Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 19 de junio de 2013 a las 03:30 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un gran negocio de Ortega

CANAL EN NICARAGUA

Un chino desconocido que funda en Hong Kong una empresa de papel sin experiencia alguna en infraestructura. Una subsidiaria en Gran Caymán como asiento del negocio. Un “proyecto” sin ruta, sin diseño, sin estudios, sin nada que, dicen Ortega y compañía, cuesta US$40.000 millones. Un lago de Nicaragua que habría que dragar al doble de su profundidad para que lo puedan navegar buques de 20 o más metros de calado. Una concesión tipo enclave por un todavía desconocido recorrido de cientos de kilómetros donde la “empresa” tendría todos los derechos especiales necesarios para adquirir y explotar terrenos y recursos naturales como parte del acuerdo entreguista aprobado por los pseudo-sandinistas a favor del misterioso chino. Un canal inviable que, ¡eso sí!, le permitirá a Ortega y demás piñateros tramitar empréstitos a nombre del paupérrimo pueblo nicaragüense, que aumentará la riqueza de los que ya piensan en paraísos fiscales del Caribe como fortaleza para este negocio personal que jamás derivará en construcción alguna y, por tanto, en ningún daño ambiental para Costa Rica.

Freddy Pacheco León

Heredia

Bochornoso incidente

El 17 de junio viví una experiencia muy desagradable cuando una sobrina estuvo a punto de sufrir un aparatoso choque, al ser rebasada a gran velocidad por un vehículo Kia, conducido por un funcionario del O.I.J.. Los modales y el vocabulario utilizado por los que viajaban en dicho vehículo fueron de lo más censurable, aparte de la pretensión de decomisar el vehículo de mi sobrina con la colaboración del inspector de tránsito que llegó minutos después, alegando que él vio que mi sobrina invadió el carril en que venía el agente del O.I.J. ¿En manos de quiénes estamos?

Isabel Bonilla Lorenzo

San José

Vacío periodístico

Con profundo pesar supe del retiro mediático de la periodista Pilar Cisneros. El periodismo costarricense sufre un gran vacío; el espacio que deja en esa silla difícilmente podrá ser llenado por otro periodista. Un modelo a seguir: mujer tenaz, emprendedora y demás atributos que la engrandecen por todo lo alto. Mis respetos y admiración. Adelante colega. Muchos éxitos en este nuevo proyecto que vaticino será todo un éxito.

PUBLICIDAD

Susan Raquel Castro Castillo

San José

Contaminación sónica

Desde hace más de ocho meses, el Centro de Carnes Montecillos, localizado frente a oficinas del patronato, en Puntarenas centro, programa publicidad con una discomóvil, frente a sus instalaciones, los días previos a los feriados, los días feriados y alguna veces los fines de semana, produciendo un escándalo que nos tiene a los vecinos muy consternados. Hemos llamado a la policía pero al irse, el encargado de la música, vuelve a subir el volumen.

Max Hernández Solano

Puntarenas

Evitemos un accidente

Esperamos ayuda del Sr. Gerardo Oviedo, Alcalde de Santa Ana. Se cuentan no menos de 30 grandes huecos en la calle que va desde la gasolinera. Uno en la Radial Lindora hasta las antiguas bodegas de Más x Menos. Huecos con profundidades de hasta 30 centímetros. Necesitamos ayuda para evitar accidentes fatales.

Miguel López Abarca

San José

Desperdicio en parches

Se informa de otro montón de millones que por “error” no se incluyeron en el gasto de la “reparación” de la platina, que ahora hay que agregar a lo presupuestado. La suma de todo lo gastado, más lo que falta, supera con creces un nuevo puente con mejor servicio y seguridad, además del tiempo y las molestias que los remiendos ocasionan. ¿Hasta cuándo la Contraloria seguira aprobando “remiendos” a lo que ya no se puede remendar?

Silvia Mancilla

Grecia, Alajuela

Trámite engorroso

El pasado 18 de junio nos suspendieron el servicio de cable, telefonía residencial e internet por parte de la empresa Telecable por falta de pago. Ese mismo día se canceló la deuda. Para restablecer el servicio, se tuvo que hacer innumerables llamadas a la empresa, hasta que respondieron. Me restablecieron el servicio por la tarde, y luego en horas de la noche vuelven y nos suspenden el servicio de nuevo. Fue un calvario para que respondieran y restablecieran el servicio.

Betty Berrio Marsiglia

Desamparados, San José

¿Dónde está la ética?

Todos los días vemos en nuestro país cómo connotados profesionales están en entredicho. Ingenieros que hacen erróneamente los cálculos para valorar una obra, médicos que son sacados esposados de los hospitales, abogados encarcelados, hechos que lo ponen a uno a pensar: ¿dónde está la ética de esos profesionales? Si uno ingresa a una universidad es para poder devolverle al país la oportunidad que nos dio de haber estudiado, no para hacerse ricos en desmedro de la moral de este país.

PUBLICIDAD

Oscar Rosabal Lizano

Heredia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota