Entretenimiento

Cuando la sangre no une, pero sí envenena...

Actualizado el 08 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Hermanas asesinas es la nueva serie de Biography Channel que muestra cómo los lazos de sangre pueden enredarse al punto de terminar en cruentas tragedias.

Entretenimiento

Cuando la sangre no une, pero sí envenena...

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los hermanos adoptados con frecuencia se quieren como si fueran de sangre... pero hay casos excepcionales. Esta serie aborda varios, como el de la tragedia de Elena y Christina. (Biography)

Estas son historias reales de un nexo de amor que une a dos hermanas, pero que llega a cruzar la barrera del odio y de la venganza, para violentar la vida, hasta de su ser más querido.

En la serie de estreno en Biography Channel este viernes 13, el televidente podrá ver y analizar lo que hay detrás de los actos impensables de las Hermanas asesinas , y hasta dónde son capaces de llegar.

El capítulo de estreno arranca con la historia de Sarah y Stevie, nacidas y criadas en California, quienes desde pequeñas eran objeto de confusión por parte de sus vecinos, aunque sus personalidades opuestas aclaraban cualquier duda.

La noche del 1 de julio de 1997, los bomberos respondieron a un llamado de auxilio en una casa de Oakland, California. Cuando llegaron, vieron a una mujer salir de su casa con la parte inferior de su vestido en llamas.

Ella se identificó como Stevie Allman, de 52 años, una secretaria desempleada quien sufrió quemaduras de primer y segundo grado en sus brazos y piernas.

Ella declaró a las autoridades que sospechaba que el incendio había sido provocado por traficantes de drogas con los que había tenido diferencias porque les reclamaba sus acciones en el barrio.

Sin embargo, una investigación demostró que el fuego había sido provocado por dos bombas incendiarias colocadas dentro del mismo domicilio.

El tema es que la mujer también era conocida por la Policía de Oakland, pues ella había servido como “soplona” al proporcionarles cintas de video que demostraban la presencia de narcotraficantes en la barriada.

VÉALO:BIOGRAPHY.  VIERNES 13. 09:00 P.M./ SÁB.14. 01:00 P.M.

Luego, una tercera bomba explotó en la casa y Stevie recibió un gran reconocimiento público, fue prácticamente tratada como una heroína porque se pensó que estaba siendo víctima de los delincuentes, quienes le cobraban su valentía.

Aún desde su cama de hospital, ella insistía en retar a los supuestos narcotraficantes. Entretanto, el gobierno local ofreció una recompensa de 50 mil dólares para quien ofreciera datos sobre los culpables, y a su vez le reconstruyeron por completo la vivienda a la mujer.

Pero el exceso de atención hizo que las autoridades detectaran algo extraño y descubrieran lo impensable: Stevie en realidad era Sarah, su hermana menor, con quien había estado viviendo durante los últimos 20 años.

PUBLICIDAD

La pregunta es... ¿dónde está la verdadera Stevie? ¿Cuál es la madeja real de toda la historia tras los incendios? Este y otros casos inimaginables se descorrerán a partir del próximo viernes 13.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Cuando la sangre no une, pero sí envenena...

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota