Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 26 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los famosos 100 días

Tiempo insuficiente

Los costarricenses elegimos a nuestros presidentes por períodos constitucionales de cuatro años, que equivalen a 1.440 días. Por tanto, no es coherente, ni lógico, que estemos hablando de los famosos 100 días de un periodo gubernamental. Eso es un simple invento y copia del extranjero, que en nuestro país constituye toda una majadería y necedad para cualquier grupo gubernamental, pues se sabe que aquí cada 1.° de mayo el presidente de la República debe rendir un informe ante la Asamblea Legislativa y al final de su mandato dar cuentas de lo que se hizo y no se hizo en su gobierno ante la opinión pública. Además, en 100 días es imposible que un gobierno realice milagros, que incluso son difíciles de hacer en un cuatrienio.

Ramiro H. Jiménez Rodríguez

Moravia

Respuesta de Aresep

En respuesta al señor German Mora Ramírez ( Cartas, 23/8/14), le comunicamos que Aresep cumple con el principio de transparencia. La información es pública y por eso se difunde en los medios de comunicación. Nos puede referir un número de fax para enviarle la lista de estaciones de servicio que registraron incumplimientos en el primer semestre del 2014, o también puede consultar la publicación del periódico La Teja del 7 de agosto. Favor llamar al 2506-3290.

Ana Carolina Mora

Comunicación

Niños y flores en la misa

Los domingos en la misa de 10 de la mañana de la parroquia San Miguel Arcángel, los vecinos de Escazú nos recreamos con la presencia de los niños que asisten ataviados con sus mejores galas.

Son dignos de admiración por su comportamiento ejemplar; alegremente y con fervor desfilan hacia el altar, bajo los acordes de Alabaré y las palmas de los adultos, a compartir la paz con el presbítero Germán Rodríguez, que imparte sus sabias reflexiones.

Es una bella Iglesia decorada con muchas flores, artísticamente colocadas por una familia de la comunidad que las dona todas las semanas. Entusiasma ver a parejas jóvenes de padres comprometidos con la formación religiosa de sus retoños, velando por su espiritualidad futura.

Cecilia Prestinary Montero

Escazú

Fugas de agua sin reparar

¿Será posible que algún día nuestros hijos y nietos se pregunten en qué estaría pensando el AyA?

¿Por qué fugas de casi dos años en Lindora de Santa Ana, reportadas innumerables veces, no han sido arregladas? Incluso se envió una carta detallada a la Contraloría de Servicios y el agua sigue corriendo sin piedad.

Funcionarios del AyA: “El agua es vida, cuidémosla”.

Roxana Gómez Roldán

Santa Ana

¿Transparencia?

El INVU cierra un día hábil para celebrar el sesenta aniversario. La viceministra de Gobernación dice que hay que entablar conversaciones con el Gobierno de Nicaragua, y el canciller dice que no hay condiciones para ello. ¿No es que con Costa Rica no se juega?

Homero Escorcia López

Pavas

Fausto Pachecho

Al fin disfrutamos de una vasta exposición de la obra de Fausto Pacheco y otros artistas nacionales en el museo Rafael A. Calderón Guardia.

En La Nación del 26 de enero del 2003 se comenta que de los 57 cuadros de Fausto Pacheco que están en la CCSS, 13 son falsos. No solo se comenta la falsificación, sino el robo de obras de arte valiosas a nivel nacional y mundial.

Da pena cómo una colección valiosísima de pinturas nacionales se encuentra en las paredes de oficinas selectas de la CCSS, con un acceso limitadísimo. Cómo es posible que no hayan seguido el ejemplo de Catalina La Grande, quien cedió sus obras de arte a la fundación de lo que sería el monumental Museo del Ermitage, en San Petersburgo (Rusia).

Es hora de que la CCSS done estas obras a museos nacionales, no sólo de Fausto Pacheco, sino de otros pintores y escultores que tienen en oficinas, clínicas y hospitales, algunas deteriorándose y expuestas a robos.

Lo ideal es que se construya el Museo de la CCSS, siguiendo el ejemplo del INS con el Museo del Jade. Rescatemos el arte nacional, es la herencia para nuestros nietos.

Teodoro Evans

Curridabat

Proyecto para el agua

En nuestro país se habla mucho del agua, pero no se llega a ninguna parte. Me preocupa ver tantos lotes destinados para urbanizaciones y que aún están ahí, paralizados, sin construir.

Me gustaría que los diputados, en lugar de estar peleando por cosas que no vienen al caso, propusieran una moción de ley para darle a las municipalidades la potestad de obligar a todos los urbanistas a dejar un espacio grande para hacer una especie de bosque y llevar todas las aguas desechadas ahí y luego sacarla con perforaciones ya purificada, y así no se perdería ni una gota. Como se maneja actualmente, toda va a parar a los ríos y luego al mar.

Mientras no se tomen decisiones de esta índole, las futuras generaciones tendrán muchos problemas con el acueducto.

Luis Barahona Gutiérrez

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota