y la botan a la orilla de la pista, lo que es observado y criticado por todos sus hermanos costarricenses que deben pasar por allí y se preguntarán: ¿acaso esa gente no tiene educación o será más bien que se sienten complacidos de ser tan cochinos?

German Mora Ramírez

Heredia

Buena labor policial

Fructífera labor de nuestros policías limpiando la capital de personas indeseables que hace mucho rato habían sentado sus reales, dañando la paz y tranquilidad de los vecinos. La muerte de seis personas producto del conflicto entre bandas fue el detonante que obligó a nuestras autoridades a tomar Calle Fallas y lugares circunvecinos con resultados satisfactorios. Se detuvo a varios elementos y un buen número de armas. La red de vigilancia se extendió a paradas de buses y zonas conflictivas.

Somos dados a criticar a la Policía con exigencias mal intencionadas, pero cuando una buena estrategia rinde frutos debemos reconocerla. No olvidemos el decomiso de drogas que se ha dado últimamente. Felicitaciones.

Manuel A. Campos Guevara

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota