Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 07 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Atención de primera

Tratamiento en el San Juan de Dios

Soy sobreviviente de cáncer de mama . Por esos avatares de la vida, me tocó ir a quimioterapia al Hospital San Juan de Dios, para luchar con esta terrible enfermedad. Fui preocupada ante lo desconocido pero, inmediatamente después de que llegué, el carisma de cada enfermera y de los voluntarios hizo posible mi recuperación. Pienso que es maravilloso que el personal tenga esa mística, ese amor por cada paciente. Con cientos de carencias materiales, equipos, etc., horarios extenuantes y otro sinfín de problemas, el personal se multiplica y da la talla para todos. Espero que la CCSS salga de su crisis para que estos ángeles en la tierra gocen de mejores condiciones para ejercer su trabajo. Quimioterapia del San Juan de Dios es una gran familia. ¡Gracias por esta nueva oportunidad, Jesucristo!

Rosa María Rodó Muñoz

San José

Sí es liberación masiva

Leo la respuesta de la señora Ana Lucía Vasquez, funcionaria del Poder Judical, quien considera que sacar prematuramente 370 reos con condenas pendientes a la calle, no es una liberación masiva. Según mi conocimiento del idioma español, masivo significa “en gran cantidad”, y considero que utilicé bien la palabra para el acto en cuestión. Independientemente de las palabras que usemos, su respuesta deja de lado la cuestión de fondo que planteé en mi carta anterior: la responsabilidad sobre los actos que cometan los reos al ser liberados. En los medios de comunicación, es común encontrar noticias referentes a personas puestas en libertad que son nuevamente arrestadas por cometer los mismos delitos que los llevaron tras las rejas por primera vez. Esa es mi preocupación principal: que los recién liberados caigan en reincidencia.

Luis Alonso Cambronero

San José

Banco Nacional dio colaboración

La Unidad de Contracargos del Banco Nacional analizó el caso que presentó el señor Gustavo Elizondo Fallas a KFC (Cartas 04-11-13) y colaboró con una solución satisfactoria que ya se le comunicó al cliente.

Mishelle Mitchell Bernard

Directora corporativa de Relaciones Institucionales, BN

Puestos políticos

Si en el sector público un directivo ocupa un cargo que ha sido caracterizado como puesto político, y este funcionario incumple directrices en materia de gestión, ¿qué le pasaría? ¿El costo asociado con su desempeño mediocre debería redituarlo al Estado?, ¿en especies?, ¿con un despido directo? ¿Cuáles son los mecanismos para que los puestos políticos no tengan el plus de “no punible”? Ya que la impunidad es la mayor culpable de la pérdida de valores, ¿qué propone un candidato a presidente para acabar con ella?

PUBLICIDAD

Glen Rodríguez Solís

Pavas

A pesar de estar pagando

Quisiera comentarles lo que me ocurrió el sábado 26 de octubre en la sucursal de Asembis, San José centro. Acudí a realizarme una mamografía porque hacérsela en la Caja tardaría años. Hice el sacrificio económico, pero mientras me preparaba para el examen, me llevé una desagradable sorpresa: solicité el cuello protector de tiroides y me dijeron que no lo tenían. Yo he escuchado en los medios que la radiación puede provocar un cáncer de tiroides. Se lo comenté al administrador de esa clínica, y aceptó que yo tenía la razón. Este es un servicio privado, pagué por él, y me parece inaudito que no posean las herramientas o utensilios necesarios para atender a los pacientes.

Sandra Sáenz Robles

San José

Tarifa injusta

Hago ver la alta tarifa que debe pagar la gente de los alrededores de Villas de Ayarco por ir al Terramall, Calle Mesén y Santiago Monte. Recorrido de solo 1 km, y la tarifa es de ¢350, igual a la que cobran hasta San José. Se sabe que la tarifa desde estos caseríos, hasta al centro de Tres Ríos (más de 3 km) está estipulada en ¢225. ¡Qué injusticia!

María Azofeifa González

Cartago

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota