Entretenimiento

'The Walking Dead': repaso de 'The Cell', episodio 3 de la temporada 7

Actualizado el 08 de noviembre de 2016 a las 04:22 pm

Entretenimiento

'The Walking Dead': repaso de 'The Cell', episodio 3 de la temporada 7

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Análisis del tercer capítulo de la sétima temporada de 'The Walking Dead'

Se suponía que tras ver el tercer episodio de la presente temporada de The Walking Dead, hoy estaríamos hablando de Daryl. Pero no: la conversación tiene que ver con un alma más torturada que la del carismático cazador al que el público tanto quiere. Hoy hablaremos del pobre Dwight.

A continuación encontrará múltiples detalles de The Cell, tercer episodio de la sétima temporada de The Walking Dead, transmitido el 7 de noviembre en Latinoamérica por Fox. Si aún no lo ha visto, la siguiente lectura podría arruinarle varias sorpresas.

Dwight: qué tremendo personaje. Al flacucho que interpreta el actor Austin Amelio lo conocimos en la sexta temporada, cuando sus enfrentamientos con Daryl (Norman Reedus) estuvieron a punto de saldarse con la vida de uno u el otro. En aquel momento vimos a Dwight como un perdedor, una especie de Daryl wannabe que a falta de atributos trataba de competir con su adversario con artimañas y golpes a traición. Sin embargo, después de The Cell es imposible seguir viendo a Dwight desde esa óptica de inferioridad. Es más, sin mucho esfuerzo, el hasta ahora némesis de Daryl encontró empatía, tanto dentro como fuera de la pantalla.

Todo el episodio se desarrolló en El Santuario, nombre de la comunidad jefeada con puño de hierro por Negan (Jeffrey Dean Morgan). Dwight es un hombre de importancia dentro de la jerarquía de El Santuario, alguien en quien Negan confía... o al menos así parece.

Después de los salvajes hechos del episodio inaugural y su responsabilidad directa en la muerte de su amigo Gleen (Steven Yeun), Daryl es hecho rehén por Negan, quien lo encierra desnudo en un calabozo, con Dwight como su carcelero. No sabemos cuántos días han pasado, pues Daryl pierde noción del tiempo, mientras es alimentado con comida de perro y torturado con la privación del sueño, obligado a oír una y otra vez la desesperante canción Easy Street.

Daryl Dixon (Norman Reedus), reducido a un rehén de Negan. (AMC)

El objetivo de Negan es claro: quebrar la volutad de Daryl, reducirlo a un súbdito, tal y como ya lo logró con Rick (Andrew Lincoln). Dwight es el testigo más cercano del ejercicio y su desprecio hacia Daryl parece legítimo, tanto como cuando le disparó a quemarropa en los últimos capítulos de la temporada anterior.

PUBLICIDAD

Es el propio Negan quien revela a Daryl –y la boquiabierta audiencia– los entretelones del primer encuentro entre este y Dwight, cuando el último traicionó al hombre que lo ayudó y robó sus emblemáticas motocicleta y ballesta. Si recordamos, en el episodio Always Accountable, Daryl encontró en medio de un bosque quemado a Dwight acompañado de dos hermanas, Sherry (Christine Evangelista) y Tina (Liz E. Morgan). El control de la situación cambió de manos a lo largo del programa y el final llegó con Tina muerta por su imprudencia y los dientes de un walker; mientras que Sherry y Dwight robaron las cosas de Daryl y lo abandonaron a su suerte. Eso era lo que ya sabíamos.

Sabíamos también que Tina era diabética y que su insulina estaba en una hielera. Ahora Negan nos revela que los tres habían huído de El Santuario y hurtado el medicamento, después de que él le propusiera a Tina ser su esposa, a cambio del valioso tratamiento médico. Resulta que Dwight y Sherry eran esposos y que tras fracasar en su escape pidieron ser admitidos de nuevo en la comunidad, a lo cual Negan estuvo de acuerdo después de una "negociación" que incluyó tomarla a ella como su nueva esposa y quemar la mitad de la cara de él.

Y así se despejó cualquier duda que pudiésemos abrigar sobre la clase de maldito que es Negan.

Es curioso pues si bien una semana atrás conocimos El Reino y a su rey Ezequiel (Khary Payton), en realidad es Negan quien se comporta como un tirano en una corte medieval. Los habitantes de El Santuario son, para todos los efectos, súbditos de Negan: deben hincarse a su paso y cumplir cualquier capricho de su voluntad. Esta comunidad funciona como una dictadura, sin mucho respeto de la propiedad privada y donde las mujeres son figuras de segundo orden, cuya sexualidad es utilizada como moneda de cambio.

Hasta donde pudimos ver, la gente de El Santuario no es feliz. No puede serlo. Así lo externa un desertor a quien Dwight da caza. Se trata de un pobre infeliz sin nada que lo impulse en la vida y que solo quiere descansar de la miseria y la humillación a la que él y sus vecinos son sometidos por Negan. La lucha interna en Dwight es desgarradora, al punto de que la humanidad en él lo lleva a matar a su amigo por la espalda, como un gesto de misericordia.

PUBLICIDAD
Dwight (Austin Amelio) y Negan (Jeffrey Dean Morgan) tienen una "amistad" cargada de desconfianza. (AMC)

Sherry y Dwight coinciden de vez en cuando, comparten cigarros y se externan tanto cariño como les es permitido en su condición de "exesposos". Ella visita al doctor para hacerse una prueba de embarazo, por lo que presumimos que Negan está deseoso de traer herederos al mundo. Dwight lo sabe y rechaza el ofrecimiento de Negan para escoger a una nueva mujer dentro del grupo. Este retorcido triángulo sentimental no terminará nada bien.

Tras conocer la historia de Dwight, toca hablar de Daryl. Nuestro redneck preferido se niega en dos ocasiones a sumarse a las filas de Negan y ni pestañea cuando el matón lo amenaza con su bate de beisbol. Sin embargo, Daryl no soporta y se quiebra cuando Dwight le recuerda la muerte de Glenn (y es aquí que entendemos el macabro detalle del tipo que salía al fondo tomando una fotografía instantánea de la cabeza pulverizada del exrepartidor de pizzas).

Dwight escucha el llanto desconsolado de su adversario y lo respeta. Daryl ve sentido en las acciones pasadas y desesperadas de su adversario y lo respeta. No sugiero que entre estos dos nacerá una amistad pero sin duda que el vínculo emocional entre ambos irá en aumento, y con esto las posibilidades de la serie.

Dwight es un personaje del que deberíamos ver más. Uno cuya complejidad le da, por ahora, incluso una profundidad mayor que la mostrado por Negan.

Notas sueltas:

- Cuando Dwight y Sherry dijeron en la temporada 6 que no volverían a hincarse, no teníamos idea que hablaban en un sentido explícito. Siempre gratifica descubrir un significado mayor a acontecimientos que nos parecían poco trascendentes meses atrás.

- El uso de la música pop fue muy acertado en The Cell. Si quiere competir como los grandes en su próxima partida de trivia, las canciones utilizadas fueron A Town Called Malice, de The Jam (en la escena inicial, cuando se nos presenta la rutina diaria de Dwight); Crying, de Roy Orbison (escena del llanto de Daryl), y la hoy omnipresente Easy Street, de The Collapsable Hearts Club, utilizada con mucha efectividad como herramienta de tortura.

- Siguen cumpliéndose los paralelismos entre los episodios con temporadas anteriores de la serie. Esta semana el capitulo tercero se tituló The Cell (la celda), coincidiendo con la temporada tres de TWD, que se desarrolla en su mayoría dentro de una prisión. El título también podría referirse a la situación que atraviesan los personajes, pues tanto Daryl como sus captores son prisioneros de la dictadura de Negan.

- El ver a Negan siempre conla misma ropa empieza a ser un detallito menor, pero desesperante. Está bien el esfuerzo por mantener la apariencia del personaje similar a la de su contraparte del cómic, pero parece que el tipo se obliga a andar siempre el mismo uniforme, incluida la chaqueta de cuero. ¿Es que acaso su calidad de tirano no le permite apoderarse de la ropa bonita de otra gente?

Muertes notables: Solo la del desertor, ejecutado por su amigo Dwight. Estuvo en la serie solo un par de minutos pero su participación nos dio mucha luz sobre la miseria que se vive en El Santuario. Gracias por eso, desconocido.

Sherry (Christine Evangelista) trata de advertir a Daryl (Norman Reedus) sobre los riesgos que corre en El Santuario. (AMC)
  • Comparta este artículo
Entretenimiento

'The Walking Dead': repaso de 'The Cell', episodio 3 de la temporada 7

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Víctor Fernández G.

vfernandez@nacion.com

Jefe de información de Entretenimiento

Es el jefe de la mesa de Entretenimiento, donde tiene a su cargo la coordinación de Viva, Áncora, Teleguía y Revista Dominical. Ingresó como periodista de espectáculos al diario Al Día de Grupo Nación en 1999 y luego pasó a La Nación y al periódico juvenil ...

Ver comentarios
Regresar a la nota