Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 26 de julio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Derechos laborales?

Conflicto por liquidación

El pasado 10 de abril fui despedida de la empresa ADN Datacenters y, en virtud de mi despido, dicha empresa indicó que la liquidación se haría en tractos de 10 meses. Acudí al Ministerio de Trabajo a una conciliación con el patrono, amparada por el Código de Trabajo, donde se indica que las liquidaciones por despido deben ser entregadas inmediatamente o, en su defecto, máximo 30 días después. Como no acepté, el Ministerio solo dispuso que no hubo conciliación y que me reservaba el derecho de ir a tribunales.

¿Dónde queda mi derecho –que se establece en el Código de Trabajo– ante este tipo de incidentes? ¿Quiere decir que ADN Datacenters me pagará a su conveniencia, y no como debe ser? Definitivamente, ¿dónde están nuestros derechos laborales?

Marianella Villanueva de Sárraga

San José

Supervisión municipal

En San Joaquín de Flores, a escasas tres cuadras de la Municipalidad, en la conflictiva esquina de la llantera Matamoros, acaban de cometer un abuso contra los transeúntes, de los tantos que ocurren en el cantón. Es cierto que en muchos sitios hay poco espacio para aceras, pero es indignante cómo en este se prioriza la entrada de los vehículos por encima del peatón. Por este motivo, una silla de ruedas o un coche de bebé tendrán que competir por un espacio en la calle. La municipalidad debe supervisar y asesorar a los vecinos. Salgan de la oficina y comprueben las violaciones que cada día se cometen contra los peatones.

Marvin Hidalgo Barrantes

Heredia

Honoris causa

En vista de que el profesor Jorge Luis Pinto ha logrado muchísimo más por este país que lo que han hecho algunos politiquillos criollos, sugiero a las autoridades de la Universidad de Costa Rica que le otorguen un doctorado honoris causa . Los hechos así lo demandan. Unió un pueblo sin distingos socioeconómicos, religiosos, raciales, políticos, sexuales e intelectuales; no es cualquiera el que lo pueda imitar.

Delano Coleman Raphael

San José

Calle congestionada

La calle de Los Chenchos, que arranca de la entrada principal de los Tribunales de Justicia hacia el norte, en Cartago centro, a todas horas del día es invadida por un sinnúmero de vehículos, incluidos los pesados. La genialidad de la ciclovía dio pie al desastre vehicular. Lo preocupante del caso es que la famosa arteria no cuenta con aceras y la tubería de agua potable es del año del caldo, al igual que las aguas residuales. Su doble vía la expone a un deterioro en poco tiempo.

El tránsito peatonal es voluminoso por la existencia de dos templos y una escuela en el trayecto. Invito al Departamento de Ingeniería del Tránsito del MOPT a que estudie la posibilidad de convertir la calle paralela, que está al lado este de los tribunales, en una vía de doble sentido, pues su amplitud y aceras bien demarcadas descongestionarían la calle de Los Chenchos, prevendrían un accidente y a la vez eliminarían la contaminación a la que estamos sometidos.

Manuel Antonio Campos Guevara

Cartago

Ruta Guápiles-Oreamuno

La carretera Guápiles-Oreamuno sería una ruta alterna muy importante y la más corta para comunicar el Valle Central con el Caribe a la altura de Guápiles, en un tiempo muy reducido comparado con las otras existentes y sin exponernos a un terraplén en la ruta 32.

Considero que sería conveniente invertir en esta nueva obra, antes de seguir gastando millones limpiando derrumbes en la 32. Además, se beneficiaría también a los vecinos de la zona sur del país y daría mucho desarrollo a comunidades agrícolas muy prósperas, como las faldas del Irazú, cuyos habitantes podrían exportar sus productos a nuevos mercados por el Caribe.

Con un poco de voluntad de los nuevos diputados y representantes de las comunidades, se podrá concluir esta obra que nos beneficia a todos, sobre todo cuando cierran la ruta 32.

Francisco Robles Chacón

Cartago

Agradecimiento

Le manifiesto al señor Miguel Carabaguíaz, expresidente ejecutivo del Incofer, todo mi agradecimiento por habernos devuelto el tren como medio de transporte y por dejar todo listo para que los alajuelenses pronto lo tengan. Como herediano, fue un honor haber colaborado con usted y las cuadrillas de trabajo. Fui testigo de los miles de dificultades, congojas y sacrificios que usted y su equipo pasaron para lograr esta titánica labor. Ahora en Costa Rica podemos hablar de un antes y un después de Miguel Carabaguíaz al mando del Incofer. Ojalá pronto lo tengamos nuevamente al servicio de la patria.

Iván Enrique Bolaños Lobo

Heredia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota