Entretenimiento

TELEGUÍA RECOMIENDA

‘Dele viaje’: Entre la realidad y la ficción

Actualizado el 25 de febrero de 2017 a las 11:55 pm

Dele Viaje es la primera serie web tica en definirse como interactiva. En su segunda temporada hay un constante salto entre lo ficticio y lo real

Entretenimiento

‘Dele viaje’: Entre la realidad y la ficción

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
‘Dele viaje’: Entre la realidad y la ficción

Para entender por qué Dele Viaje se hace llamar una serie interactiva, hay que regresar a un evento particular . Cinco años atrás, una tarde de mayo, el actor Ricardo Cerdas se paró en la fuente de la Hispanidad – en hora pico– con una pancarta de cartón y una manta declarando su amor a Vale Molina.

El gesto no venía de Cerdas, sino de Beto Quirós, uno de los personajes de la serie, pero los efectos de esa idea tuvieron repercusiones reales en la vida de los transeúntes, conductores y hasta oficiales de tránsito que se asombraron ese día.

Aquel momento fue capturado por el dueño de un restaurante cercano y después de publicarlo en su Facebook, el post superó los 3.000 likes . Esa cifra no suena nada asombrosa en el 2017, pero en el 2012 fue muestra de que la declaración de Beto había captado la atención de muchas personas.

Pasó un año para que la serie tuviera su debut en YouTube, en el 2013, donde llegó con fuerza gracias a que desde un inicio, el equipo tuvo interés en que la serie fuera exitosa en Internet.

El experimento de tener una serie con un pie en el mundo real y otro en el digital funcionó. Ocho episodios –aún disponibles en DeleViaje.com– y cuatro años después, el programa tendrá su esperada continuación.

‘Dele viaje’: Entre la realidad y la ficción
ampliar
‘Dele viaje’: Entre la realidad y la ficción

El martes 28 de febrero será el día de Dele Viaje . Los episodios nuevos llegarán a las 8 de la noche a DeleViaje.com, y a las 10 p. m. a Sinart Canal 13. La serie regresa con más ideas, más fondos y más historias con las que tratará de ganar –en un nuevo panorama digital– mayor atención y cariño de un público que entiende el significado de plantarse en la rotonda de la Hispanidad.

La cuarta pared

Cuando un personaje en una pantalla se dirige al espectador –como sucede en Modern Family o en la película El lobo de Wall Street– , se dice que se ha roto la cuarta pared, la división entre la audiencia y la historia.

En Dele Viaje esto sucede a menudo, tanto en la pantalla como fuera de ella: los personajes ficticios –como Beto– intervienen en las vidas de las personas, en situaciones reales.

Este salto entre lo real y lo ficticio marcó la promoción y la grabación de Dele Viaje . Explica el director y creador José Pablo García que se trataba de generar algo nuevo para un público joven. Para los actores, consistió en un reto mucho más complejo.

“Al romper constantemente la cuarta pared la gente siente que, en cualquier momento que nos ve, está interactuando directamente con el personaje”, explicó Javier Leñero, quien interpreta a Macho en la serie.

El cuarto episodio de la primera temporada, finaliza con Beto (interpretado por Ricardo Cerdas) haciendo otra aparición pública para ganarse el cariño de Vale Molina, esta vez en el Parque Morazán.

Tráiler oficial de la serie 'Dele Viaje 2.0' (DeleViaje)

Allí, cantó junto al músico nacional Daniel Patiño La mitad de lo que soy , tema clásico de Abracadabra y versionado por Patino y Fabrizio Walker para la banda sonora de la serie. Esa versión de Patiño tuvo buena respuesta de los radioescuchas –reales, no ficticios– en varias emisoras.

“Esa confusión entre lo real y lo ficticio es parte de la aventura y hace que el proyecto sea dinámico; también facilita que que los personajes, como cualquier otra persona, puedan cambiar”, agregó Leñero.

Las interacciones más ambiciosas sucedieron en los episodios cuatro y cinco de la primera temporada. Al final de cada capítulo, se planteó un par de preguntas sobre la trama: “¿Funcionará el experimento de La Pupis?” y “¿Recuperará El Negro el sonido de las rodillas?”.

Los fanáticos del programa tuvieron oportunidad de votar por el resultado de cada situación planteada. García considera que estas fueron estrategias muy exitosas.

Sin embargo, la segunda temporada no tendrá esta dinámica, pues todos sus episodios ya fueron grabados, entre julio y agosto del 2016.

“(Dejar los finales abiertos) fue una decisión muy alocada y que planteaba muchos retos logísticos. La interacción, como parte de la serie, se mantendrá, pero la vamos a explotar de otras formas”, declaró García.

Las vidas siguen

Una de las herramientas claves para mantener la interacción son las redes sociales. Cada uno de los personajes de Dele Viaje tiene su propia perfil en Facebook, en la que comparte sus ideas y pinceladas de su cotidianidad ficticia.

Así, como otros ticos, corrieron por la fuente de la Hispanidad para celebrar las victorias de la Selección en el Mundial de Brasil 2014, o compartieron en su página las recomendaciones de la Cruz Roja sobre el Huracán Otto, a finales del 2016.

“Yo comparto en el perfil de Cami Espinoza fotos de un perro que adopté”, explica la actriz Adriana Álvarez.

“Creo que hay personas que no entienden que es un personaje y no sé qué irán a pensar cuando vean que es un personaje, ¡incluso me llegan comentarios de otros países!”, dice la actriz.

El creador de Dele Viaje tiene muy claro que las vidas reales continúan, se nutren de sueños o se complican por retos, y eso marca el viaje de cada uno de los personajes.

Las vidas de Beto, Cami Espinoza, Macho, La Pupis (Carolina Lett), el Negro (Manuel Sancho) y Lena (Lena Mora) no se han detenido, esto por el sencillo hecho de que todos han decidido “darle viaje” a lo que la vida les ha puesto en frente.

‘Dele viaje’: Entre la realidad y la ficción
ampliar
‘Dele viaje’: Entre la realidad y la ficción

“Plantear esta segunda temporada se trató de encontrar mi propio significado a Dele Viaje . Tuve en mi vida momentos de todo tipo y ahí encontré que lo importante de la serie era que los personajes enfrentaran sus miedos más profundos”, dice el director.

Hacia lo mejor

García tenía algo muy claro: hacían falta recursos para hacer una segunda temporada con mayor calidad. Esto lo llevó a aplicar al Fondo el Fauno, del Centro de Cine, y recibió ¢45 millones para su producción.

El dinero les permitió subir la calidad del guion y contratar directores de fotografía, compositores de música, además de compensar a los actores y continuar el manejo de las redes sociales de Dele Viaje.

La segunda temporada apuntará menos a la comedia y pondrá de frente a los personajes con sus conflictos. En sus palabra y las de Leñero, “es más arriesgada en términos de guion”.

“Como personas y como personajes, nos sentimos más cómodos así, creo que le aportó mucho a la serie que viviéramos conflictos auténticos, que nos enfrentáramos a sentimientos que no conocíamos”, expresó Álvarez.

Los nuevos diez episodios de Dele Viaje traerán cambios y claro que eso trae preocupaciones: quizá los fanáticos de la primera temporada se lleven una sorpresa. Pero, para García y su equipo, esta continuación, no podía ser de otra manera.

Dele Viaje se trata de enfrentar esa montaña rusa de emociones, lo hicimos todo confiando en el proceso y no en el resultado. Creo que eso nos da mucha satisfacción.

”Aprendí como director que me gusta trabajar con los sentimientos de los actores, vivirlos con ellos. Ese cambio, esa montaña rusa, siempre es bueno”, explicó García.

Véalo. Martes 28 de febrero. Sinart Canal 13 y www.deleviaje.com

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

‘Dele viaje’: Entre la realidad y la ficción

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Soto Campos

carlos.soto@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina y estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Masas. Escribe sobre música y temas culturales.

Ver comentarios
Regresar a la nota