Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 19 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cafetaleros abandonados

Ayuda insuficiente

El MAG y el Icafé abandonaron a los productores del grano de oro, especialmente a los pequeños y medianos. Ante el ataque severo de la roya ( Hemileia vastatrix ) el año 2013, en casi todo el país, las instituciones citadas “cuentearon” a los productores de café al entregarles, sin importar el área de producción, la misma cantidad de productos genéricos y de mala calidad que, al aplicarlos, lo que hicieron fue atrasar el combate efectivo del dañino hongo causante de la roya. Se puede asegurar que el valor de los productos entregados ni siquiera compensa el tiempo gastado en ir a recogerlos y menos el transporte utilizado.

La roya sigue presente en los cafetales, con plantaciones defoliadas sin capacidad de asimilar los nutrientes que se les apliquen y los agricultores sufriendo pérdidas irreparables. ¿Dónde están los especialistas que antes asesoraban a los pequeños productores? ¿Dónde están las cooperativas y otras organizaciones de pequeños productores, que no han reaccionado ante la inoperancia del Ministerio de Agricultura y del Icafé?

Gilberto Ugalde Esquivel

Alajuela

Consumidora con derechos

El martes 11 de marzo compré al contado una tablet en Walmart de Los Ángeles, en Cartago. Luego de usarla por una hora, dejó de funcionar, se trabó, y pasó lo mismo luego de varios intentos. Unas 24 horas después, fui a reclamar la garantía, pero la persona que me atendió me dijo que debía dejar el aparato porque en ese momento no estaba el técnico. Yo solicité que me la cambiaran por otra, pero no accedieron. Entonces, pedí hablar con el gerente para que me reembolsaran el dinero y, más bien, me pidió el papel de la garantía, a pesar de que la cajera me informó que el recibo de mi compra era equivalente a la garantía y por eso no me dieron más que mi tiquete.

Quiero recordar a Walmart lo que dice la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor en sus artículos 35, 40, 43, y 46, en donde el que compra tiene no solo sus derechos bien claros, sino el respaldo del ente fiscalizador y la protección necesaria además de los gastos en que incurra en el proceso. No voy a detenerme hasta recibir el reembolso de mi dinero que tanto me costó ganar.

PUBLICIDAD

Xinia Vázquez Madrigal

Cartago

Unibe responde

En atención a la carta publicada por la señora Nathalia Barahona Amador, (07-03-14) queremos informarle que Ebáis-UNIBE es un proyecto que asumimos con el total compromiso de mejorar la calidad de la atención de los asegurados de la zona este de la capital.

Ha sido un proceso sumamente complejo que requiere ajustes y mejoras. Desde que asumimos la administración, hace casi un mes, todo nuestro personal médico y administrativo trabaja para optimizar el servicio y lo seguiremos haciendo con responsabilidad.

Shirley Benavides Vindas

Gerente del Proyecto Ebáis-Unibe

Mal servicio

En junio compré un Hyundai Santa Fe nuevo. De junio a la fecha ha estado 3 veces y por lo menos 3 semanas en el taller por un ruido de la carrocería que, a la fecha, no se ha podido arreglar. ¿Qué pasa?

Carlos Meza Pacheco

Guachipelín-Escazú.

Acerca de la pesca de arrastre

Recientemente estuve en una de las islas del Golfo de Nicoya y pude ser testigo de lo que llaman “pesca artesanal de camarón por arrastre”. Quedé sorprendido del terrible daño que este sistema hace a la fauna marina, pues de cada estañón que extraen, solo aprovechan un 25%. El resto de moluscos, crustáceos, peces pequeños, anguilas, estrellas de mar y demás especies, se devuelven ya muertos al mar.

Si esto sucede a nivel artesanal, ¿cómo será el daño que hacen las grandes embarcaciones? Insto a las autoridades a combatir de inmediato este método de destrucción ambiental.

Rodrigo Vargas Avilés

Calle Blancos, Goicoechea

Peligro en carretera

La carretera Florencio del Castillo necesita de intervención urgente: en lugar de una carretera, parece la Sabana. Es común ver personas en bicicleta, ciclistas entrenando, corredores, personas caminando con el perro, cruzando la calle debajo de puentes peatonales y hasta con coches y bebés, todo en medio de carros que van a mas de 90kmh incluyendo gran cantidad de furgones. Es cierto que los ciudadanos tenemos derecho a libre movimiento, pero hasta donde llega esa libertad?

Diana Alvarado

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota