Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 25 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Malas condiciones laborales

OFICIALES DE SEGURIDAD PRIVADA

Entre algunas de mis múltiples ocupaciones, suelo fungir como oficial de empresas de seguridad privada.Quiero aprovechar este espacio para exponer al gran público algunas de las muy desagradables experiencias que he vivido en algunas de esas entidades.Para comenzar, quisiera exhortar a los legisladores a revisar las leyes referentes a la situación de los trabajadores de las empresas de seguridad que laboren doce horas al día.En la mayoría de los casos, esos trabajadores tienen que tomar dos buses para llegar a su puesto de trabajo.Eso significa que en promedio ocupan alrededor de tres horas diarias en transportarse ida y vuelta a sus casas. Supongamos que duermen ocho horas, les quedará, según la aritmética, una hora diaria para su vida social y familiar. ¡Qué injusticia más grande! Creo que se debe prohibir terminantemente un turno de trabajo tan extenso; es totalmente inhumano. En lo personal, en cuestión de aproximadamente cuatro años, he pasado por al menos media docena de esas empresas, de las cuales he tenido que renunciar por no poder soportar el maltrato al cual he sido sometido. Son muchas las razones, por ejemplo, el no recibir pago puntual; el no pago de días feriados u horas extras; la prohibición de utilizar sombrillas para el sol (¡solamente paraguas para la lluvia!); la prohibición de portar mi arma propia (había que dejarla en casa); ¡hasta discriminación racial! ¡Si viviera el ilustre benemérito de la patria Rafael Ángel Calderón Guardia, quien promulgó el Código de Trabajo, para ver cómo viven estos humildes trabajadores! ¡Si viviera Carlos Luis Fallas, que tanto luchó para los campesinos, para que ahora luchara para estos oficiales! ¿Qué diría Manuel Mora Valverde si estuviera vivo hoy para ver este desastre? Ahí tienen trabajo los inspectores del Ministerio de Trabajo para darse una vueltita de vez en cuando y ver las condiciones, a veces infrahumanas, en que labora buena parte de las fuerzas productivas de este bello país.

Delano A. Coleman Raphael

San José

Éxito rotundo

El equipo de profesores de la Cátedra Principal de Piano de la Universidad Nacional de Costa Rica y el Instituto Superior de Artes, deseamos reconocer el rotundo éxito y profesionalismo de la joven pianista costarricense CarolinaRamírez en la interpretación del concierto para piano y orquesta de Maurice Ravel, el viernes 19 de octubre, en el Concierto de Gala con motivo de la celebración del 115.° aniversario del Teatro Nacional. Esperamos que el apreciado periódico LaNación, como el canal más importante de comunicación impresa de Costa Rica, tenga muy pronto en su nómina de colaboradores a un crítico de música con el profesionalismo y la visión que merece la escena musical del país.

PUBLICIDAD

Dr. Alexandr Sklioutovski, Dra. Tamara Melzer,Dr. Gerardo Meza,M.M. Ludmila Meltser,y M.M. Luis Monge

San José

El problema de Odir Jacques

El señor Odir Jacques gusta del buen futbol y sin duda es bastante ofensivo, punto que a todos nos agrada, solo que en Cartaginés no tiene material suficiente para ello. Mientras nuestro querido Cartaginés no contrate buenos jugadores que acompañen al Chiqui Brenes, es sencillamente imposible. Con lo que tenemos no alcanza... ni contratando a Guardiola.

Víctor Hugo Navarro Araya

El Guarco, Cartago

La crueldad no es solución

Sr. Julio Ulate (Cartas a LaNación del 23 de octubre): su solución a lo que considera molesto, es darle muerte de la manera más cruel y dolorosamente posible. Entonces, si un niño llora desconsolado toda la noche, un anciano con su TV a todo volumen, fiesta de cumpleaños del vecino, ¿todos ellos deben ser envenenados “como recurso desesperado”? La falta de tolerancia y crueldad, sobre todo hacia los más débiles e indefensos, me enferma.

Daniela Hernández Blanco

San José

Labor decepcionante

Pronto la señora ministra de Trabajo, Sandra Piszk, culminará su labor en dicho ministerio. Los empleados del sector privado terminamos sumamente decepcionados de la gestión que realizó en este ministerio. Nunca le notamos voluntad para corregir múltiples situaciones y atropellos que padecemos los empleados privados en este país, entre ellos, el asunto de aumentos salariales que mejoren nuestra calidad de vida, y aumenten nuestro poder adquisitivo; por el contrario, siempre muy sonriente y hermanable con los señores de la Cámara de Empresarios.

Josué Sotela Aguilar

San José

Acera en mal estado

El Colegio Humbolt en Pavas mantiene su acera frente a la entrada principal en perfecto estado. ¿Por qué será que en la parte posterior donde está la nueva pista de correr y cancha de futbol, de la esquina de la Embajada de EUA, hacia el norte, sobre la calle ancha, hay que tirarse a la calle con el consabido peligro ya que es imposible caminar sobre esa acera? Extraña mucho que un colegio económicamente bien tenga tan poca sensibilidad con los cientos de transeúntes de esa acera pues nunca le han dado mantenimiento. ¿Será que como por ahí nadie del colegio transita, no interesa?

PUBLICIDAD

Yamilette Gutiérrez

Heredia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota