Entretenimiento

TELEGUÍA RECOMIENDA

El Topo: ¡Casi nada de mariscal!

Actualizado el 26 de noviembre de 2016 a las 11:55 pm

Entretenimiento

El Topo: ¡Casi nada de mariscal!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Andrey Amador estuvo feliz departiendo con estos pequeños admiradores. Foto: Alonso Tenorio/La Nación

Un año después del tremendo desaguisado que se dio con la elección del mariscal del Festival de la Luz 2015, la Municipalidad de San José con Johnny Araya a la cabeza de la decisión, reivindica aquel asunto tan desagradable y anunció este martes, en un acto solemne y muy hermoso, que este 2016 finalmente será el ciclista de renombre mundial, Andrey Amador, quien vaya a la cabeza del ya tradicional desfile navideño.

En el 2015 el ciclista de Movistar Team había sido elegido, sin embargo, en el proceso hubo desacuerdos entre la entonces alcaldesa de San José, Sandra García y la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Rivera, y en un digno gesto Amador desistió de la invitación. El país se quedó con ese trago amargo atorado, por eso ahora ha sido tan celebrada la elección y no nos podemos imaginar la clase de homenaje que le rendirá el pueblo costarricense a este joven hombre de acero que ha puesto al país en el podio de la crema y nata del ciclismo mundial.

Este martes, durante el acto formal de designación, nos encantó reconfirmar lo consecuente que es Amador, quien excepto por sus megagestas deportivas, mantiene un bajo perfil y conserva su sencillez intacta. De pocas palabras, nos hizo gracia que su discurso de aceptación durara solo un minuto: duro y al hueso, como dicen.

Mientras el resto de la comitiva oficial del anuncio andaba ataviada con las mejores galas, Andrey se apareció con un jeans y una camiseta cualquiera. Eso sí, era evidente que estaba feliz y orgulloso y su contentera se desbordó al compartir con los escolares que le ofrecieron parte del homenaje. Así las cosas, estamos seguros de que tanto Amador como miles de costarricenses vivirán una jornada memorable el próximo 17 de diciembre. Ahí estaremos.

En medio de la tristeza generalizada por el súbito fallecimiento del exfutbolista Gabriel Badilla, hay que destacar la clase de cátedra que ofreció el veterano y pulseador periodista Luis López Rueda cuando se topó con la dantesca situación en medio de su cobertura de la Lindora Run.

En la foto, el alcalde Johnny Araya ofrece el discurso del nombramiento del destacado deportista. Jorge Villalobos, jefe de protocolo de la Municipalidad; la primera dama Mercedes Peñas y Andrey Amador escuchan al funcionario. Foto: Alonso Tenorio/La Nación
ampliar
En la foto, el alcalde Johnny Araya ofrece el discurso del nombramiento del destacado deportista. Jorge Villalobos, jefe de protocolo de la Municipalidad; la primera dama Mercedes Peñas y Andrey Amador escuchan al funcionario. Foto: Alonso Tenorio/La Nación

Cuando el video El expreso del deporte empezó a circular, a pocas horas de la muerte del jugador, tuvimos un enorme temor de abrir el link porque no sabíamos con qué nos íbamos a topar: básicamente, era la cobertura de un fallecimiento en vivo.

PUBLICIDAD

El resultado ya todos lo conocen y en medio de semejante tragedia, son decenas de miles de costarricenses los que han alabado el tino exacto de López Rueda para manejarse en tan escabrosa situación. Las canas no se llevan en vano y evidentemente López Rueda tiene décadas de experiencia y un colmillo, por lo visto, a toda prueba.

Sin embargo, la inteligencia emocional, el sentido absoluto de respeto y responsabilidad como comunicador y ese verbo fluido y maravilloso que caracteriza a la famosa Ardilla, fueron admirables y conmovedores por igual. Después, Luis narró su experiencia en su página de Facebook y, de nuevo, se colgó otra medalla de respeto supremo porque su crónica sobre todo lo ocurrido, a pesar de entrar en detalles realmente dramáticos, se mantuvo siempre en una línea de sobriedad que nos hizo releer el texto más de una vez, pues nunca se termina de aprender.

El fallecimiento de Badilla estuvo revestido --además del duelo prácticamente nacional que se sintió en el país-- de otras aristas polémicas privadas en las que, por supuesto, no vamos a entrar. Pero en el corolario sí ocurrió una situación totalmente a la inversa con la cátedra de buen periodismo que ofreció López Rueda, y fue la cobertura que protagonizó el periodista de Contámelo todo , Sergio González, quien fue al aeropuerto a recibir a su compañera de trabajo y amiga, Fabiola Herra, a su regreso al país, el lunes por la noche.

Sergio desató una andanada de furibundas críticas cuando convirtió la transmisión en una improvisación en la que imperaron el llanto, la voz quebrada del comunicador y una confusa y endeble cobertura que, por dicha, irónicamente fue controlada por el temple y la ecuanimidad de Herra, quien ya lucía mucho más serena (como era lógico) que 24 horas antes, cuando publicó un ruego público en Facebook para que atrasaran el funeral del papá de sus hijas, video que se viralizó y conmovió a miles.

Tras la lacrimógena transmisión, el linchamiento público no se hizo esperar para González. Entonces aparecieron los expertos en ética, moral y periodismo. Algunos reporteros que nunca han tomado un micrófono y menos han aparecido en cámara, empezaron a dictar cátedra, humillaron al joven comunicador, se burlaron de él, le dijeron hasta de lo que iba a morir y lo basurearon a más no poder.

PUBLICIDAD

Entonces, hay que decirlo. ¿Se equivocó Sergio? Por supuesto. Pero, a ver… ¿cuántos años tiene González? Nosotros en esta columna hemos alabado anteriormente su trabajo en Giros , y también su arranque en Contámelo todo . Indudablemente este muchacho tendrá tiempo para analizar en frío en qué se equivocó y tratará de ser más sereno de ahora en adelante, sobre todo por la temática que se toca en el espacio de entrevistas en el que trabaja.

Pero ya ven, en medio de todo, el texto que Sergio publicó este martes en su cuenta de Facebook, denota que el muchacho es bastante centrado y ubicado. En pocas palabras expresó su postura, no ofendió a nadie, no se puso beligerante pero tampoco de alfombra y cerró con una frase hermosa. Ya con esto, estamos seguros de que González, como todo el mundo, aprenderá a mejorar tras analizar sus errores.

Luis López Rueda  es toda una institución en el periodismo del país. El destino lo puso ante la cobertura sorpresiva de un hecho sumamente triste y delicado, y él sacó la faena de la manera más digna, profesional y correcta. FOTO: ADRIÁN ARIAS.
ampliar
Luis López Rueda es toda una institución en el periodismo del país. El destino lo puso ante la cobertura sorpresiva de un hecho sumamente triste y delicado, y él sacó la faena de la manera más digna, profesional y correcta. FOTO: ADRIÁN ARIAS.

Sobre este tema vimos opinando a más de un periodista veterano que hace 15 o 20 años trabajaban en televisión nacional y se jalaban unas barbaridades terribles al aire. Pero así, por decenas. En esa época, tendrían la misma edad que Sergio hoy. Y varios de ellos expresaron los comentarios más calcinantes contra el joven comunicador de Repretel. Flaca memoria tienen muchos. Y ni qué decir de la falta de empatía. Eso sería.

A propósito de tacto, de sensibilidad, de educación, de solidaridad. Este martes se realizó la fiesta de celebración del cumpleaños número 50 de Paula Picado, codueña de Televisora de Costa Rica y directora de Teletica Formatos. Los detalles del fiestón se publicarán en la edición que sigue, pero queremos destacar el gesto que tuvo René Picado, presidente de canal 7 y hermano de la cumpleañera, a la hora de ofrecer el discurso para Paula.

Una vez que terminó su maravillosa y sentida alocución, pidió la atención de los presentes y solicitó que por favor no subieran fotos de la fiesta a redes sociales, al menos no ese día, cuando el país estaba sumido en la incertidumbre por la inminente llegada del huracán Otto. “Esto puede afectar a mucha gente, puede ser muy triste para el país, la celebración corresponde porque es el cumpleaños de Paula pero mejor tengámosla en privado porque mucha gente está pasándola mal, sobre todo en las comunidades más vulnerables”.

De cara al 2017 una que viene con tremendo arranque es la cantante nacional María José Castillo. La hermosísima joven, ya hoy toda una mujer de 26 años, terminó su carrera de odontología y con los primeros días del verano y esperanzador enero, arrancará una de las más importantes etapas de su vida cuando abra su propia clínica de odontología.

Pero eso no es todo, pues se está cocinando una noticia relacionada con su carrera artística y, si todo sale según lo planeado y el fuerte trabajo que se está haciendo, María José pronto se consolidará como una cantante de primera.

Otro que también va a entrarle al 2017 con buenos bríos es Andrés Jiménez, popular bajista de Los Ajenos, quien hace unos días posteó en su cuenta de Facebook la foto de la llave de una casa y contó que por fin había regresado a vivir a su natal San Sebastián, solo que esta vez ya con casa propia. Muchas felicidades.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El Topo: ¡Casi nada de mariscal!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota