Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 19 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El avión de la presidenta

-VUELO EN AVIÓN PRIVADO-

En todos estos “dimes y diretes” del viaje de la señora presidenta a Perú, en un jet privado, llama la atención que ella no comunicara su salida del país a la Asamblea Legislativa, tal y como debe ser. Dígase lo que se diga, la verdad es que ahora estamos comprometidos ante el mundo por el simple hecho de aceptar apresuradamente un regalo muy cuestionado. Ahora, la presidenta, quien goza de nueva protección, comunica que no se volverán a usar naves privadas durante lo que resta de su mandato, pero como dice el dicho callejero: ¡Ya pa’qué ! Lo cierto es que el colombiano de marras burló al exministro de Comunicación y a la DIS (que, entre otras cosas, le cuesta al país ¢10.000 millones anuales para que cuiden a la presidenta), con una simple tarjeta de presentación y un nombre falso.

Johnny Díaz Pérez

Cartago

Línea de buses de San Pedro: un atraso

En San José, salen de la parada principal, recorren lentamente 100 m, para subir a más personas; cuando llegan al final de la calle se detienen a esperar más gente, o sea, quienes tomamos el bus en la parada siempre llegamos tarde a nuestros trabajos. En San Pedro: en el semáforo que está al final de la calle principal de la UCR, frente de la iglesia de San Pedro, a las 5 p.m., las unidades que viajan de este a oeste, esté o no el semáforo en verde, se atraviesan en la esquina, bloqueando la salida de todos los buses que transportan estudiantes que van de norte a sur, haciendo unas tremendas presas en esa calle tan angosta que quienes viajamos por ese trayecto llegamos tarde al lugar de destino.

Giselle Camacho Gómez

Escazú

Solo desatinos

Sobra repetir que este gobierno no le atina a nada y cada vez se ve más comprometido ante los costarricenses. Lo peor de todo es que la culpa siempre la tienen los de menor rango y los grandes siempre salen bien librados, con más razón si se trata de la figura presidencial, que, como en el caso de doña Laura, siempre encuentra razones para justificarlo todo. Yo creo que la señora presidenta está muy consciente de algo y por ello puede sentirse muy tranquila: en Costa Rica la incapacidad y la falta de liderazgo no se castigan.

PUBLICIDAD

Vicente Saborío Carballo

Brasil, Alajuela

Lamentable

Las declaraciones del cuestionado presidente del PLN, don Bernal Jiménez, sobre la presidenta son muy lamentables, pero es algo que ya se sabía: la falta de apoyo de su propio partido, movido por las intenciones aristas de perpetuarse en el poder. Hay que destacar que hubo cierta fidelidad de parte del exministro Chacón y de Boraschi para con la presidenta, al echarse toda la responsabilidad encima. Quedan varias preguntas en el aire; pero sobre todo esta: ¿hasta cuándo, doña Laura?

Luis Dionisio Vázquez Madrigal

San José

Grosería

El día17 de mayo, 4:20 p. m., estando en pie un vagón del tren de Cartago, aborda una joven con un bébé en brazos. Una funcionaria del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) le pide, amablemente, a un “caballero” el asiento para la joven madre, y el muy pendejo le dice: “No, porque hice mucha fila”. Quisiera saber si estos vagones tienen asientos preferenciales para que este tipo de zafios se vean obligados a ceder el espacio por ley y no por sentido común, cortesía y amabilidad.

Royner Montero Carvajal

Curridabat

¿Qué pasó con la promoción?

El día 1/5/13 decidimos, en familia, salir de compras en San José. En Penny Lane Sport, ubicada 50 metros este de la plaza de la Cultura, vimos una promoción de camisas de marca. Los ganchos decían 2x1; separamos las que queríamos y, ¡bingo!, nos rechazaron la promoción, diciendo que ya se había acabado. ¿Hacen esto para poder vender sus caras mercaderías?

Ronald Segura Leiva

San José

¿Error de Special Ticket?

El día 1.° de mayo hice la compra por medio de la página Specialticket.net de 3 entradas para el partido de futbol de Heredia y Pérez Zeledón, cuyas localidades se ubican en la zona R4, Fila 7, Asiento 1 y 7 y Fila 8 Asiento 3, del Estadio de Heredia. Cual fue mi sorpresa que al presentarme a hacer uso del derecho por las localidades adquiridas, estas ya estaban ocupadas por personas que demuestran ser socios de Heredia. Quisiera pensar que esta situación fue un error y no una intención manifiesta de vender dos veces el mismo espacio, ya que esta última tiene serias consecuencias desde el ámbito legal, tributario y de violación de la capacidad máxima del estadio para eventos de gran afluencia.

PUBLICIDAD

Rigoberto Peñaranda Alfaro

Heredia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota