Entretenimiento

OPINIÓN

Zapping: Mae, vea esta vara

Actualizado el 27 de agosto de 2016 a las 11:55 pm

Entretenimiento

Zapping: Mae, vea esta vara

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Zapping: Mae, vea esta vara

Antes de sentarme a escribir este artículo, me volteé hacia Lucía y Pri. “Ayuda, rastas”, les dije a mis compañeras, “¿de qué escribo el Zapping ?”.

Escriba de Bloodline . Escriba de Stranger Things . Escriba de la mujer que se tiró del puente. Escriba de los Juegos Olímpicos. Escriba de este video que le voy a pasar, vea la vara.

En cuestión de diez minutos, una multitud de temas se presentaron sobre la mesa. Al mismo tiempo, recibí dos chats de otros amigos que me enviaron enlaces para ver dos noticias sin relación entre sí. “Mae, vea esta vara”.

Detrás de esos chats, mi muro de Facebook no deja de refrescarse con nuevo contenido. Nuevos clips por ver, canciones por escuchar, historias por leer. Mi propio trabajo consiste, precisamente, en generar nuevo contenido que, de alguna forma, intentará sobresaltar en el muro de otras personas con acceso a redes sociales.

Mi teléfono celular vibra con notificaciones de mensajes, de snaps , de comentarios en Instagram. Dos pestañas en la computadora mi indican la cantidad de información sin ver tanto en mi correo electrónico laboral como en el personal.

Estamos saturados.

Yo, que soy persona de limitados amigos y poca interacción en el mundo digital, me siento embriagado por la cantidad de opciones. No puedo ni siquiera comenzar a imaginar cómo lo lograrán personas con redes mucho más amplias y populares.

Cada noche, antes de dormir, un shock me despierta: ¿qué deje sin ver, sin escuchar, sin hacer hoy?

Hace algunos años, entrevisté al director de imagen comercial de Coca Cola a nivel mundial. Me dijo que uno de los principales retos de la comunicación era brindar un mensaje a nivel masivo que se sintiera personalizado para cada consumidor.

Pero, ¿qué pasa cuando millones de mensajes supuestamente personalizados llegan hasta nosotros? ¿Cuánto es demasiado?

¿Cuándo es demasiado?

Esta preocupación no es para nada nueva. Tenemos años de escribir y leer –más contenido, de paso– sobre los excesos de la era de la información en la que vivimos.

El punto es que no hemos hecho nada al respecto –como sucede con la mayoría de las grandes preocupaciones humanas–. No hemos aminorado la marcha ni reducido el ritmo con que producimos contenido.

PUBLICIDAD

Al contrario, cada vez abrimos más canales para llegar al público; y, como público, cada vez encontramos más formas de intentar consumirlo todo, aunque no lo logremos, aunque por las noches nos despierte una preocupación: ¿qué deje sin ver, sin escuchar, sin hacer hoy? ¿De qué me perdí?

Corremos el riesgo –si no es que ya sucede– de ahogarnos en las opciones. De no saber a qué prestarle atención. De no saber de qué escribir un Zapping y, ante la batería de opciones, solo tener en frente una hoja en blanco.

En ocasiones me pregunto si, pronto, la comunidad de médicos a nivel mundial hablará de un nuevo tipo de padecimiento súbito y mortal: “Murió de una sobrecarga de cosas por ver. Le pasaron demasiadas varas”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Zapping: Mae, vea esta vara

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Danny Brenes

danny.brenes@nacion.com

Periodista de entretenimiento

Se unió a Grupo Nación en el 2012. Escribe para la Revista Dominical desde principios del 2015. Trabajó en la revista Su Casa y en 89decibeles.com.

Ver comentarios
Regresar a la nota