Entretenimiento

Prohibido... ¿según quién?

Actualizado el 01 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

¿Está loco el mundo? Posiblemente, pero... ¿qué es la locura? ¿Dar rienda suelta a las inclinaciones propias sin pensar en el qué dirán? La serie ‘Prohibido’, de estreno en Discovery Channel, presenta en 12 episodios las subculturas más extrañas y clandestinas del mundo.

Entretenimiento

Prohibido... ¿según quién?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La chica poni es una mujer australiana que ha pasado la mitad de su vida viviendo como un poni. Ella mostrará el vestuario que usa para interpretar este animal. (Discovery Channel)

En el mundo contemporáneo, casi todo es relativo... en especial lo que se considera “anormal” o “prohibido”, pues todo depende del cristal con que se mire... y de los gustos y aficiones de cada quien.

Partiendo de esta premisa, Discovery Channel recorrió el mundo en busca de las subculturas más extrañas y clandestinas del planeta.

El resultado es la serie Prohibido , que como mínimo hará que el espectador más abierto de mente arquee la ceja ante las “rarezas” que presenciará: desde juegos de ponis en donde las personas asumen el rol de un caballo hasta hombres que fingen estar embarazados. Esta serie trata de desvelar la ciencia oculta de extraños comportamientos humanos.

De acuerdo con Discovery Channel, Prohibido no busca únicamente observar, sino explicar los motivos psicológicos, orígenes históricos y razones científicas de un impresionante despliegue de historias y personajes.

La serie es irónica y muy peculiar en su tono, pero respeta por encima de todo la dignidad y la integridad de sus protagonistas. En definitiva se trata de una celebración de la humanidad, convincente, informativa y divertida, basta con ver los cortos promocionales que se han venido liberando para comprobarlo.

Con la explosión de la Internet, se ha producido un cambio sísmico en la medida en la que las personas están encontrando a sus almas gemelas y poniendo en práctica sus propias inclinaciones, compartiéndolas con otros alrededor del mundo. Tal vez las subculturas de hoy, consideradas extrañas, se convertirán en algo normal algún día.

 Especialmente   tatuada para sus clientes, Gabi Gainer posa con su compañero Heartz y un cliente llamado Kenyon,  quien viajó desde Kansas para tener una sesión personal de más de 300 kilos con la diosa. Ella hizo de la obesidad un negocio:  le pagan por comer, luchar y mostrar sus kilos en la web.
ampliar
Especialmente tatuada para sus clientes, Gabi Gainer posa con su compañero Heartz y un cliente llamado Kenyon, quien viajó desde Kansas para tener una sesión personal de más de 300 kilos con la diosa. Ella hizo de la obesidad un negocio: le pagan por comer, luchar y mostrar sus kilos en la web.

Así que… ¿Por qué tienen que ser algo prohibido?

Pero bueno, al fin de cuentas será el espectador quien juzgue desde su propia óptica si aquellos que no siguen los convencionalismos de la sociedad están locos de atar o bien, decidan que cada quien es dueño de vivir su vida como le plazca, siempre y cuando no haga daños colaterales a terceros.

Desgranemos algunos casos.

Está por ejemplo el de la “Chica poni”, una mujer australiana que ha pasado la mitad de su vida viviendo como un poni y muestra en la serie algunos de los artilugios y prendas personalizadas que utiliza cuando interpreta el papel de “Shyanne, la chica Poni”.

PUBLICIDAD

El nombre es una combinación de Leanne (su verdadero nombre) y la palabra shy, que en inglés significa tímida.

“Es muy comprensible que a una persona tímida le encante jugar como un animal”, mantiene la experta en comportamiento Carol Queen. “Asumir una nueva identidad o utilizar artilugios y prendas nuevas puede llevarla fuera de la jaula de su propia timidez”.

En el mundo hay miles de personas a quienes le gusta jugar a los ponis. Más de trescientas de ellas se encuentran en Australia.

¡Momificado!

Mark, el hombre momia, comienza una sesión de momificación potencialmente mortal de doce horas de duración. Para la gran mayoría de las personas este procedimiento resulta aterrador. Sin embargo, para Mark es todo un placer. Cuando se cuerpo es envuelto en las vendas su mente es capaz de participar en un estado mental de privación sensorial.

Según Mark, “durante la primera hora de la momificación comienzo a sentir cómo mi cuerpo se está moviendo... Empiezo a ver escenas de acantilados, agua y árboles. Me siento totalmente relajado y a gusto, sin preocupaciones, inquietudes o cualquier otra cosa que me molesta durante horas y horas”.

El proceso total de momificación dura entre 30 y 40 minutos y las únicas aberturas de las vendas son dos pequeños orificios situados debajo de la nariz.

Los peludos

“Alveret el zorro” y “Yote el Coyote” se encuentran sentados en un parque de Monterrey, México, en donde en ocasiones actúan como animales con cuerpo de persona. Los peludos son una subcultura de personas que se visten con disfraces de animales peludos. No es fácil identificarlos a simple vista, pero el 80% de ellos son hombres que rondan los veinte años de edad.

Los peludos adoptan la identidad de un animal llamado fursona. Los lobos, perros, zorros y animales híbridos son las opciones más populares. Este tipo de rol ayuda a las personas introvertidas a ser más sociables y abiertas.

 Mark, el hombre momia, comienza una sesión de momificación potencialmente mortal de doce horas de duración.  Discovery
ampliar
Mark, el hombre momia, comienza una sesión de momificación potencialmente mortal de doce horas de duración. Discovery

Obesidad... ¿un negocio?

Al igual que la gran mayoría de las personas con sobrepeso, Gabi Gainer solía ser insultada verbalmente por su aspecto, pero ahora ha convertido su tamaño en un negocio para hacer dinero. Chequeando en la Internet Gabi se dio cuenta de que algunos hombres llamados “Exhortadores” medían su placer en kilos. Ahora le pagan por comer, luchar y mostrar sus kilos en la Internet.

PUBLICIDAD

Poner a las mujeres gordas en un pedestal es una vieja práctica encontrada en culturas de países como Mauritania y Tahití, en donde hasta el día de hoy las novias son deliberadamente alimentadas para que resulten más apetitosas para el novio.

Y sigue la fila de casos estrafalarios. Al doctor Rev, artista erradicado en Australia, le encanta pintar. Al igual que la gran mayoría de los artistas intenta poner algo de sí mismo en todas sus creaciones. Sin embargo, él lleva este concepto a otro nivel. Sus pinturas se crean utilizando su propia sangre fresca, bombeada de sus venas y rociada directamente sobre el lienzo.

Este artista llegó a dispararse en el brazo con una pistola para crear una pieza de arte durante una actuación. Él mismo definió la experiencia como una “crítica al arte moderno” que “dolía como el infierno”.

En Nashville, Tennessee, un hombre conocido como “T-Vyrus” posa de incógnito en una especie de disfraz de travesti que incluye la cabeza de una muñeca de goma. Esta forma extrema de drag queen o travestismo, es un fetichismo conocido en inglés como Rubber Dolling . Se calcula que existen aproximadamente 4000 Rubber Dolls en todo el mundo.

Si le ha impresionado este pequeño muestrario, espere a ver los episodios del show. Entonces, cada quien, sacará sus propias conclusiones sobre lo prohibido.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Prohibido... ¿según quién?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota