Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 09 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Encuentrocon doña Laura

Relato de ciudadano

Quiso la casualidad que el pasado domingo 2 de febrero, en horas de la tarde, cuando salía con mi nieta, Gloriana, de un hotel en Santa Ana, bajara de un automóvil un grupo familiar. No se veían guardaespaldas ni se oía el ruido de las sirenas, pero destacaba en el grupo la figura de doña Laura Chinchilla. Hubo un instante de contacto visual y ambos nos acercamos: yo le ofrecí mi mano, a manera de saludo respetuoso, pero ella con toda naturalidad me saludó con un beso en la mejilla, a pesar de que mi única identificación era una gorra alusiva a Rodolfo Piza y la credencial de fiscal general de mesa para el día de las elecciones.

Dentro de la brevedad del acto, me comentó que venía de votar en Desamparados, y tuvo tiempo para contar que los periodistas no hacen justicia a los logros de su Administración. Le dediqué palabras de reconocimiento por su labor, y tuvo tiempo de saludar afectuosamente a mi nieta.

Aproveché el fugaz encuentro para comentar con Gloriana sobre los valores cívicos y la forma de ser de los presidentes de nuestro país, que no hacen gala de ostentación y manifiestan auténtica sencillez en su vida privada, a pesar de las grandes responsabilidades a sus espaldas. Mi nieta tradujo la opinión de la señora presidenta expresando en lenguaje juvenil la actitud de los medios que a veces la “basurean”. Inolvidable encuentro, pletórico de civismo está el camino costarricense.

Orlando Morales

San José

Queja en el Hospital de Heredia

Realicé todas las gestiones para quejarme ante las autoridades de la CCSS y me fue imposible (no existe Contraloría para el tema en algunos hospitales). Si una institución es ineficiente es el Hospital de Heredia. Hace un tiempo, tenía que realizarme un examen de próstata y no lo logré porque se perdieron las llaves de los consultorios y nadie supo dar razón de ellas. La semana pasada, mi señora debía realizarse una radiografía. La pasaron al cuarto, se puso la bata, estuvo en el recinto hora y media, resfriada y con mucho frió. Durante ese tiempo nadie supo decirle, por más que insistió, cuándo le tomarían la placa. Resultado: se vistió, se fue y nadie le preguntó por qué lo hacía. Es decir, no la atendieron.

PUBLICIDAD

José E. González Chacón

Heredia

Daño al ambiente y a la propiedad

Los costarricenses tenemos derecho a vivir en un ambiente sano. Publicitamos nuestro país en el extranjero como un paraíso ecológico, pero los costarricenses sabemos que la realidad es mucho más sombría. Por años, detrás de la propiedad de mi familia, colindando con la calle Cuesta Grande (que comunica Salitrillos con Jaboncillal), algunas personas se han encargado de iniciar quemas constantes, con el fin de extraer metal de electrodomésticos y cables del tendido eléctrico. El humo y los gases tóxicos están siempre presentes. En ocasiones, el fuego quema las cercas vivas de las propiedades colindantes. Además, frecuentemente llegan vehículos pesados a desechar escombros y las autoridades de la municipalidad de Goicoechea brillan por su ausencia y no defienden la salud ambiental de este maltrecho cantón.

Rafael Acuña Castillo

Mata de Plátano, Goicoechea

Solicitud a candidatos

Unos 700 mil electores que en las pasadas elecciones no votaron ni por el PAC ni por el PLN deberán decidir por quién votar en esta segunda ronda; y eso sin contar con los 850 mil que no votaron del todo. Los costarricenses queremos lo mejor para nuestro país y por eso tengo una petición para los dos candidatos: que ambos presenten claramente a su futuro gabinete antes del 6 de abril, así todos tendremos más elementos de juicio para tomar una decisión y elegir a nuestro próximo presidente.

Arturo Esquivel

San José

Solo bares

Somos una comunidad excepcional. En Barrio México tenemos contaminación gratis por todas partes, casi no tenemos espacios libres para la diversión y el deporte, pero se ven claramente 4 bares y cantinas seguidos en un recorrido de 200 metros, cerca de las escuelas y colegios del barrio. La inseguridad aumenta día con día, especialmente por las noches.

Halley Castro Ramírez

Barrio México

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota