Entretenimiento

Pasa en la vida real, pasa en la televisión

La muerte se posa sobre las series

Actualizado el 04 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Muchos han sido los momentos en los cuales los fans reclaman a los productores por la muerte de un personaje amado

Entretenimiento

La muerte se posa sobre las series

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

S hock , negación, enojo y, finalmente, aceptación. Lidiar con la muerte es parte de la vida; sufrir las despedidas también es parte de amar las series televisivas.

El domingo, cuando Seth McFarlane y los productores de Padre de familia lanzaron una bomba al aire con la muerte del adorado Brian, el perro de los Griffin, los seguidores de la serie se quedaron paralizados. ¿Por qué tenía que ser Brian? ¿Por qué de una forma tan simple, arrollado por un carro que apareció de la nada?

“Una manera graciosa de sacudir las cosas”, esa fue la explicación que atinó a dar el productor ejecutivo Steven Callaghan, quien confía en que tiene una audiencia tan fiel que seguirá enganchada a la serie incluso sin uno de los personajes que se robó el protagonismo a lo largo de 216 episodios.

Era obvio, las redes sociales no iban a perdonar tal asesinato en el nombre del guion y los giros en la historia. Desde el propio domingo, día del estreno en Estados Unidos del capítulo Life of Brian , los fanáticos hicieron circular una petición a los estudios de Fox para traer de vuelta al perro parlante. Sí, esta es la etapa de la negación.

Sin embargo, la muerte de Brian, está lejos de ser un hecho inédito.

¿Quién podría olvidar la heroica muerte de Charlie Pace, en Lost , para salvar a sus compañeros? El deceso ocurrió luego de una larga espera, luego de una premonición en la esotérica serie. ¿Pero por qué Charlie? Simple: matar a un protagonista aporta intensidad.

En todo caso, para el actor Dominic Monaghan, se trató de una muerte bella , a pesar de que no quería que su personaje fuera neutralizado. “Creo que debemos dejar que sea el público quien decida si fue lo correcto para la serie”, dijo a Entertainment Weekly en el 2007.

Quien sí se despidió con rabia fue Mischa Barton, quien encarnaba a Marissa Cooper en The OC . La camioneta en la que viajaba fue embestida y cayó a un acantilado. Ella muere en los brazos de su amado Ryan, en una escena con muchos matices de Romeo y Julieta.

PUBLICIDAD

Luego se reveló que esta muerte no obedeció a una decisión creativa, sino a una negativa a aumentarle el salario a la actriz.

Otro personaje que desapareció por problemas con la producción fue Charlie Harper, popularizado por el polémico Charlie Sheen.

El actor, adicto a las drogas, fue despedido de la exitosa serie Two and a Half Men luego de insultar al director Chuck Lorre y a ejecutivos de CBS y Warner Bros.

Esta era una muerte anunciada. Todos sabían que Harper tenía sus días contados, pero nadie sabía cómo ocurriría el “asesinato”. La muerte de Charlie fue productiva para la serie, pues el capítulo de estreno de temporada, cuando se explica que un tren atropelló al personaje, captó un rating histórico de 27,7 millones, de acuerdo con elHollywood Reporter .

Adictos a la muerte. Hay series que prácticamente vienen con una advertencia que dice: “Encaríñese bajo su propio riesgo”.

Tal es el caso de Esposas desesperadas , una trama basada en la muerte, la depresión y la venganza desde su estreno. Nunca fue de extrañar que los habitantes de Wisteria Lane cargaran con varios lutos. Sin embargo, la muerte más impactante fue la de Mike Delfino, baleado en la puerta de su casa y frente a su esposa Susan.

“Una de las razones por las que elegimos a Mike es que era amado por la audiencia. Sentimos que sería el máximo impacto. Es fácil matar a un personaje con el que la gente no se siente apegada”, explicó a TV Guide el guionista Bob Daily .

Una de las directoras reconocida por matar a sus personajes principales es Shonda Rhimes, el nombre detrás de los médicos de Grey’s Anatomy y Private Practice .

Acabó con Lexie Grey porque estaba obsesionada con la joven y con la idea de cómo podría seguir la serie sin ella; mató a Mark Sloan para que no vagara por el mundo llorando la partida del amor de su vida; y a a Denny Duquette lo creó con una condena irrevocable de muerte. El caso de George O’ Malley fue distinto, el actor T. R. Knight decidió abandonar el Seattle Grace.

PUBLICIDAD

En Private Practice , sorprendió el fallecimiento de Pete Wilder y Dell Parker. “Estamos hablando de programas médicos donde las apuestas son la vida y la muerte. Eso es de lo que tratan”,  explicó Rhimes a TV Guide .

Otras series se hicieron populares gracias a las sangrientas muertes como hilo conductor. En este grupo están The Walking Dead y Dexter , en las que las despedidas de personajes no resultan tan sorpresivas, pero sí muy impactantes.

En The Walking Dead , la escena de la cesárea improvisada de Lori Grimes deja frío a cualquiera. Ella estaba comenzando a mutar a zombie y su pequeño hijo Carl se envalentona, toma el revólver que le dio su padre y le dispara en la cabeza.

La cadena Showtime también quiso lucirse con su asesino en serie Dexter. Los productores querían finalizar la cuarta temporada con una escena verdaderamente abrumadora. No bromeaban. Luego de ver al homicida derramar sangre capítulo con capítulo, la vida debía cobrarle: halló a su esposa Rita muerta y desangrada en la bañera de su propia casa.

Nota del editor: Se corrigió el dato de la muerte de Lori Grimes.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La muerte se posa sobre las series

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gloriana Corrales

gloriana.corrales@nacion.com

Periodista de Revista Dominical

Periodista en la Revista Dominical de La Nación. Es graduada de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la UCR. 

Ver comentarios
Regresar a la nota