Entretenimiento

Jay Leno: El rey da un viraje hacia la sencillez

Actualizado el 15 de febrero de 2014 a las 11:55 pm

Entretenimiento

Jay Leno: El rey da un viraje hacia la sencillez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
LatinStock/Corbis

A pesar de su humor ácido y de su –a menudo– mordaz lengua, Jay Leno se ganó la admiración, el cariño y cuando menos, el temor, de la crema y nata de la política y las celebridades de Estados Unidos y Occidente en general.

Transitó por una senda que le permitió sentar, como un invitado más, al mismísimo presidente Barack Obama.

Así de respetado es el campechano y regordete presentador quien, en la prudencia y la serenidad que le pueden prodigar sus 62 años, decidió dejar el mundo de las luces y las luminarias para dedicarse a sí mismo: se trata de un viraje a una vida más sencilla.

No deja de ser irónico que, mientras tiene a sus pies a millones de televidentes que disfrutan sus irreverentes noches, renuncie a toda esta atención para ir en busca de ambientes minúsculos, tabernas, pub, tal vez uno que otro teatro, para darle rienda al arte que tanto ama: el monólogo.

Claro está, a lo otro que quiere dedicarle todo el tiempo que pueda es a su afamada colección de autos, una de las más completas y ambiciosas del mundo, que consta de alrededor de un centenar de ejemplares, entre los que hay algunos de vapor de principios del siglo XX.

La semana pasada, el animador estadounidense Jay Leno dio por terminada la historia del clásico The Tonight Show , que ofreció 4.600 emisiones.

El famoso presentador de la cadena NBC cerró la noche del jueves 22 años ininterrumpidos de crítica política, entrevistas y entretenimiento en la televisión de Estados Unidos, rodeado de rostros famosos, como Oprah Winfrey, y sin dejar a un lado su sátira, seña de identidad.

El presidente estadounidense, Barack Obama, quien ha sido varias veces invitado de Leno en su mítico programa, no quiso ser menos y aunque no fue personalmente a la despedida, envió un mensaje para el famoso presentador en su noche de retiro.

“ Jay, has hecho un montón de bromas sobre mí durante estos años, pero no te preocupes: no estoy molesto ” , dijo Obama totalmente inexpresivo.

“ Y sin que esto tenga nada que ver, he decidido que seas mi nuevo embajador en la Antártida. Espero que tengas un buen abrigo, graciosillo ” , añadió el presidente en su intervención.

PUBLICIDAD
Jay Leno posa en su garage (en 2007) junto a uno de sus espectaculares autos,  un McLaren F1. LatinStock/Corbis
ampliar
Jay Leno posa en su garage (en 2007) junto a uno de sus espectaculares autos, un McLaren F1. LatinStock/Corbis

Sin embargo fue Crystal quien lideró el musical de despida, para el que contó con personalidades de la escena pública estadounidense como Jack Black, Kim Kardashian, Jim Parsons, Chris Paul, Sheryl Crow y Carol Burnett.

Algunos rostros de la vieja guardia, como Charle Sheen, y otros que no lo son tanto, como Miley Cyrus, aparecieron para darle consejos sobre qué hacer en su jubilación, pero no fue hasta el discurso final que afloraron la emoción y las lágrimas en el presentador.

“ Esta es la parte difícil ” , confesó Leno mientras enumeraba el privilegio que ha sido para él haber entrevistado desde presidentes a astronautas, pasando por lo más granado de Hollywood.

El show lo asumirá a partir del 17 de febrero, Jimmy Fallon, que arrancará con U2 y Will Smith como invitados en el programa que cambiará su sede de Los Ángeles a Nueva York, la ciudad donde nació originalmente.

Leno condujo su programa en dos etapas, la primera entre 1992 y 2009 y la segunda desde 2010 hasta ayer, después de una fuerte controversia con su primer sustituto, Conan O`Brien, y el fracaso de su aventura en solitario con el “Jay Leno Show”

Leyenda absoluta

James Douglas Muir Leno no aguantó tanto como su antecesor, el también mítico, el pionero Johnny Carson. Pero tras 22 años grabó más programas de su The Tonight Show que Carson en 30 años: 4.610.

Tras asumir el programa en mayo de 1992, rápidamente se ganó a los espectadores. Tanto que el suyo se convirtió en el programa de late night más visto de la televisión estadounidense.

Su primer gran éxito se lo debe al actor Hugh Grant, a quien la policía de Los Angeles descubrió en 1995 con una prostituta en un vehículo y quien se disculpó públicamente en el programa de Leno.

“¿En qué demonios estabas pensando?”, le espetó entonces Leno. “Hice algo malo, ahí lo tienes”, admitió el actor, con una sonrisa avergonzada en su primera confesión pública sobre el escándalo.

Entre muchos otros hitos, según reseña una nota del diario español El Mundo, en 2009 Leno fue el primer presentador que pudo saludar en un programa de televisión al primer presidente negro de Estados Unidos, Barack Obama.

PUBLICIDAD

En su discurso de despedida, el presentador se permitió algunos momentos de reflexión y recuerdos, y también de sensibilidad rara vez mostrada por él en público. Obviamente, la ocasión lo ameritaba.

Los típicos  gestos de Leno fueron parte del arranque de su éxito. Acá, en 1984. |  LATINSTOCK/CORBIS
ampliar
Los típicos gestos de Leno fueron parte del arranque de su éxito. Acá, en 1984. | LATINSTOCK/CORBIS

“Mi madre falleció en el primer año en que comencé a conducir el show , mi padre en el segundo y después mi hermano. Y después de eso casi me quedé sin familia. Y la gente de este lugar se convirtió en mi familia”, dijo sobre el personal con el que trabaja.

Esa noche, Billy Crystal elogió a Leno durante el especial, diciendo que durante muchos años hizo sentir mejor a la gente antes de irse a la cama, e invocó a su predecesor, Johnny Carson, quien condujo el programa durante 30 años.

“Uno de los grandes de todos los tiempos te dejó su espacio. Pero una vez que lo tuviste en las manos, lo desarrollaste”, dijo Crystal. Leno y Crystal, viejos amigos, recordaron los viejos tiempos, como cuando Crystal y otros comediantes visitaban Boston, donde vivía Leno, y se quedaban en su apartamento.

Origen humilde

James Douglas Leno nació en el año 1950, en la ciudad de New Rochelle, localizada dentro del estado de Nueva York, Estados Unidos.

Su madre era una ama de casa de origen escocés, y su padre, vendedor de seguros.

Las fuertes presiones económicas hicieron que la familia se mudara a Andover, Massachusetts, donde creció y asistió a la escuela secundaria.

Finalmente, recibió su título universitario en el Emerson College, allá por 1973.

Cuentan las diversas reseñas biográficas que, desde que era un niño, Leno aseguraba que tomaría el lugar de Johnny Carson en el programa The Tonight Show , en lo que constituye una de las anécdotas favoritas sobre Leno, tomando en cuenta lo profético que resultó su deseo.

El gusanillo de comediante lo aguijoneó desde entonces y, aparte de ser dueño de un ingenio y una rapidez de mente prodigiosos, se percató de que su singular mentón y su carismática forma de hablar le serían de mucha utilidad a la hora de insertarse en el difícil mundo del showbiz.

Hacia fines de los 70’s, fue el rostro de los comerciales de Doritos, y también actuó en diversos clubes nocturnos haciendo actos de apertura para otros comediantes más reconocidos.

Pero poco a poco su clásico humor, su agudo sentido de observación, su rutina de historias de vida y bromas políticas en un lenguaje que todo el mundo puede entender, fueron calando en sus audiencias, primero, en escenarios, más tarde, en la televisión.

Por este mismo motivo es que se convirtió en el rival eterno de David Letterman, quien suele hacer bromas sarcásticas e incluye “absurdismos” en su programa, ha afirmado la crítica especializada.

Antes de llegar a ser el presentador oficial del show , Leno tuvo algunas otras apariciones frente a las cámaras, como ser en el largometraje Collision Course , donde fue protagonista con Pat Morita.

También, mucho antes, figuró en el reparto de American Hot Wax , donde conoció a Fran Drescher, con quien en el futuro realizaría algunos sketchs en su serie The Nanny ( La niñera ).

Desde que asumió el rol principal en The Tonight Show , Leno se convirtió en una figura americana requerida por casi cualquier tipo de show , desde Los Simpsons hasta Los Padrinos Mágicos . En ésta última, interpreta al personaje Barbilla Carmesí, haciendo una obvia alusión a su propio mentón.

En la mayoría de sus apariciones suele figurar como él mismo, entrevistando a los personajes de las series o películas en las que trabaja.

La visita del presidente Barack Obama al programa de Jay Leno ratificó el prestigio y el respeto del que goza el presentador en su país. AP
ampliar
La visita del presidente Barack Obama al programa de Jay Leno ratificó el prestigio y el respeto del que goza el presentador en su país. AP

Los Simpsons , por ejemplo, lo usan recurrentemente para que preste su voz para su versión amarilla, al igual que la popular Family Guy , donde comparte los estudios con Seth Green y Mila Kunis.

También influyó fuertemente en algunos episodios de Friends y en las vidas de los memorables amigos más famosos de los 90 y principios de este siglo, y con Will Smith actuó en algunos cortos de El príncipe de Bel-Air . Smith es uno de los mejores amigos de Leno, por cierto.

Esta afición también ha sido extendida a la caridad, entregando más de dos millones de dólares a víctimas de los atentados del 11 de setiembre del 2001, los damnificados del maremoto de la India del 2004 y los del Huracán Katrina.

Además de esto, en su tiempo libre, maneja motocicletas por la ruta y trabaja en su taller arreglando viejos automóviles. Tiene una columna de vehículos en el Sunday Times y también presta sus servicios al Automobile Restoration Department del McPherson College.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Jay Leno: El rey da un viraje hacia la sencillez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota