Entretenimiento

PORTADA

‘Magnífica 70’: La censura se vuelve erotismo

Actualizado el 23 de mayo de 2015 a las 11:55 pm

Un censor de cine se cambia a la acera de los directores de porno comedias en Magnífica 70. El pudor quedará a un lado con tal de encontrar la libertad por primera vez en la vida.

Entretenimiento

‘Magnífica 70’: La censura se vuelve erotismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
‘Magnífica 70’: La censura se vuelve erotismo

Vicente era un infeliz, hasta que se enamoró perdidamente de la protagonista de una película erótica que él debía censurar.

Su vida cambió drásticamente aquella tarde en la que conoció a Dora Dumar, al verla en candentes escenas en la pantalla grande.

“Recomiendo vetar este filme por completo”, repetía mecánicamente todos los días. Prohibir era su única labor, en la oficina de la Censura Federal de Sao Paulo.

Con aquel filme, sin embargo, Vicente (Marcos Winter) no estaba dispuesto a censurar nada... ni siquiera de su intimidad. Por el contrario, aquel filme le daría un nuevo rumbo a su miserable existencia.

Antes de eso, durante cualquier otro día de su vida, en sus manos hubiera quedado la responsabilidad de frenar una producción como esa, que atentara contra “la moral y las tradiciones públicas” de un Brasil gobernado por la dictadura militar. Prohibir era también la labor de aquel régimen autoritario, instaurado de 1964 a 1985.

El funcionario público es un cuarentón reprimido, el marido de un matrimonio más insípido que una papa sin sal, un robot de carne en hueso, sin metas ni pasiones.

Tal vez él no lo sabe, tal vez más bien no lo quiere aceptar. Lo cierto es que este hombre vive enjaulado en la celda que otras personas han construido a su alrededor.

Promocional de la serie 'Magnífica 70' (HBO/YouTube)

Vicente, el censurador censurado, protagoniza Magnífica 70 , la primera producción de época de HBO Latinoamérica.

La serie, que fue desarrollada durante más de dos años y grabada por más de un centenar de jornadas continuas, tendrá 13 capítulos de 60 minutos.

Cada uno de ellos, después de transmitirse en HBO, estará disponible en la plataforma de streaming HBO GO, en el sitio HBOMAX.tv y la página de YouTube de HBO Latinoamérica.

Frescura. Magnifica 70 tiene lugar en en el barrio Luz, de Boca do Lixo, en Sao Paulo. Durante los años sesenta y setenta se convirtió en una prolífica cuna de la que salía la mayoría de las producciones cinematográficas brasileñas. Era un cine independiente, marginal pero autosostenible.

Lanzaban comedias, filmes de terror, drama o suspenso, pero todas ellas tenían en común el elemento erótico. Las películas de “porno comedia” eran conocidas también como “pornochanchadas”, muy queridas por el pueblo pero fuertemente rechazadas por la alta sociedad.

PUBLICIDAD

Un día de tantos, acostumbrado a ver y revisitar esos filmes de contenido potencialmente inapropiado para la clase gobernante, Vicente se sienta una vez más frente a la pantalla donde siempre se ha dedicado a evaluar filmes y programas de televisión.

Súbitamente, una mujer que aparece en una de esas cintas basta para darle un meneón al mal casado hombre. La película se titula A Devassa da Estudante ( La estudiante fogosa ) y ella, rubia y sensual, se llama Dora Dumar (Simone Spoladore).

La proyección golpea su cara como un fresco vendaval y empuja a Vicente a dejar la silla de censor y pasarse a la acera de aquellos profesionales del oficio que él siempre censuró: el de director de porno comedias.

Así entonces se da cuenta de que si hay algo que le puede apasionar es dirigir, crear algo o contar una historia.

‘Magnífica 70’ implicó un gran trabajo en producción, con aspectos como escenografía y vestuario, para permitir al televidente trasladarse al Brasil de los años 70.
ampliar
‘Magnífica 70’ implicó un gran trabajo en producción, con aspectos como escenografía y vestuario, para permitir al televidente trasladarse al Brasil de los años 70.

Véalo. Domingo 24. HBO. 8:00 P.M.

Para lograrlo, irá a Boca do Lixo, donde se encontrará a Manolo (Adriano Garib) quien más tarde lo aceptará en su consolidada productora audiovisual: Magnífica Cinematográfica.

Manolo es un camionero convertido en cineasta. A pesar de su éxito en la industria, dice que todavía no puede deshacerse de un miedo que lo embarga eternamente, desde que le hicieron brujería en su viaje a Paraguay.

Vicente, y su amplio conocimiento del sétimo arte le ayudarán a entrar al mundillo cinematográfico. No obstante, antes de ganarse el beneplácito del gordinflón productor, el protagonista de esta serie se dará cuenta de que cruzar al otro lado del escritorio no será nada fácil. Por esto, se verá obligado a recurrir a las mentiras para resguardarse en ellas.

Las historias exageradas, la verdad medio torcida y las parlas engañosas se convertirán en una de sus principales herramientas para sobrevivir en el difícil mundo del cine erótico, pero también para sostenerse en un obsesivo triángulo amoroso en el que se ve envuelto, junto a Dora y Manolo.

En casa de Vicente está su esposa, Isabel (Maria Luiza Mendonça), la hija de un duro general del ejército, quien representa y manifiesta todo el poder del absolutismo represor.

Ella, a diferencia de su progenitor, es rebelde, y está ansiosa por ganarse la libertad emocional a toda costa. Pese a que tiene ese impulso reprimido, también es capaz de mantener a raya a su esposo... o al menos eso cree ella.

PUBLICIDAD

Vicente se debatirá entre su pasado y una posibilidad que suena tentadora, la de Dora, de vuelta en Magnífica Cinematográfica. Ella, por su parte, también tiene algo grande que esconder: un misterio impenetrable.

Su jefe la tiene encerrada en un mundo de excesos y engaños, mientras que otra actriz erótica la ve como su rival. El único hermano que tiene, quien incluso manifiesta intereses sexuales en ella, la ha utilizado permanentemente para montar fraudes, y así mantenerse apenas a flote económicamente, aunque en otra época los dos huérfanos habían pertenecido a la alta burguesía de Sao Paulo.

Flint Westwood es el galán de las comedias eróticas de la productora, es un fanfarrón y narciso que solo está preocupado por verse bien frente a las cámaras.

‘Magnífica 70’: La censura se vuelve erotismo
ampliar
‘Magnífica 70’: La censura se vuelve erotismo

En el entramado también está Larsen, el jefe de Manolo, interesado nada más en sacar dinero que en producir material de calidad. Es un tipo asqueroso, sin escrúpulos.

En conjunto, todos los personajes parecen ser malas juntas. Todos mienten, dicen hablan, deshacen. A todos los carcome la prohibición de conseguir la verdadera libertad, a todos se los come la censura que los rodea y de la que apenas se percatan que está encima de ellos.

“Yo crecí dentro de una dictadura militar, yo no vi La Naranja Mecánica cuando fue lanzada porque algún censor la vio y pensó que no la debía ver, El Último Tango fue prohibida. Vivir en un estado de derecho donde alguien decide lo que puedes o no puedes hacer es lo peor que le puede suceder a un ciudadano, y eso, está en la serie”, comenta el brasileño Claudio Torres, director general de Magnífica 70 .

“Todos los personajes crean una relación muy fuerte entre ellos; cuando se unen, la mezcla es explosiva cruzando mentiras y debilidades”, complementa.

Desde el 2004, HBO Latinoamérica ha producido otras exitosas entregas para la televisión, como Mujer de Fases, El negocio y PSI , así como Capadocia, Epitafios y Prófugos . Esta sin embargo, es la primera serie de época realizada por el canal.

“Lo interesante fue la imaginación del escritor, tiene un universo muy particular, mezcla cosas muy brasileñas, tiene influencias de películas de la época, la represión de la dictadura, búsqueda de la verdad y autoexpresión de los personajes”, dice la actriz Simone Spoladore.

En una trama hilada por la historia de Vicente y todas las subtramas donde abundan los engaños, las confusiones y la aspiración a una vida mejor, Magnífica 70 trazará un camino en el que la censura y libertad avanzan tomadas de la mano.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

‘Magnífica 70’: La censura se vuelve erotismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota