Entretenimiento

Prisioneras de revolucionaria serie 'Orange is The New Black' ganan devotos

Actualizado el 24 de agosto de 2013 a las 11:27 am

Entretenimiento

Prisioneras de revolucionaria serie 'Orange is The New Black' ganan devotos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Piper Chapman, interpretada por la actriz Taylor Schilling (centro), es una privilegiada neoyorquina con una fábrica casera de jabones orgánicos. (Facebook oficial de Orange is The New Black)

La serie de NetflixOrange is The New Black, que cuenta la historia real de una prisión de mujeres desde el punto de vista de una rubia de clase media, ganó lentamente y sin hacer ruido la devoción de la crítica gracias en parte a su elenco diverso en razas y formas.La "dramedia" -mezcla de drama y comedia- ha sido calificada como "totalmente brillante" por la revista Rolling Stone; un "flujo impredecible de risas y seriedad" por The Hollywood Reporter y "el mejor show de televisión del momento", e incluso "tal vez un nuevo género", por Esquire.Orange Is The New Black, creada por la misma autora de la serie Weeds y basada en una autobiografía del mismo título que está tercera en la lista de más vendidos del New York Times, muestra las interacciones y conflictos raciales de negras, latinas, blancas y asiáticas que son forzadas a convivir en la cárcel.En la serie, Piper Chapman (Taylor Schilling) es una privilegiada neoyorquina con una fábrica casera de jabones orgánicos, que es sentenciada a 15 meses de prisión por un error de juventud: diez años atrás, transportó una maleta de dinero para complacer a la sexy narcotraficante Alex (Laura Prepon), con quien tuvo un pasajero affaire."Piper fue mi caballo de Troya", dijo la creadora de la serie, Jenji Kohan, en una entrevista la semana pasada a la radio NPR."No vas a un canal a vender una historia fascinante de mujeres negras, latinas, ancianas y criminales. Pero si tomas a esta chica blanca y la sigues (en la cárcel), puedes expandir tu mundo y contar todas las demás historias", dijo la directora y guionista. "Es un punto fácil de acceso".Kohan ha sido elogiada en particular por los flashbacks, que sacan la cámara de la prisión para mostrar las historias personales de las internas, y la autenticidad de los personajes: el sobrepeso, las arrugas y las facciones poco renacentistas están admitidas en el elenco mayormente femenino y necesariamente diverso.La actriz dominicana Dascha Polanco, que interpreta a la latina Dayanara, recuerda lo irregular que es ver un programa de televisión sobre mujeres y hecho por mujeres, donde la mujer no sea definida desde su relación con el novio, el marido, la familia o los hijos.En ese sentido "Orange rompe barreras. No es una mujer de su casa con sus hijos y su esposo. Habla de una realidad", dijo Polanco a la AFP, en una charla donde se dijo agradecida a la serie por ayudarla a superar el obstáculo del sobrepeso en una industria donde la belleza se define por la extrema delgadez.

PUBLICIDAD

Kerman se ha convertido en una notoria defensora de los derechos de las prisioneras y es parte de la directiva de la Asociación de Mujeres Presas

 

Para Piper Kerman, la autora de las memorias publicadas en 2010 en las cuales se basa -muy libremente- la serie, uno de los principales desafíos al ingresar a la cárcel es "entender cuál es tu lugar en la ecología de la prisión"."Cuando pones un primer pie en la unidad, en esta extraña nueva comunidad en la que estás viviendo, la raza es un principio organizativo muy poderoso", dijo Kerman, quien tenía 24 años cuando transportó la maleta de dinero en 1993, a la radio NPR."Lo que descubrí fue que, con el tiempo, (la raza) era cada vez menos importante. Cuando me asignaron trabajar haciendo arreglos eléctricos, no había lineamientos raciales. Trabajaba con negras, latinas y asiáticas", contó la autodefinida exlesbiana, que ingresó en 2004 a la cárcel de baja seguridad en Danbury, Connecticut (noreste).Desde entonces, Kerman se ha convertido en una notoria defensora de los derechos de las prisioneras y es parte de la directiva de la Asociación de Mujeres Presas (WPA).Orange se estrenó el 11 de julio sin las fanfarrias de otras series originales del servicio de videos en línea  Netflix, como House of Cards, con Kevin Spacey, y Arrested Development, que ya contaba con una base de fans sólida gracias a sus temporadas previas.Ambas hicieron historia al convertirse en julio en las primeras series online que compiten en los premios Emmy: House of Cards competirá por nueve estatuillas y Arrested Development por tres.Refiriéndose a House of Cards, Rolling Stone auguró la semana pasada que Orange, estrenada luego del período de elegibilidad de los Emmy de este año, "tendrá tantas nominaciones como su hermano mayor en 2014".

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Prisioneras de revolucionaria serie 'Orange is The New Black' ganan devotos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota