Opinión

En Vela

Actualizado el 21 de junio de 2013 a las 12:00 am

Opinión

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

He seguido con atención, por varios años, todo lo concerniente al cooperativismo nacional y confieso que me ha sorprendido el apetito que despierta en ciertos sectores políticos y laborales, no precisamente para hacer el bien.

Quizá el cooperativismo, por su poder y extensión, suscita mucha envidia y, por consiguiente, la tentación de penetrarlo. Abundan pruebas o razones de todo linaje en este sentido. En diversos comentarios me he referido a este problema. Con todo, la política, el interés personal y otras causas siguen haciendo de las suyas, al punto que, en estos últimos años, cuando parecía que la paz, la eficiencia y el orden podían asentarse en este sector, gracias a la responsabilidad de algunos dirigentes, los adversarios, internos y externos, no cesan en sus ataques con el respaldo de los políticos.

Lo ocurrido, en estas semanas, por ello, merece reflexión y crítica. De pronto, dirigentes, políticos y profesionales se han concertado para darle al cooperativismo un golpe arbitrario. Conquistado el orden y la racionalidad por el medio democrático de la elección, algunos han echado mano de un medio espurio para oponerse. Lograron arrebatarle el poder a la mayoría en la Junta Directiva del Instituto de Fomento Cooperativo(Infocoop) –4 miembros representantes de los cooperativistas– conquistando el voto de uno de estos, a favor de los representantes del gobierno, con lo que este tendría mayoría.

En La Nación del miércoles pasado se denunció esta jugarreta, ante la negativa del gobierno de ratificar a los directivos nombrados por la Asamblea de los Trabajadores del Banco, a la vez que se formularon, en esta ocasión, declaraciones erróneas de funcionarios públicos.

El nuevo presidente de Infocoop, Gerard Calderón, funcionario público, remitió, según consta en un acta notarial, un mensaje en que expresa su desazón por no tener “ni un solo cinco”, pese a que debe pagar al banco, pues “de lo contrario le quitan una propiedad y que “en realidad el Infocoop” no lo desvela. “Man –agrega– van a poder prestarme algo de plata, hoy tengo junta y no tengo dinero para ir y mañana tengo que ir urgente a Limón por un proyecto ya que estoy cerca de que me lo den, pero estoy superlimpio, yo le dije a usted que ocupaba un millón para poner las cuentas al día, pero necesito que me preste lo que sea para poder hacer estas vueltas”'

PUBLICIDAD

Esta denuncia se presentó el 14 de junio pasado ante la Fiscalía contra la corrupción y el enriquecimiento ilícito. Un ministro de gobierno expresó que debe siempre prevalecer “la legalidad”. ¿Legalidad?

  • Comparta este artículo
Opinión

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota