Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 28 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carretera a Limón

Empresas nacionales sin participación

Pienso que el Gobierno actuó mal al firmar el contrato con la concesionaria de la nueva carretera a Limón porque se establece que las diferencias serán dirimidas bajo la jurisdicción legal de China. Queremos saber a cuánto ascenderá la tarifa de los peajes en ambos sentidos. Si se confirma el sobreprecio en el presupuesto de las obras, es obvio que los costos de circulación por esa vía se incrementarán notoriamente. Si el Banco Mundial puso a esa empresa en una lista de no elegibles, es sorprendente que nuestro Gobierno aceptara los ofrecimientos de buenas a primeras. Si este hubiera sido un proceso de licitación, mediante la concesión de obra pública, las empresas constructoras nacionales podrían haber tenido muchos puntos a su favor; pero, una vez más, por pretender de alguna manera acortar el camino, los políticos “sacaron la bola del estadio”.

Sergio Solano

Los Yoses

Queja por servicio de encomienda

Mediante guía 1-664532 del Pulmitan de Liberia, envié de San José a Sardinal dos encomiendas. Una de ellas, extrañamente, fue a parar a playas del Coco y la otra, al mejor estilo del Triángulo de las Bermudas, desapareció sin dejar rastro. De nada han servido mis quejas y llamadas telefónicas. La gente de la empresa muestra una total indiferencia y desidia para atender el caso. Ni siquiera han tenido la cortesía de devolver alguna de mis llamadas. Se escudan en unas cláusulas al dorso del recibo que, según ellos, los liberan de toda responsabilidad. Sin excepción, las empresas están obligadas a responder ante el cliente por el servicio brindado y por las fallas o daños que ocasionen. Ojalá la Oficina del Consumidor del MEIC se preocupe de este servicio en beneficio de los derechos del consumidor nacional.

Hernán Sobrado Acevedo

San José

Cliente enojado

El día 13 de noviembre llegué al supermercado Comprebien , de Palmares, antes de que cerraran, a comprar con urgencia ciertos víveres. Para mi sorpresa, llegué en mal momento pues los empleados me empezaron a presionar con preguntas repetitivas como que, si yo quería verduras, me apurara a pedirlas porque ya casi las iban a guardar; que, si iba a pagar con tarjeta, me diera prisa porque necesitaban cerrar la caja, etc. Los clientes merecemos respeto.

PUBLICIDAD

Manuel Rojas Vásquez

Palmares

Decepcionado por campañas

Estos políticos no me van a convencer con esta publicidad electoral. La propaganda que hacen cada cuatro años es de muy baja calidad, pero la actual les gana a todas en cuanto a que es decepcionante. Si este es el nivel de creatividad que tienen los líderes y sus asesores, ¿qué nos espera una vez que sean elegidos para llevar los destinos del país? Hace unos meses, ante los problemas con la carretera a San Ramón, el grupo Foro de Occidente dio ideas y posibles soluciones interesantes; pero “los de turno” las ignoraron. Necesitamos que venga gente con ideas no tradicionales.

Henry Martínez Gallo

Guanacaste

Duda con oferta

Recibí un correo electrónico del Banco Popular donde se indicaba que los tarjetahabientes obtendríamos un 50% de descuento en la compra de un paquete familiar, en cualquiera de las cadenas de restaurantes señaladas en una lista, donde se incluía el KFC. Me encontraba en el mall Paseo de las Flores y, al solicitar el descuento en este último restaurante, la cajera me respondió: “Esta promoción solo se aplica en el puesto de venta de San José”. Solicito al Banco Popular que indague sobre el asunto ya que en el correo electrónico promocional no se aclaran los puntos válidos para hacer efectiva la oferta que anuncian.

Rolando Lios Carballo

San José

Consulta perdida

El 20 de setiembre pasado, presenté una consulta ante el Departamento de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Trabajo. Un mes después, aproximadamente, empecé a llamar para preguntar sobre la respuesta. La funcionaria que me atendió me dijo, por teléfono, que ya lo tenían listo, y que únicamente faltaba el proceso de revisión y aprobación. Días después, volví a llamar y me dijo que no encontraba nada a mi nombre. Esta persona me dio un correo electrónico y yo procedí a enviarle por esa vía el documento, escaneado, y que tenía sello y firma de “recibido”. No recibí una respuesta, y tampoco los e-mails que envié, posteriormente. Entonces, no sé si recuperaron la consulta o no. Comprendo la gran cantidad de trabajo que tienen las instituciones públicas, pero si la persona interesada está solicitando ayuda al respecto, lo menos que pueden hacer en ese ministerio es orientar al usuario, máxime cuando la última información que recibí fue que se había extraviado el documento original.

PUBLICIDAD

María Isabel Sánchez García

Curridabat

La misma historia

Cada vez que hay elecciones en Costa Rica, los candidatos hacen cientos de promesas y, al final, no hacen nada: solo hay palabras, no acciones. Es frustrante y decepcionante ver lo mismo una y otra vez; pero hay que tomar en cuenta que el peor mal es aquel que se permite. Por eso, a todos los posibles votantes de Costa Rica les pido que se unan en la lucha contra el abstencionismo, ya que es mejor arriesgarse y participar que repetir siempre la misma historia de cada elección.

Michael Rois Mata

Zapote

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota