Opinión

Por la boca muere el pez

Actualizado el 23 de mayo de 2000 a las 12:00 am

Opinión

Por la boca muere el pez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Con el sarcasmo típico de quien se queda sin ideas, Yalena de la Cruz contestó mí artículo "Ni derecha ni izquierda" guardando silencio ante el reto que le lancé sobre las supuestas semejanzas entre los nazis y los libertarios. También acepta que el llamar Partido Libertario a la organización política de Jöerg Haider fue capricho de ella, ya que en dos ocasiones en su nuevo artículo se refiere a éste como Partido de la Libertad. ¿Entonces?

Los libertarios no estamos ni en la derecha ni en la izquierda. Promulgamos la libertad de cada persona a decidir qué hace con su vida. Pero no somos de esos hipócritas que critican solo ciertas tiranías. Rechazamos las de derecha (de Hitler, Franco y Pinochet) y las de izquierda (de Stalin, Mao y Castro).

Aunque tengo 20 años, me llama "mozuelo", lo que demuestra desprecio hacia mi opinión. Yo creí que su interés en censurar terminaba al cumplir uno 18 años, pero veo que no. También pretende poner fin a la discusión y llama a su artículo una "conclusión digna de una broma". Una muestra más de su autoritarismo, al decidir quién dice la última palabra y cuál es "digna".

Luego reniega lo que ha dicho en el pasado: "Me acusa de... (lo) que nunca he escrito (Estado contralor de la economía; la libertad cede ante la solidaridad)". Pero en su artículo "Regular y controlar", publicado en La Nación el 28 de noviembre de 1996, ella afirma: "En nombre de la libertad no puede... lesionarse los valores de solidaridad...", y cree en un Estado que organice la producción y reparta la riqueza. ¡Por la boca muere el pez!

Y anhela quitarnos lo que ganamos honradamente, porque aunque "lo privado... produce mejor, lo público es para distribuir mejor". ¡El ladrón también vive de "distribuir" lo que otros producimos!

Luego afirma que la Juventud del Movimiento Libertario desea vender pornografía, cigarrillos y licores al menor de edad. Eso es falso. La reto de nuevo a que muestre dónde hemos dicho eso, así como yo sí muestro lo que ella niega haber dicho.

(*) Juventud Movimiento Libertario

  • Comparta este artículo
Opinión

Por la boca muere el pez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota