Entretenimiento

El Topo: La boda del año que no fue

Actualizado el 07 de marzo de 2015 a las 11:55 pm

Entretenimiento

El Topo: La boda del año que no fue

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Tan reservados y prudentes como lo fueron en la boda, así se han mantenido los ahora esposos Mauricio Hoffman y Éricka Morera durante su luna de miel soñada, nada menos que en Bora Bora, maravilloso destino de la Polinesia Francesa. Ella ha subido unas cuantas fotos a su perfil, apenas para desbordar envidia de la buena.

Así como lo leen. La tan esperada boda del año (bautizada así por los medios, nunca por los contrayentes) fue más un hermoso evento familiar que el circo de celebridades criollas que muchos, incluyendo este Topito, se imaginaron. Mauricio Hoffman y Éricka Morera se dieron el sí en una sobria y conmovedora velada íntima.

A diferencia del show con alfombra roja “joligudense” que años atrás montaron famositicos como Don Stockwell –en cuya lista de invitados se hablaba hasta del presentador Don Francisco y más de una que otra luminaria de los “Mayamis”– o del derroche obsceno de lujos de la boda de Lynda Díaz, –quien según recordamos procuró que no quedara duda de que se casaba por dinero– la boda de Keka y Mau fue algo elegante y muy íntimo.

Éricka lucía realmente encantadora con su vestido tipo sirena, nos contaron por ahí que fue traído de Europa y no fue hecho por un diseñador nacional como originalmente se había dicho. Mauricio por su parte lució igual elegancia, con un traje gris de sencillo corbatín.

La decoración estuvo impecable, abundaron los detalles como por ejemplo un enorme kiosco coronado de flores blancas, rodeado de árboles blancos con cristales; ese fue el lugar donde se llevo a cabo la ceremonia. El resto de los detalles fueron de igual buen gusto y nivel de perfección. La decoración en el hotel Marriot fue muy elogiada, con sillas que parecían cristales y que daban a los invitados la sensación de estar metidos en un cuento digno de la película “Frozen”.

Entre los invitados destacaron muy pocas figuras de la farándula tica y las que asistieron lo hicieron en su condición de amigos sumamente cercanos de los novios, y no por su condición de “celebridades” criollas.

Dos de las damas de honor eran la presentadora Jalé Berahimi y la modelo Ana Lucía Vega. Jalé llegó con un vestido más entallado imposible que no le permitía respirar ni mucho menos caminar. Con el busto casi salido (nada fuera de lo usual en ella) logró ser, una vez más, el centro de atención. Minutos después de la cena, el ajustadísimo vestido no soportó más la tensión y la tela tuvo que ceder y romperse en la parte donde la espalda cambia de nombre. Afortunadamente la encargada de la boda tenía hilo y aguja (y mucha fuerza) y logró devolver todo a su sitio original.

PUBLICIDAD
 Una imagen impensable  para el actor César Meléndez y su esposa, Cristina Bruno, hasta hace unos años. “En el tiempo de Dios” como dicen ellos y después de muchos años de intentarlo, finalmente pudieron concebir y dar a luz a su primogénita, María Paz, el pasado 23 de febrero. Las más sinceras felicitaciones.
ampliar
Una imagen impensable para el actor César Meléndez y su esposa, Cristina Bruno, hasta hace unos años. “En el tiempo de Dios” como dicen ellos y después de muchos años de intentarlo, finalmente pudieron concebir y dar a luz a su primogénita, María Paz, el pasado 23 de febrero. Las más sinceras felicitaciones.

Ana Lucía, la eterna Taylor Swift de Tiquicia, no nos sorprendió con novio nuevo, sino más bien con tremendo cuerpazo que exhibió enfundada en un vestido que le quedaba como guante.

La que parece no haber entendido que la ÚNICA que debía lucirse era la novia fue Natalia Rodríguez, compañera de animación de Mauricio, quien al mejor estilo de los Óscar llegó con un vestido completamente elaborado con lentejuelas doradas. La nueva chica dorada guiaba las miras a cada punto al que su destellante (e inapropiado) vestido se dirigía.

Ahí también estaba el personaje más querido del país por estos días, Maikol Jordan: sí, en personaje, ya que la camisa amarilla que se puso Mario Chacón – creemos para combinar con el tono dorado del vestido de su novia Natalia– era más bien ideal para formar parte de las mudadas de la famosa película y no un look elegante. Ni modo, los astros se le han alineado de tal manera últimamente al ya famoso Chacón, que se le perdona que no las pegue de todas, todas. Mucha buchonada sería.

En lo que ambos también coincidieron fue en que Natalia ni a palos hizo por dónde estirar los brazos en el momento en que Éricka lanzó el hermoso buqué. Chacón tampoco quiso nada con la bendita liga. O sea ¡dejénlos ser novios y no presionen!

La prensa no tuvo acceso a los salones; vimos salir por el mismo lugar por donde entraron a las cámaras de Intrusos , quienes trataron de capturar el momento en el que la feliz pareja dijo que sí, pero no lo lograron.

El caso es que más de una celebridad local se quedó esperando su invitación, porque esta prometía ser la boda del año… y sí lo fue pero para un muy selecto grupo que junto a la familia de los novios compartió de una velada llena de amor, elegancia y sobre todo, mucha sensatez.

Seguimos con un notición que tiene al actor César Meléndez, más feliz que una lombriz. Resulta que el lunes 23 de febrero César experimentó, a las 8:18 p. m., la sensación de ser papá por primera vez tras nacer su primogénita María Paz, fruto de su relación con su esposa, la también actriz Cristina Bruno. La bebita se adelantó a los pronósticos y nació por cesárea a los ocho meses, eso sí, con un peso superior al de un bebé de ocho meses así que salió más que sanita.

PUBLICIDAD

El artista nicaragüense nacionalizado tico, quien siempre afirma estar agradecido por las bendiciones que le ha dado esta tierra, ahora cuenta con otra bendición que pesa poco más de 2 kilos. Destacable es el hecho de que Meléndez cumplirá 50 años el próximo 24 de marzo y, para él, convertirse en padre a estar alturas de su vida es simplemente “un regalo maravilloso de Dios”, según describió a estos topos, pues antes tuvo un intento fallido.

“Estoy felisísimo, todo fue en los tiempos de Dios. Inesperadamente recibimos esta noticia. Antes habíamos tenido una perdida. Entre la esperanza e incertidumbre habíamos iniciado tramites para hacer adopción, pero Dios tuvo la gentileza. Esto es algo para mí indescriptible”, contó emocionado. Como diría él mismo cuando era juez de Dancing with the Stars , esta noticia está apenas para calificarla con un “¡veganísimo 10!”.

Solo para quienes preguntan, el espacio La rueda de la fortuna , que se emite en vivo los sábados, salió con las hermanas Álvarez, Shirley como es costumbre y Natalia (de Teletica Deportes ) cubriendo al recién casado. Por cierto, la Naty Álvarez al recibir a un participante de Atenas mandó saludos a una “doña Jacky” en Río Grande de Atenas, (¿será la suegra?).

Qué modelos de la  vieja guardia ni qué nada. Pamela Cusi y Karol Uzaga, ambas madres de familia y viejas conocidas en el mundo de las pasarelas engalanaron con sus cuerpazos el stand de Amanco de la pasada ExpoConstrucción.  La foto lo dice todo.
ampliar
Qué modelos de la vieja guardia ni qué nada. Pamela Cusi y Karol Uzaga, ambas madres de familia y viejas conocidas en el mundo de las pasarelas engalanaron con sus cuerpazos el stand de Amanco de la pasada ExpoConstrucción. La foto lo dice todo.

Una noticia bomba, y emitida primero en estas páginas es la siguiente y tiene que ver con más bodas en la farandu-tica. Así sin anestesia: ya hay fecha para el casorio de Natalia Monge, la actriz e imitadora de Pelando el Ojo . Y ahora sí, pelen el ojo: la boda está a la vuelta de la esquina, pues será a FINALES DE MARZO. La intérprete de Martha Emilia y Cinthya de la O recibió el 21 de diciembre la propuesta de matrimonio de su novio, el periodista Alonso Mata, y el 14 de febrero le entregó el anillo. Lo que no se sabía, era que, al tener ambos las agendas tan saturadas para la recta final del año, el fin de semana pasado se sentaron a cuadrar opciones y lo mejor, fue adelantar los planes para decir “sí, acepto”.

Sí señores, se nos casa la Monge. El plan de acelerar la cosa va tal, (y no, no está embarazada) que su amigo el diseñador tico radicado en México, Edwin Ramírez, viaja esta semana al país para confeccionarle el vestido de novia. Vaya sorpresita nos tenía Natalia y Alonso ¡Felicidades! Habrá que ver si adelantan la despedida de soltero; estos Topos seremos los primeros en saberlo porque, estamos seguros, estamos entre los primeros invitados al panchagón de adiós a la soltería.

En los primeros cinco minutos de entrevista desde la cabina de radio Columbia, la ministra de Justicia le dijo tres veces “doña Amelia” ... a Vilma Ibarra. Regresando de la pausa comercial, a pesar de que se esmeraba por decir “doña Vilma” cada cuatro o cinco palabras, ¡zas!, otra vez se le salió el “doña Amelia”. ¿Sería solamente un lapsus nervioso o es que no tenía claro con quién era la entrevista?

Esta semana el noticiero Hoy de Canal 9 presentó su nueva imagen. Se trata de un refrescamiento de aspectos visuales como los “súpers”, el sello (logo de que aparece en el cuadrante inferior derecho), las pantallas que son apoyos para ilustrar las informaciones y los colores del noticiero.

Junto a los aspectos visuales incorporaron un elemento muy usado en los noticieros estadounidenses que le dan mucha seriedad y respaldo a las noticias de peso, como es una minientrevista al finalizar una nota de fondo.

A eso se suma un “refresh” en los enfoques que ya de por sí el novel informativo está obligado a darnos, pues es bien sabido que por las horas en que salen al aire, prácticamente todos los temas del día están quemados por sus inmediantos competidores, entiéndase el seis y el siete.

Bien por este espacio que con menos de cuatro años de estar al aire ha sabido abrirse campo sin necesidad de exabruptos y notas lastimeras.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El Topo: La boda del año que no fue

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota