Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 28 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

CCSS conserva patrimonio

Respuesta a lector

En respuesta a la carta publicada por el Sr. Teodoro Evans (26/8/2014), la Caja Costarricense de Seguro Social de manera periódica realiza exposiciones como la del Museo Calderón Guardia, en la que se muestran las obras que mantiene en resguardo como inversión patrimonial pública.

Desde hace más de una década, la CCSS tiene una unidad especializada que, entre otras tareas, se dedica a la conservación de su colección; a la fecha, un 98,7% del total de sus piezas se encuentra entre buen y óptimo estado, a pesar de no contar con espacios técnicamente controlados y con obras que datan de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Las piezas falsas se adquirieron cuando la institución no contaba con dicha unidad, que hoy le da seguimiento exhaustivo y control de la seguridad a cada pieza.

Cada año, con base en criterios técnicos y el monitoreo de la colección, se determina de manera prioritaria un lote que se somete a procedimientos de conservación o restauración; se seleccionan a expertos, quienes intervienen profesionalmente cada obra, aspecto que se refleja en la muestra de Fausto Pacheco.

La institución coincide con el señor Evans en la importancia de la salvaguarda patrimonial para las futuras generaciones y se alegra de que apreciara esta exposición, abierta al público hasta el próximo 27 de setiembre.

Rodrigo Solís Jaime

Jefe, Patrimonio Cultural

Vecinos molestos

El 14 de julio del presente año, envié por este medio una nota donde manifestaba el malestar de nosotros, los vecinos de las urbanizaciones Villa Cecilia, Los Pinos, Lindo Horizonte y Condominio Corazón de María, localizadas en San Antonio de Coronado, distrito Patalillo, por el abuso del centro educativo Costa Rica Christian School y la iglesia Vida Abundante, los cuales utilizan nuestra calle, que es la única que existe como entrada y salida de los habitantes de estos cuatro complejos habitacionales, como si fuera algo construido por ellos.

Ni las municipalidades de Moravia y Coronado ni las instituciones educativa y cristiana se han pronunciado al respecto.

Mientras tanto, nosotros seguimos sufriendo el abuso del paso de todos los vehículos y microbuses que entran y salen por dicha calle a dejar en las mañanas a estudiantes a ese centro educativo y al mediodía y tarde a recogerlos. Esto causa en muchos momentos presas, contaminación y ruido a los que vivimos en esos lugares, sin tener nosotros que ver nada con ellos. Estas instituciones no están instaladas en ninguna de las urbanizaciones mencionadas, sino que se encuentran frente a la vía principal de San Antonio, a cien metros de nuestra calle, con tres portones bastante grandes, los cuales bien planificados pueden dar buen servicio de entrada y salida a sus clientes.

Cabe indicar que esta institución no le permite a los vehículos de padres de familia y microbuses ingresar por los portones que están frente al edificio y por tanto los obliga a entrar por nuestra calle. Además, los sábados a las 8 p. m. y los domingos en la mañana, con los cultos, nuestra calle se satura de tal manera que a los que ahí vivimos se nos hace difícil salir o entrar con nuestros autos.

Jose Braulio Salazar Delgago

San Antonio de Coronado

Exuberante, sin hache

En la Revista Dominical del 17 de agosto, en el reportaje “El piloto que domó la pista de Corcovado” aparece la cacografía “entre la exhuberante arboleda”. Si bien es cierto que en español no tenemos el verbo exuberar, como sí existe en inglés, este viene de latín exuberar , donde uber indica fértil, fertilidad del suelo, y en plural, pechos, ubre; puede notar el lector que no lleva una hache.

He aquí una muestra que deja patente el beneficio de conocer el origen de las palabras, que casi siempre mantienen su grafía, gracias a la fuente de donde han sido tomadas. Como sabemos, el adjetivo exuberante –reitero, sin hache– aparece en los diccionarios como “desarrollado extraordinariamente”.

Rigoberto Guadamuz Monge

Desamparados

Precios más altos

El 17 de agosto me presenté a la tienda Aliss en Multicentro, Desamparados, con mi familia a efectuar una compra. Cuando me presenté a cancelar, los artículos marcados estaban con un precio mayor. Le hice ver a la cajera el error. Desde donde ella estaba podía ver los rótulos, sin embargo, casi en mi cara los quitaron. La cajera se fue, tardó en volver y al rato apareció una persona que se supone es jefe. Me dijo que el precio que estaba era un error y que no podía hacer nada. Un señor mayor, colaborador de ahí, estaba de testigo, me dijo que por qué no me habían cobrado al precio que estaba rotulado y le contesté que no sabía. Esa señora me atendió bastante mal, casi en tono de burla. Jamás volveré a comprar ahí. ¿Qué hace el Ministerio de Economía? ¿Qué dice la gerencia de esta empresa?

Ruth Quesada Valverde

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota