Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 25 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Molesto con kölbi

Promoción prepago

Mi señora es una persona adulta mayor que tiene un celular con línea kölbi prepago y compró varias tarjetas para aprovechar la promoción que en ellas se anunciaba con bombos y platillos donde daban un 50% de bono adicional por cada ¢1.000 activados.

Resulta que no fue así y, cuando llamó a kölbi para que le aclararan lo sucedido, la operadora le indicó que la promoción ya había expirado desde enero. Lo curioso que en la tarjeta no hay ningún asterisco con la leyenda que indique la validez de la promoción ni ninguna otra explicación de parte de kölbi por lo que lo considero un abuso en perjuicio del usuario.

¿Qué hace la Oficina del Consumidor y la Sutel para controlar estos abusos que violan las leyes del consumidor y en especial las del adulto mayor? ¿Cómo kölbi justifica y enmienda este abuso?

Luciano Ruiz Salazar

La Uruca

Reclamo en La Unión

Soy jefa de hogar y madre de tres hijos. Desde el 2010 estoy tratando de prevenir una tragedia ya que se está socavando el talud de área de protección entre mi casa y la quebrada El Monte. La recomendación de los ingenieros municipales es colocar un muro de gaviones, y tengo documentos que comprueban que la Municipalidad asignó los recursos para dichas obras, basados en el Decreto Ejecutivo n.°36253-MP por la tormenta Tomás. ¿Por qué no hacen el trabajo?

Liliana Zúñiga Mena

La Unión

Cumplimiento de compromisos

Ante las recientes amenazas de Ottón Solís de traerse abajo el proyecto con APM Terminals, preocupa sobremanera el retorno de algunos de los abanderados del “no”.

El país no está en situación de seguir exponiendo su credibilidad y formalidad contractual y jurídica, debido a posturas ideológicas o de otro orden. Por el contrario, el nuevo gobierno, en retribución a sus votantes y al prestigio nacional, debe velar más que nunca por la observancia de los compromisos adquiridos.

Egidio Vargas Durán

Santo Domingo de Heredia

Peligroen Cartago

El puente sobre el río Reventado, que se encuentra en deplorables condiciones, comunica zonas importantes del cantón central de Cartago, El Guarco y Guadalupe. Desde hace 8 años, los vecinos han hecho toda clase de esfuerzos para que se arregle este puente. Políticos van y vienen y nadie se apiada de esta urgente necesidad. Cerca de 300 familias lo cruzan diariamente y ponen en peligro sus vidas. Recientemente, las autoridades prometieron que, para junio del año en curso, se estrenaría puente. Dios quiera que esta promesa no se convierta en llamarada de petate.

PUBLICIDAD

Manuel Campos Guevara

Cartago

Reforma urgente

El obstruccionismo irracional de tres diputados a la reforma de la Ley del Sistema de Banca para el Desarrollo, que cuenta con el apoyo de la mayoría de diputados y del Poder Ejecutivo, pone de nuevo sobre el tapete la urgencia de modificar el reglamento legislativo; de lo contrario, nos esperan otros cuatro años de “trucos y triquiñuelas” de las minorías en detrimento de las mayorías. Señores diputados: ¡salgan por la puerta grande y dejen ambas reformas aprobadas!

Gustavo Elizondo Fallas

San Marcos de Tarrazú

Rescatede perezoso

El espectáculo en la Costanera sur es patético. El inventario de animales aplastados por vehículos que irrespetan el límite de velocidad en el trayecto frente al Parque Nacional Carara es espantoso y el panorama no mejora en el resto, donde me ha tocado ver toda clase de vida silvestre perdida por atropello de algún vehículo.

En días pasados me tocó vivir un momento realmente esperanzador: un joven conductor se había bajado de su vehículo y hacía señas para que me detuviera; me di cuenta de que un oso perezoso iba cruzando pero, a la velocidad que le permite su cuerpo, jamás iba a alcanzar la otra orilla e iría a una muerte segura. Me apresté a ayudar, pero se hacía difícil arrearlo y temíamos alzarlo por miedo a una reacción violenta del animalito. Afortunadamente, se detuvo otro vehículo y un hombre de mediana edad lo tomó por la cintura y se adentró unos 100 metros en la montaña para dejarlo a salvo. Mientras tanto, una fila de varios automóviles y furgones esperaron, pacientemente a que termináramos mientras algunos turistas extranjeros tomaban fotos y videos de la faena.

La verdad, me alegré mucho al ver que estuvimos ahí presentes tres generaciones (yo represento a la de adulto mayor) que mostramos tener conciencia de lo importante de la conservación, y puedo asegurar que continué mi camino con la gran satisfacción del deber cumplido y el sentimiento de que no todo está perdido. Este pequeño escrito es en honor a esas dos personas, cuyos nombres no se me ocurrió preguntar.

Joaquín B. Masís Jiménez

PUBLICIDAD

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota