Entretenimiento

PORTADA

‘Mind Games’: cracks del mangoneo

Actualizado el 07 de marzo de 2015 a las 11:55 pm

Un par de hermanos jefean una empresa experta en manipular. Para ellos, el negocio está en la mente

Entretenimiento

‘Mind Games’: cracks del mangoneo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
ABC para Teleguía.

Manipula y vencerás. Esa regla es oro para Clark y Ross Edwards, un par de hermanos a cuyos clientes solo les importa una cosa: hacer añicos sus malditos problemas.

Aplicando peculiares dosis de motivación y utilizando el mangoneo como su arma más poderosa, los parientes Edwards tienen una empresa que da miedo, pero que da resultado.

“Sin que ellos lo sepan, cambiamos la mente de las personas”, promete Clark sin remordimientos. En Mind Games , serie que se estrena este miércoles en FX, hacer trucos con la mente será el pan de cada día.

“Se trata de un drama laboral que se ha configurado en torno a 60 años de investigación en el campo de la conducta humana y la manipulación” , dijo y Kyle Killen, realizador de la serie.

“Hablamos, entonces, de una empresa única en su tipo, que trata de convertir todo lo que la investigación dice en una auténtica industria de resolver problemas”, agregó Killen.

Por ejemplo, chequeen este caso: una mujer parece ser la favorita para un puesto importante en una empresa, pero de pronto se topa con una inesperada y dura competencia: ¿qué harán con la afectada? Lo que Clark y Ross no pueden hacer con su currículum lo resolverán con la cabeza, a pura maña, ilusión y estrategia.

Promocional de la serie 'Mind Games' (TVweb)

Para The Edwards Agency la cosa es muy simple: “las decisiones que toma la gente están influidas por el ambiente”. He ahí la clave y el torno con el que se moldea el negocio.

El equipo. Pero en Mind Games, no solo los clientes tienen líos por resolver: Clark (Steve Zahn) padece de un trastorno bipolar y Ross (Christian Slater) acaba de salir de la cárcel. Sobra decir que su relación es complicada.

Más allá de su enfermedad, que en ocasiones le genera episodios maníacos, Clark un exprofesor universitario y respetado experto en el campo de la conducta humana.

“ Su carrera se arruinó en el momento en que salió a la luz una relación que mantenía con una alumna de 22 años”, dice el argumento de la serie.

Por otra parte, Ross es un estafador nato y estuvo preso durante 2 años por fraude. Se trata de un pillo tratando de recuperar su vida, todo un maestro del engaño.

PUBLICIDAD

El equipo de manipuladores lo completa Latrell ( Cedric Sanders), un chico con gran talento para los negocios, y también Miles Hood (Gregory Marcel), un psicólogo especializado en la rama conductual.

Además, The Edwards Agency no sería igual sin Sam (Jaime Ray Newman), un exconvicto con la capacidad de improvisar en momentos cruciales. Tampoco sería lo mismo sin Megan (Megalyn Echikunwoke), una actriz con la capacidad montar los mejores engaños.

Los inicios. En el primer capítulo de la serie, que se titulo Pilot , veremos a Clark y a Ross proponiendo su extraño negocio a cliente potencial.

Desde los primeros minutos, se hará evidente como Clark tiene problemas para controlar sus emociones, todo eso a pesar de su amplio conocimiento de la conducta humana. En ese escenario Clark es un personaje impredecible, tan agradable como desconcertante.

“Ross, por su parte, es más reservado, pero intrigante. Es evidente que sus problemas se centran en el manejo de sus límites éticos”, comentó Kelly West, del sitio Cinemablend.com .

“Ross está dispuesto a cruzar la línea para llegar a una meta, incluso si esto implica el engaño”, agrega West.

Clark y  Ross no son nada sin el equipo que les da soporte. Fieles  al negocio, Miles, Sam,  Megan y    Latrell;  son cuatro peones de inmejorable talento.
ampliar
Clark y Ross no son nada sin el equipo que les da soporte. Fieles al negocio, Miles, Sam, Megan y Latrell; son cuatro peones de inmejorable talento.

Véalo. Miércoles 11. FX. 04:00 P.M. Jue.  12. 12:10 P.M.

Si ambos quieren que su empresa funcione, Clark y Ross deberán limar asperezas, encajar sus personalidades y llegar a un equilibrio perfecto. La dupla necesita legitimidad, la clave detrás de todo nuevo negocio.

En Pilot , por ejemplo, The Edwards Agency tendrá su primera prueba: deberán ayudar a la madre de un niño enfermo cuya atención medica le ha sido negada por una agencia seguros.

Clark y Ross esperan que el caso les de exposición pero que, sobre todo, los inyecte prestigio. Si todo sale bien, ¡bingo!, es posible que los clientes lluevan. Esa es la fe.

Con el tiempo, una serie de variados e impactantes asuntos, llegarán a las manos de Clark, Ross y compañía. Eso sí, unos más complicados que otros.

“No es un programa en el que solo van existir casos médicos o judiciales”, reveló Killen al Chicago Sun-Times .

“Casi cualquier cosa puede pasar delante de la puerta de la compañía. Cualquiera podrá decir: –’alguien está diciendo que no a esto, ¿puede ayudarme a conseguir que digan que sí?’. Parte de la diversión es la variedad de temas”, agregó Killen.

PUBLICIDAD

Cierre tempranero. En Estados Unidos Mind Games cerró la temporada con tan solo cinco episodios emitidos: Pilot , Asymmetric Dominance , Pet Rock , Apophenia y Cauliflower Man .

Al parecer, la baja audiencia provocó que ABC tomara la decisión de cancelar la serie en su primera temporada. Originalmente, el proyecto televisivo contaba con 13 episodios iniciales.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

‘Mind Games’: cracks del mangoneo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alexánder Sánchez

asanchez@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.

Ver comentarios
Regresar a la nota