Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 10 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Prevención en puente

Otro hueco en el de la ‘platina’

En el puente sobre el río Virilla (el de la “platina”), en la ruta San José-aeropuerto, en el sentido este-oeste, se está formando otro hueco. El número de vehículos que circula es enorme y esto implica que la “lata” que se colocó esté sometida a mucho impacto. Si esto no se corrige pronto, tendremos un gran problema. Imaginemos nuestra situación vial con tantos embotellamientos y con esta vía cerrada. Actuemos antes.

Luis Zamora Víquez

San José

Los candidatos

Es muy corriente escuchar que los electores nos merecemos el Gobierno que tenemos porque a la hora de emitir el voto hicimos una mala elección y que, por lo tanto, toda la responsabilidad es nuestra. Yo podría estar de acuerdo con esta opinión si se nos diera a escoger una amplia gama de excelentes opciones: pero la realidad es que siempre nos vemos obligados a elegir entre lo menos malos de un amplio abanico de políticos cuestionados. Además, como si fuera poco, tenemos que reconocer que los elegibles son “más de lo mismo” ya que detrás de ellos, y manejando las cuerdas, están los viejos y mañosos dinosaurios de siempre que a ningún precio van soltar su presa.

Johnny Díaz Pérez

Cartago

Irrespeto a la bandera

Me causó gran indignación leer en La Nación el reportaje de Alessandro Solís Lericie sobre el concierto del grupo de rock Aerosmith, en el que describe cómo el músico Steve Tyler se pasó entre sus piernas y su trasero nada menos que la bandera de Costa Rica, además de hacer con esta una especie de ritual sexual que, según sus propias palabras, “es una imagen para el recuerdo”. ¿Dónde están nuestras autoridades y entes educativos que permiten estas ofensas y faltas, no solo a la moral, sino a nuestros símbolos patrios?

Orlando Jiménez Chaves

San José

Disconforme con Claro

Hace como 7 meses adquirí una línea prepago de Claro y noté que me llegaban muchos mensajes de texto de ofertas que yo no había solicitado. También, noté que las recargas no me duraban y, a veces, de un día para otro se agotaban sin siquiera haber llamado. Resulta que estos mensajes tienen un costo de 250 colones. Claro nunca me pidió aceptar o rechazar estos mensajes, y yo nunca los solicité. Considero que esto es un engaño en mi perjuicio. Espero que la Comisión de Defensoría del Consumidor tome nota y que la Sutel también lo haga. A Claro le solicito que me devuelva con intereses el dinero.

PUBLICIDAD

Adrián Obando Piedra

San José

Cárceles peligrosas

Es preocupante que en las cárceles de nuestro país no se esté haciendo bien el trabajo de vigilancia de los internos y visitantes. Cada vez que hacen requisas encuentran gran cantidad de celulares en manos de las personas detenidas, además de armas y otras cosas. Pregunto: ¿se sanciona por parte de las autoridades esta falta de responsabilidad?

Edwin Carballo Sánchez

San José

Servicios de asistencia del INS

El pasado jueves 3 de octubre, me dirigía a un funeral, en medio de una presa terrible en el sector de Barrio México. De pronto, mi carro se recalentó, me detuve y me estacioné. Llamé al servicio de asistencia del INS, ya que cuento con un seguro completo que cancelo religiosamente; solicité una grúa y me indicaron que en 45 minutos estarían en el lugar. Pasó una hora, volví a llamar, la grúa había tenido un accidente y las personas encargadas de avisarme no lo habían hecho, me enviarían otra, en una hora. Preocupada porque no estaba en un sitio muy seguro, llamé de nuevo, pero la segunda que venía en caminohabía chocado. Los de asistencia hicieron contacto con otro proveedor y, después de 3 horas de espera, llegó la grúa. Pareciera que el INS no le paga muy bien a estos proveedores, y los de servicio telefónico al cliente deberían aprender a tratar mejor a una dama.

Vilma Leonor Vargas Fuentes

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota