Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 16 de junio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Robo de artesanía

Microempresaria en el FIA

Soy una artesana microempresaria, madre de familia y quiero hacer pública una injusta situación que estoy pasando. Participé en la pasada feria artesanal del FIA, donde pagué ¢200.000 por un espacio en un stand . La feria dio inicio el 3 de abril pasado, y el 5 y 6 la cerraron debido a las elecciones presidenciales. Se nos indicó a todos los artesanos que dejáramos la mercadería bien empacada y entregáramos un inventario al guarda de seguridad, acto que procedí a hacer con 6 testigos. El lunes 7 de abril, al regresar por la mañana a la feria, me encontré con que toda mi mercadería (una colección de joyería en la que trabajé por 2 meses, valorada en más de ¢2 millones) había sido robada. Ante mi desesperación, una representante del FIA me indicó que ellos para eso tenían un seguro y que, terminada la feria, me tenían que pagar mi mercadería.

Puse la denuncia respectiva ante el OIJ, y entregué, también, la lista de testigos, de inventario con fotografías a la Administración del FIA. Pero ya han pasado más de 2 meses y nadie se hace responsable porque, ahora, el FIA dice no tener presupuesto para pagarme, y la empresa a cargo de la seguridad dice que solo pueden “ayudarme” con el pago del 50% de mi pérdida. ¿Qué se supone que debo de hacer? ¿Dónde están mis derechos? ¿Será que ahora que el Ministerio de Cultura está al mando de una mujer, las artesanas no vamos a sufrir estos atropellos y se respetarán nuestra condición y el trabajo que realizamos?

Grettel Sandoval Salazar

San José

Menos azúcar

Los especialistas en salud recomiendan ingerir menos azúcar diariamente porque nuestra población no sólo tiene más sobrepeso, diabetes tipo 2 e hipertensión que las generaciones anteriores. Dichosamente, en el mercado hay bastantes opciones de estos productos con sustituto de azúcar, pero no son suficientes. Por ejemplo, es difícil encontrar postres o refrescos que no contengan glucosa en supermercados y restaurantes. En el caso de las bebidas, casi todos los establecimientos de comidas sirven este producto con el azúcar incorporado. ¿Por qué no dejar también esa elección al consumidor?

Eugenia Soto Suárez

San José

Notificación de la Municipalidad

La Ley de Impuesto sobre Bienes Inmuebles establece, en su artículo 19, que la Municipalidad tiene quince días hábiles para resolver un recurso contra la valoración y el avalúo; sin embargo. En mi caso, la de San José tiene veintiún días y no me ha notificado nada. ¿Por qué?

Homero Escorcia López

Pavas

Control de llamadas

Para mediados del 2012, empecé a recibir llamadas hostigadoras, siempre a la misma hora entre las 6:00 a. m. y 6:05 a. m. Procedí a poner la denuncia en el Poder Judicial, y ellos le solicitaron a Telefonía Claro el reporte de las llamadas, según me ha indicado el funcionario que lleva el caso. En el Poder Judicial han tenido que ingeniárselas para averiguar correos electrónicos y enviar la solicitud de parte del juez.

Mi sorpresa fue que, el año pasado, me llamaron del Poder Judicial para entregarme el listado de las llamadas remitido por parte de Claro y así yo proceder a identificar las llamadas de acuerdo con las horas declaradas y, al revisarlo, noté que no lo mandaron en el rango de fecha solicitado por lo que sencillamente no sirvió. Volvieron a dar trámite a la solicitud del reporte y, a la fecha, no hay respuesta.

Lo peor es que el caso caduca el 27 de junio del 2014, y ya recibí una notificación en que le dan a Claro 3 días para pronunciarse. Lástima que la publicidad del buen servicio no lo lleven hasta los casos como este, porque estoy segura de que si hubiera sido con el ICE, el caso ya estaría resuelto.

Mariela Barboza Elizondo

San José

Demarcación de calles

En Alajuela, se hace una notable demarcación de vías públicas muy oportunamente pues, al igual que en todos lados, ha crecido mucho la presencia de vehículos. Sin embargo, me pregunto si las zonas señaladas tendrán un verdadero control de las autoridades pertinentes que hagan valer el esfuerzo humano y económico invertido y con los que se logre el objetivo de un mejor uso de esas vías. Podemos ver un total irrespeto a las zonas, tanto a las viejas como a las recién demarcadas: todo el mundo estaciona su vehículo donde les da la gana.

Si multaran a todos los infractores como debería ser, sobraría para pagarle a un oficial debidamente motorizado por calle o avenida y, quizás, hasta más.

Vicente Saborío Carballo

Alajuela

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota