Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 30 de junio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Timo por teléfono

Supuesto premio

Quiero reportar un timo que trataron de hacerme usando el nombre del Banco Nacional, y creo que también lo están haciendo en nombre de otros bancos.

Una persona que se hace pasar por Óscar Sánchez, presentador del programa Giros de Repretel, llamó al teléfono de mi casa y dijo que nos habíamos ganado una pantalla de 60 pulgadas y ¢750.000 si tenía una cuenta en el Banco Nacional. Dijo que se trataba de una promoción del ICE y el Banco Nacional administrada por Giros .

Me hicieron pasarme al celular y llamar a un teléfono determinado; en otro momento me llamaron de otro número. En todo momento me mantuvieron al teléfono y me dieron instrucciones de tramitar el servicio de Banca Telefónica en la sucursal del Multicentro Desamparados. Una vez que lo tenía en mi mano, me pidieron digitar en el teléfono mi cédula, lo cual no me importó porque es un dato público, pero después querían que digitara mi clave de Banca Personal, a lo que me negué rotundamente. Ellos insistían que ese número era el que validaba el premio.

Poco antes de llegar a Repretel cortaron, y cuando pregunté ahí, me dijeron que no era el único, que antes había llegado otro señor preguntando por el premio.

A mí no me timaron, pero me preocupa que podrían robarle a gente más ingenua.

Rolando Cordero Carballo

Escazú

Queja a Fonabe

Quisiera exigir por este medio respuestas claras del Fondo Nacional de Becas (Fonabe). Una enorme mayoría de solicitudes por parte de los padres de familia son rechazadas bajo la excusa de documentación incompleta, lo cual es falso pues todos y cada uno de los documentos son aportados y son revisados hasta el cansancio por el encargado de la recepción en los centros educativos.

En Fonabe caen en el terrible error de no realizar una investigación óptima del posible beneficiario, pues terminan otorgando la ayuda económica a personas que realmente no la necesitan, habiendo familias aún mas necesitadas que realmente utilizarían la ayuda. Al llamar a la central telefónica le tiran la pelota a la escuela, pero en la escuela dan pruebas claras y contundentes de que realmente es inoperancia, pereza y burocracia en su pura esencia por parte de Fonabe.

Josué Ariel Sotelo Aguilar

San José

De la CCSS a Jupema

De los 4.000 funcionarios con opción para pasarse de la CCSS a Jupema, más de la mitad no podrán pasarse. La razón: ya tienen las cuotas necesarias y los años para pensionarse por la CCSS, algunos con el 60%, otros con un poco más, por tener más cuotas acumuladas. En caso de pasarse a Jupema, tendrían que sacrificar el total de la cesantía y hasta pagar un poco más. No vale la pena. Por eso, el estudio real no debe partir de los 4.000 funcionarios, sino de los posibles, lo que haría el hueco menor. Además, el paso es para subsanar un error inducido en el año de 1995.

Mario Valverde Montoya

San Antonio de Desamparados

Lo siento

Señora Vilma Chavarría: Me preocupa, según dice en su carta (21/06/2014), que la peregrinación de los fieles no le permitiera a usted viajar hacia Cartago. Sin embargo, me preocupa más que usted no sea creyente. Desde ahora oraré por usted.

Ana Victoria Jiménez Vaglio

Escazú

Sismo católico

Los sismógrafos de todo el mundo se quedaron cortos para medir la intensidad del sismo católico que tuvo lugar en el Vaticano con motivo de la elevación a los altares de San Juan Pablo II y San Juan XXIII. Quedó impreso en nuestros corazones para el resto de la vida ese acontecimiento que se vivió a plenitud. No existe la menor duda de que la fe católica se desbordó como terremoto, arrastrando a los que creemos.

El ingrediente que no se puede pasar desapercibido fue la presencia de Foribeth Mora como testigo fiel del milagro de Juan Pablo II. Amarremos este sentimiento piadoso y oremos porque las bendiciones del cielo no se hagan esperar para este pedacito de tierra.

Manuel A. Campos Guevara

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota