Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 13 de mayo de 2014 a las 12:05 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Protocolo para celulares

Molestos distractores

Es importante establecer en el sector público y privado reglas de etiqueta y protocolo para el uso de los teléfonos celulares y tabletas. En los cines y recitales, nunca faltan algunos que se entretienen manipulando sus celulares y distrayendo a los demás con las luces y sonidos que generan. A veces, a tal grado, que la película, el recital, la obra de teatro o la conferencia deben suspenderse para llamarles la atención.

En las aulas muchos docentes libran luchas cotidianas por encausar la atención de sus estudiantes, que se dispersan a cada instante. ¿Cuántas horas de productividad se pierden en ese momento, añadiéndoles el tiempo que demora el cerebro en volver a recuperar el hilo de la concentración? Luego, los patronos, trabajadores los padres y los mismos estudiantes se preguntan por qué si pasan tantas horas dedicados al estudio o trabajo ese tiempo no se refleja en un adecuado aprendizaje o en una óptima productividad.

Robinson Rodríguez Herrera

San Pedro Montes de Oca

Pregunta a educadores

¿Por qué nos castigan a los trabajadores, los estudiantes, los padres de familia, a los ciudadanos que nos damos a la tarea de salir adelante en nuestras vidas? No podemos ir a estudiar, a trabajar, a abrir nuestros pequeños negocios por sus manifestaciones de la huelga. Al no poder trasladarnos , nos quitan oportunidades y nos preguntamos: ¿por qué no castigan a las personas que ustedes creen que son los culpables de su problema?

Olman Paut Mora

Alajuela

Ruidoso festejo

Aunque no pueda creerse, el sábado 10 de mayo y el domingo 11, la Liga armó su propia fiesta en el Morera Soto. Se contrató un conjunto que tocó hasta las 4 de la mañana, con decibeles que llegaron a 80. Llamamos insistentemente a la Policía y al 911, y nadie nos hizo caso. Los vecinos tuvimos que soportar el desbordado festejo hasta el amanecer, y la única conclusión es que tal parece que a la Liga le gusta perder.

Elieth Lucía Viñyets Vargas

Alajuela

Herediano molesto

Está bien que celebren el campeonato que ganaron; pero don Juan Carlos Rojas debería tener más respeto por los demás clubes y no decir que “Saprissa no es Heredia” y que “la Cueva no es el Rosabal Cordero”. A mí me parece que con eso dice que Heredia es un equipo de segunda clase, y eso no es cierto. Debería retractarse.

Luis Manuel Muñoz Quesada

Heredia

Relaciones con España

“Duermo con España”, dijo el presidente Solís al príncipe de Asturias, usando una metonimia, para indicar que su pareja es española y que quería buenas relaciones con el país ibérico.

Curiosamente, la expresidenta Chinchilla tiene un marido español, por lo que el maridaje político tico-español ha quedado reelegido por otros cuatro años más, solo que al revés. Felices sueños.

José Manuel Godínez Salazar

San Antonio de Desamparados

Peaje en la General Cañas

Insólito es que esta situación se haya mantenido durante varias Administraciones y que se hayan dejado de percibir millones de colones con la suspensión del cobro de peaje, cerca del Juan Santamaría, debido a que el sistema de cobro colapsó hace muchos años. Además, esperar algún progreso significativo en esta vía, con un monto de ¢75 por vehículo es, desde mi punto de vista, una ilusión.

Como un costarricense más, espero que nuestro nuevo presidente promueva, por ejemplo, un sistema de cobro a través de cámaras donde un monto racional de ¢400 o ¢500 se aplique automáticamente al número de placa y se cancele con el pago del marchamo. Además, el sistema de pase rápido ayuda, pero es más lo decorativo que lo que agiliza; el éxito de esta idea estaría en una alianza con algunas instituciones del Estado, por ejemplo, el ICE. Otra opción es no hacer nada y creer que privatizando un extraordinario negocio, igual que la electricidad, resolvemos todo.

Rodrigo González Quesada

San José

Bienvenido, señor presidente

Sentí mucha emoción, alegría y esperanza cuando, Luis Guillermo Solís se convirtió en el presidente de todos los costarricenses. El día que lo conocí, allá en Atenas, supe que era el dirigente que nuestro país necesitaba; pero a la vez pensaba: ¿cómo va a llegar a serlo si casi nadie lo conoce? El pueblo de Costa Rica es inteligente y así lo demostró, llevándolo al máximo puesto que se puede desempeñar en una República.

También quiero dar la bienvenida a la ministra de Educación, quien fuera mi profesora en los años ochentas. ¡Dios los bendiga y les dé fortaleza!

Yolanda Sandoval

Atenas

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota