Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 05 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Vandalismo en escuela

Sin vigilancia alguna

Al sur del parque de Moravia se encuentra la escuela Porfirio Brenes Castro, construida por los abuelos del cantón, en la década de 1880. Lamentablemente, los vándalos ensucian las paredes blancas con signos de color negro. La Administración del centro, infinidad de veces, y los empleados de una importante empresa del cantón, han pintado de nuevo las paredes; pero los vándalos las ensucian de nuevo. A los policías de la caseta del parque no les interesa, pensarán que no es de su incumbencia, o que el asunto es una minucia, y que no vale la pena intervenir. ¿Qué les falta a los jóvenes que hacen esto? ¿Clases de cívica, patriotismo, o tienen una rabia por destruir todo lo que se vea bonito?

Leslie Anderson Beer

Moravia

Cobro de Globalvia

El miércoles 23 de abril a la 5:30 de la mañana, traté de pasar por el peaje exclusivo para Quickpass en Escazú pero el sistema no estaba funcionando bien (lo mismo le pasó a varios carros que venias detrás de mí). Tuve que echar reversa y pasar por el peaje de pago manual, desafortunadamente tenía solamente un billete de $20 que me recibieron y cambiaron a ¢490 por dólar cuando el tipo de cambio de ese día en el banco era de ¢540; es decir, por un peaje que debería costar ¢330, tuve que pagar ¢1.330 y todo porque el sistema de Globalvia no estaba funcionando adecuadamente.

Curiosamente, cuando el tipo de cambio se modificó a principios de año, Globalvia inmediatamente ajusto sus tarifas en ese peaje de ¢290 a ¢330. Para cobrar si ajustan el tipo de cambio pero para comprar dólares, no. ¡Lo que es bueno para el ganso debería ser bueno para la gansa!

Saul Kochane Szapiro

Escazú

Buses ruidosos

Es ensordecedor y molesto el ruido que ocasiona la mayoría de los buses de la línea 400 a Heredia. Sus unidades bajan por avenida 3 y, desde tempranas horas de la mañana hasta altas horas de la noche, es insoportable el chirrear de frenos mal ajustados, especialmente al virar en la intersección con calle 16 y dirigirse hacia el estadio. Por la misma ruta bajan los buses de Tuasa, Microbuses Heredianas y otras que no ocasionan tan infernal ruido. En un orden similar, la empresa Travisa, que hace el servicio a la UCR, se ha adueñado de esta misma calle. Parquean sus unidades todo el día contiguo al estadio, con lo que los vehículos deben invadir el carril opuesto, lo que representa un riesgo obvio para conductores y transeúntes.

Gerardo A. Vindas González

Heredia

Promoción de Simán

Mi intención era aprovechar la promoción que la empresa Simán me envió a mi correo, diciendo que los televisores se podían comprar a 10 meses plazo sin intereses. Sin embargo, el vendedor me negó dicha promoción diciendo que debía presentar mis estados de cuenta y otros documentos, cuando en realidad mi tarjeta Credisimán sí tenía el saldo disponible para realizar la compra. Lo más grave fue que mi reclamo fue ignorado por ambas vías: teléfono y correo electrónico. Todo esto fue un gran insulto.

Jonathan Obregón Alfaro

San José

Cambio necesario

Recuerdo cuando mis abuelos me decían: “Siempre hay que ser educado y respetuoso, y si alguien necesita de nosotros, haremos lo posible por ayudarlo”. Dicho legado no fue solo para mí, estoy seguro de que a miles de costarricenses sus abuelos les inculcaron respeto. Entonces, ¿por qué hoy en día reprochamos todo, criticamos todo, no respetamos a nadie, y en las redes sociales nos insultamos? No hay dignidad y todo es prepotencia, ya sea un vecino, un amigo, niños y jóvenes. No nos gusta que nos critiquen pero “le damos por la madre” a cualquiera que no esté de acuerdo con nosotros. Ya es hora de cambiar, recuperemos la Costa Rica de antes y busquemos a Dios.

Iván Mata

San José

Buena suerte, don Miguel

Que fácil dañar la imagen de un funcionario público que ha demostrado, a través de su gestión, su eficiencia y gran capacidad profesional: honesto, transparente, y cumplidor con los objetivos programados. Las leyes tendrán que exonerarlo de toda culpa porque usted demostró cómo se gana un buen nombre en una jungla de intocables. Buena suerte, don Miguel Carabaguiaz.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota