Entretenimiento

TELEGUÍA RECOMIENDA

La gran guerra llegó por fin a 'Game of Thrones'

Actualizado el 15 de julio de 2017 a las 11:00 pm

Se acabó la espera: la batalla final por el Trono de Hierro comienza hoy en HBO. La sétima temporada de Game of Thrones promete responder misterios y generar cataclismos.

Entretenimiento

La gran guerra llegó por fin a 'Game of Thrones'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Resumen de la sexta temporada de Game of Thrones (María Luisa Madrigal)

El 17 de abril del 2011, millones de televidentes alrededor del planeta escucharon, por primera vez, la frase Winter is coming .

No era solamente el título del episodio inaugural de una serie que marcaría época y cautivaría a una audiencia global. Era también una advertencia: el Invierno estaba en camino; no sabíamos cuánto tiempo le tomaría, pero algún día llegaría.

Ese día es hoy.

Hoy, la advertencia de los Stark –la familia que protagonizó aquel primer episodio y nos hizo repetir la frase durante más de un lustro– no es una predicción sino una realidad. Hoy, cuando finalmente se estrene en HBO la sétima y penúltima temporada de Game of Thrones , la espera de más de seis años acabará.

Hoy comienza el invierno. Hoy es el principio del fin.

Luego de 60 episodios, el ciclo final de Game of Thrones consistirá de apenas 13 capítulos –siete en la sétima temporada, seis en la final–; la lista de personajes, que hace solo unos años parecía interminable, se ha reducido a unos cuantos repartidos en pocos bandos. Los invitados a la batalla final son limitados.

(Video) Vea el nuevo tráiler de la temporada 7 de Game of Thrones

Las piezas se han acomodado sobre el tablero y todas quieren lograr el objetivo final: hacerse con el poder.

La reina loca. El camino hasta el trono de hierro, sin embargo, no está despejado para nadie porque, desde el final de la temporada pasada, la corona reside sobre la cabeza de la Reina Madre.

Cersei Lannister no mostró piedad ni remordimiento por nadie, ni siquiera después del suicidio de su hijo menor, el rey Tommen Baratheon. La muerte de Thommen le permitió a su madre tomar posesión de los siete reinos, además de librarse de rivales como su nuera Margaery Tyrell, el High Sparrow (Gorrión Supremo) y las fuerzas de la Fe Militante; todos fueron consumidos en fuego valyrio que destruyó parte de King's Landing (Desembarco del Rey), capital del reino, con una explosión verde.

Lea también: Siete cifras que definen 'Game of Thrones' en su sétima temporada.

Lo de Cersei fue una masacre de fuego y sangre que dejó su camino libre de enemigos cercanos, pero que a la vez dejó una sombra: ¿será Cersei la nueva Reina Loca como lo fue Aerys Targaryen, el Rey Loco que quemaba vivos a aliados y enemigos por igual? ¿Morirá ella como murió él, en manos de su hermano –y amante, padre de sus hijos– Jamie Lannister?

Cersei Lannister está sentada en el Trono de Hierro. De convertirse en una reina loca, su destino podría estar en manos de su hermano y amante, Jamie.

Puede ser, pero antes de que tal cosa suceda no hay duda de que Cersei dejará más huellas en Westeros (Poniente), el continente donde sucede buena parte de la acción de la serie.

No será la única. Del otro lado del mar, finalmente se asoman tres grandes figuras aladas y otra reina con aspiraciones al trono.

Madre de los dragones. Fue la última escena del tremendo final de la sexta temporada: por fin, después de largos años esperando, Daenerys Targaryen se subió a un barco y zarpó hacia Westeros.

Le acompaña el ejército más formidable en Game of Thrones . De su lado tiene a los Unsullied (Inmaculados), soldados de élite comandados por el fiel Gray Worm; 100.000 Dothraki subidos en una flota de 100 barcos; Yara y Theon Greyjoy, quienes le juraron lealtad; navíos de Dorne y soldados de la Casa Tyrell.

Además, Daenerys está rodeada por un grupo consejero conformado por Varys, Missandei y Tyrion Lannister, a quien nombró Mano de la Reina –digamos, un segundo al mando– y quien, de acuerdo con una popular teoría, podría tener sangre Targaryen.

Varys, Missandei y Tyrion Lannister conforman el círculo más cercano a Daenerys Targaryen.

¿Algo más? Sí, claro: tres dragones adultos, capaces de volar enormes distancias y escupir fuego.

La llegada a Westeros de Daenerys, hija de la tormenta, madre de los dragones, Khaleesi –y muchos, muchos otros títulos más– promete ser explosiva, sobre todo si su camino se cruza con el de su sobrino.

¡Rey en el norte! Si el final de la temporada anterior fue una indicación de cómo serán los últimos 13 episodios de la serie, entonces nos espera muchísima acción y muchísimas respuestas a misterios que han plagado la serie desde antes su concepción, cuando solo existían las novelas de Canción de hielo y fuego , de George R. R. Martin, en las que se basa Game of Thrones .

Uno de tantos misterios que se resolvieron el año pasado fue la identidad de los padres de Jon Snow. Gracias a las visiones de Bran Stark –más sobre esto después–, los televidentes confirmaron una de las más famosas teorías en la historia de la saga: que Jon no es el bastardo de Eddard Stark, sino el hijo de la hermana menor de este, Lyanna, y del príncipe Rhaegar Targaryen, hijo del Rey Loco y, antes de su muerte, heredero al trono de hierro.

Jon Snow es el nuevo Rey en el Norte, algo que parece no caer demasiado bien a Sansa Stark y a Littlefinger.

Es decir, que Jon tiene sangre Stark y Targaryen en sus venas. Es decir, que él podría tener el más válido reclamo al trono. Es decir, que Daenerys Targaryen es su tía.

Han sido días ocupados para Jon Snow. En la sexta temporada pasó de estar muerto a resucitado; de ser Comandante de la Guardia de la Noche –el grupo de defensores del Muro, la mítica frontera de hielo entre los Siete Reinos y las tierras más al norte de Westeros– pasó a comandar una alianza de fuerzas cercanas a los Stark para derrotar a Ramsay Bolton y recuperar Winterfell (Invernalia). De ser un bastardo pasó a ser –por aclamación– Rey en el Norte.

Lea también: 'Game of Thrones' tendrá solo seis episodios en su última temporada.

La batalla de Jon contra Ramsay todavía tiene réplicas: Sansa Stark parece no estar feliz con que su hermqanstro sea ahora el Rey en el Norte, y su alianza con Petyr Baelish, alias Littlefinger (Meñique), podría entorpecer la marcha de Jon al trono de hierro.

¿Reunión familiar? ¿Qué pasa con el resto de los niños Stark?

Arya está de vuelta en Westeros. Atrás quedaron los días de estudio junto a Jaqen H'ghar, el hombre sin rostro; ahora, su objetivo es completar la lista de personas a las que desea matar.

El último que tachó de su lista fue Walder Frey, a quien sirvió un pastel hecho con los restos de sus hijos antes de cortarle la garganta como Frey lo hizo, en la tercera temporada, con la madre y el hermano mayor de Arya en la Boda Roja, uno de los eventos más sangrientos y famosos de la saga.

Arya ya borró el nombre de Walder Frey de su lista; todavía quedan muchos más.

Bran, mientras tanto, sigue al norte del Muro, donde ha pasado un par de temporadas intentando controlar sus poderes y aprendiendo del Cuervo de Tres Ojos, su mentor. Otro evento traumático nos permitió saber que las habilidades de Bran son mucho más poderosas de lo que nadie imaginaba: a través de sus visiones, Bran puede viajar al pasado y alterarlo.

Fue así como lo encontró el Rey de la Noche y su ejército de wights –algo así como zombies de las nieves– y White Walkers (Caminantes Blancos), unos monstruos casi invencibles que durante generaciones se creyeron desaparecidos pero ahora representan el mayor peligro que se cierne sobre Westeros.

En una visión, el Rey de la Noche dejó su marca en el brazo de Bran. Así, lo encontró y los espectadores fuimos sometidos a una escena tan dramática como tortuosa: los wights mataron al Cuervo de Tres Ojos; a Summer, el lobo de Bran; y a varios de los Children of the Forest (Niños del bosque), de quienes supimos que fueron los creadores originales de los White Walkers durante su guerra contra la humanidad, hace muchísimos años.

Bran parece dirigirse al Muro. ¿Lo seguirán los White Walkers?

Ninguna muerte fue más dolorosa, sin embargo, que la de Hodor, el viejo y noble sirviente de la familia Stark que solo podía pronunciar su nombre. Bran fue el culpable de su padecimiento y de su muerte: al intentar controlar a Hodor para que le permitiera escapar, Bran generó un trauma en el pasado de su amigo que lo condenó a una vida de padecimientos mentales y una muerte horrible.

La larga noche. Quedan muchas historias por resolver todavía.

Davos Seaworth, quien ahora acompaña a Jon Snow, expulsó a Melisandre, la bruja roja, luego de enterarse de que fue ella quien quemó viva a Shireen, la hija de Stannis Baratheon –ya muerto–; de Melisandre también sabemos que es extremadamente vieja, aunque su apariencia física no lo muestre.

Sam, el adorable amigo de Jon durante su tiempo en la Guardia de la Noche, está ahora junto a Gilly en la Ciudadela de Oldtown, donde espera descubrir el secreto de cómo la humanidad logró derrotar a los White Walkers en su último encuentro.

Brienne Tarth está en un bote, acompañada por Pod, el escudero, luego de despedirse –al parecer, por última vez– de Jamie Lannister. Gendry, el hijo bastardo de Robert Baratheon –el primer rey que conocimos en la serie, muerto en la primera temporada– podría reaparecer en cualquier momento, al igual que The Hound (El Perro).

El futuro de The Hound es uno de los misterios por resolver en la serie.

Sin embargo, no existe hilo narrativo más importante en la saga que los White Walkers. De los grandes líderes que quedan en Westeros, solo Jon Snow está consciente de su existencia y del peligro que suponen. Además, la marca que el Rey de la Noche dejó en Bran no ha desaparecido. Si Bran cruza el muro, ¿lo harán también los White Walkers? ¿Veremos caer el Muro y, con él, el destino de la humanidad?

Con tan pocos episodios restantes, y con una guerra inminente por el Trono de Hierro, el tiempo de enfrentarse a la amenaza de los White Walkers se siente más inminente que nunca. Con las piezas ya listas y colocadas en el ajedrez de la gran guerra, el Rey de la Noche puede, en cualquier momento, destruir el tablero.

El tiempo final, el tiempo de las respuesta, de las batallas, de los dragones y de los White Walkers, comienza hoy. Ya no hay advertencia que valga: que el Invierno nos encuentre preparados.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La gran guerra llegó por fin a 'Game of Thrones'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Danny Brenes

danny.brenes@nacion.com

Periodista de entretenimiento

Se unió a Grupo Nación en el 2012. Escribe para la Revista Dominical desde principios del 2015. Trabajó en la revista Su Casa y en 89decibeles.com.

Ver comentarios
Regresar a la nota