Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 12 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Infracciones de tránsito

Santo Domingo de Heredia

El Cosevi, en lugar de colocar a toda una cuadrilla de inspectores de Tránsito en el casco central de San José, para levantar multas de restricción vehicular, debería colocarlos en sitios estratégicos en donde abundan las infracciones que sí ocasionan accidentes mortales. En Santo Domingo de Heredia, las dos calles en sentido oeste-este que pasan a los costados norte y sur de las instalaciones del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) son el escenario de muchos “vivillos” que se salen de la fila y conducen contra vía hasta llegar a la calle principal, para doblar hacia Tibás, en las horas pico. Esta infracción temeraria de conducir cientos de metros contra vía, a más de uno lo dejaría sin licencia y con una buena multa, si los tráficos estuvieran ahí.

Jorge E. Varela Solís

Heredia

Motocicletas peligrosas

Manejaba tranquila en mi carro, junto a mi hija pequeña, esposo y madre. Una motociclista que se quiso meter a la fuerza en mi carril no pudo hacerlo a pesar de su violencia. Quedé en una fila, a la espera de cruzar, y la mujer me gritó y golpeó la ventana del carro, reclamando que no la dejé pasar y me amenazó. La ignoré, temiendo por la integridad de mi familia. A cualquier agresor en potencia se le permite manejar en este país, porque no se hace una prueba psicológica exhaustiva para descartar a gente así. Los motociclistas se quejan por el marchamo, pero un gran número de ellos insiste en no aceptar que deben respetar su carril, en vez de meterse entre carros, por cualquier lado, sin aviso alguno, manejando en contravía, sin que les importe nada ni nadie. Creo que el marchamo debería ser equivalente al historial de faltas de tránsito comprobadas y que nada está haciendo el Gobierno para garantizar la paz en las carreteras mientras personas con esta conducta obtengan permiso de conducir.

María Isabel Sánchez García

Curridabat

La justicia dormida

Con expediente 08-000130-0639 LA, interpuse una demanda laboral en marzo del 2008, en el Juzgado de Trabajo del I Circuito Judicial de Alajuela. Hoy, más de cinco años y medio después, sigue sin cerrarse el proceso. Aun cuando hay sentencia inapelable hace ya más de tres años, la justicia sigue sin tocar a mi puerta. Un llamado a los funcionarios judiciales para que sigan repartiendo justicia a tiempo y no se dejen intimidar por lo complejo de un caso o las malas influencias.

PUBLICIDAD

Miguel Díaz Caño

Alajuela

Atención de primera

Recientemente me sometí a una operación en el Hospital México. El equipo de cirujanos que me atendió nada tiene que envidiar a las clínicas privadas. Mi más sincero agradecimiento al personal de esta institución por los diversos servicios que me brindaron con una alta dosis de calidad humana. Que la Caja Costarricense de Seguro Social continúe siendo un sistema solidario y de apoyo para todos los costarricenses.

Teresa Álvarez Herrera

Tibás.

Adiós al empresario social

Con el fallecimiento de Juan Félix Solórzano León, a sus 64 años, la comunidad de Orotina pierde a un destacado dirigente, empresario con sensibilidad social y forjador de lo que hoy es nuestro cantón. A pesar de tener los estudios y medios económicos para una vida onerosa con su empresa Ferjuca, siempre tuvo tiempo para hacer el bien comunal: organizó la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Orotina, integró la junta directiva Unidad de Cuidados Paliativos del hospital de la zona, y fue colaborador del Colegio Agropecuario de Orotina, entre muchas otras obras sociales.

Sergio Espinoza Alfaro

Orotina

Respuesta errónea

Hace unos días, vi una carta de Credomatic, publicada en La Nación , como respuesta a un reclamo que hice sobre una tarjeta. En ella, la empresa decía que había resuelto el problema conmigo. Lo que se publicó de parte de ellos no es correcto.

María Isabel Sánchez García

San José

Alto a la violencia en carretera

Me da tristeza ver cómo en Costa Rica justificamos la violencia de los conductores con el caos de la red vial que nos afecta todos los días. Pero esta situación va más allá de las horas “pico” entre semana: muchos aprovechan esa misma excusa los domingos por la tarde cuando hay pocos carros, para maniobras imprudentes, irrespetuosas y agresivas que incitan que ponen en peligro a los demás conductores. ¡Seamos más tolerantes, por favor!

Lorena Mariño Avendaño

Desamparados

Gente honesta

El setiembre de este año, dejamos olvidado un maletín, con el Ninetendo DS y sus juegos, en el Hotel Selva Verde Lodge, en Sarapiquí. Dichosamente, todavía existe gente honrada en este país y nos lo enviaron por encomienda a San José. Venía el paquete completo. ¡Muchas gracias por su servicio y hondarez!

PUBLICIDAD

Gabriela Ortiz Vargas

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota