Entretenimiento

Ícono del animé está de fiesta

Astro Boy: el robot de medio siglo con rostro de niño

Actualizado el 06 de abril de 2013 a las 12:00 am

¡Feliz cumpleaños, Astro! Aunque nunca podrás crecer, tu nombre es hoy el más grande y enaltecido entre los héroes del animé por ser el pionero de la cultura pop japonesa

Entretenimiento

Astro Boy: el robot de medio siglo con rostro de niño

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los robots no tienen miedo a la aparición de arrugas y de canas, a la artritis, al ácido úrico y a los triglicéridos. Su disco duro no está programado para temerle al paso del tiempo.

Astro Boy es fiel reflejo de esto: llega a sus 50 años y ni siquiera el óxido invade sus circuitos; mucho menos la memoria de cientos de fans que de chicos disfrutaron de la serie, cuando no existían las pantallas de LCD, los plasmas y mucho menos la Internet.

El niño robot que soñaba con crecer tiene un lugar especial en la historia y no es, precisamente, por derrotar, capítulo a capítulo, a todos sus enemigos.

El animé siempre rendirá pleitesía a Astro Boy ( Tetsuwan Atomu , su nombre original) por marcar el inicio de la gigantesca industria del entretenimiento japonés.

Osamu Tezuka, médico y dibujante mundialmente considerado “el dios del manga ”, llevó al pequeño robot a los hogares de Japón el 1.° de enero de 1963. Nunca antes sus ojos rasgados habían visto por televisión una serie animada.

“La importancia de Astro Boy es total, absoluta e innegable. Es un legado increíble”, manifestó Esteban Barrantes, organizador del Cosparty en Costa Rica.

El 2013 es un año célebre en la cultura pop nipona. Aparte de festejar el 50 aniversario del animé , el niño Astro soplará mañana las velas del pastel por sus 10 años.

La imaginación de Tezuka se trasladó a un futuro lejano para sus contemporáneos, y situó el inicio de la historia el 7 de abril del 2003, según documentación de la Universidad de Colorado.

En el primer episodio de la serie, el Dr. Tenma, el mejor especialista del mundo en robótica, enfrenta la muerte de su pequeño hijo, Tobio.

Para reemplazarlo, esa misma noche el científico dio vida a un niño artificial casi idéntico a Tobio, pese a la oposición del Ministro de Ciencia a crear un robot que podría convertirse en un arma letal para la humanidad.

Astro Boy vio la luz con siete superpoderes a su haber: la habilidad de volar propulsado por jets en sus piernas y brazos; 100.000 caballos de fuerza; ametralladoras almacenadas en la cadera; dedos índices con rayos láser; potentes luces en sus ojos; oídos con supersensibilidad ajustable y un cerebro electrónico, algunas veces reemplazado por un corazón de circuitos, pero con emociones humanas.

PUBLICIDAD

Para crear al personaje, el dibujante se inspiró en Perry, la niña robot con 100.000 caballos de fuerza del cómic de Fukujiro Yokoi.

Según el sitio web oficial de Osamu Tezuka, desde su concepción Astro tuvo un fenotipo masculino y femenino a la vez. “Esta imprecisión está ligada a la cruz que Astro tuvo que cargar; el hecho de que tenía un corazón que era más humano que el corazón humano mismo, pero que a la vez era discriminado por ser un robot”.

Además, el cabello de Astro Boy, su característica más icónica, está basada en la apariencia mañanera del cabello del propio Tezuka.

Un niño que no creció. El Dr. Tenma crió y amó a Astro como si fuese su hijo biológico. Tal era su obsesión, que incluso lo llamaba “Tobio”.

Sin embargo, el científico se aburrió de su pequeño androide el día en que, en un intento desesperado por crecer, Astro desprendió su mecánica cabeza al estirar los resortes de su cuello.

Fue así como el Dr. Tenma comprendió que su creación no encajaba en este mundo y, por eso, lo vendió a Hamegg, el dueño de un circo de robots. Fue allí donde el niño autómata recibió por primera vez el nombre “Astro Boy”.

Al conocer la máquina superpoderosa, el Dr. Elefun intentó convencer a Hamegg de liberarlo. Finalmente, consiguió su cometido al mostrar al cirquero la declaración de derechos de los robots recién firmada en Japón.

El Dr. Elefun se convirtió en el padre adoptivo de Astro Boy, quien comenzó a utilizar sus poderes para resolver situaciones peligrosas y pronto adquirió la fama de héroe en su ciudad y en el mundo.

Sin atasco en el tiempo. Astro Boy apareció por primera vez en 1952 en la revista Shonen . El animé llegó 11 años más tarde a la TV japonesa y en Costa Rica se transmitió por primera vez en 1973.

Jorge Céspedes, director ejecutivo de Imperio Anime e investigador de la historia del animé y el manga , afirmó que esa fue la primera vez que una historia fue publicada bajo el formato de manga (historieta) y fue llevada a la televisión como un dibujo animado.

PUBLICIDAD

Tezuka participó en un remake de la serie en 1980. En esa ocasión, Astro Boy se transmitió a color para ajustarse a los avances televisivos. Céspedes indicó que la reedición tuvo mucho éxito en el mundo entero, y en Costa Rica, donde se transmitió en los canales 4 y 6 .

Con motivo del 40 aniversario de la serie, y para celebrar el día del nacimiento ficticio del niño robot, una nueva producción fue lanzada en el 2003. Constó de 50 episodios y fue producida por la compañía de Osamu Tezuka, quien falleció en 1989.

“Ellos revisaron y modernizaron el animado con técnicas digitales. Mantuvieron el mismo trazo de los dibujos, el tema del manga original y el animé de los ochentas. Además, debemos recordar que se considera animé cualquier animado producido en Japón, sin importar si usa técnicas de animación digital o no”, explicó el experto.

La historia concluye –por ahora– en el 2009, cuando Imagi Animation Studios y Tezuka Production Company lograron que Astro Boy creciera, al menos por el tamaño de la proyección en los cines.

Según Esteban Barrantes, el filme constituye un “honor” y un “tributo” a Tezuka.

Céspedes, por su parte, no considera que la animación 100% digital desfigure la creación del “dios del manga ”. Agregó que la idea era atraer a un público contemporáneo que nunca escuchó hablar sobre el niño robot.

“En lugar de proporcionar un viaje de nostalgia para las audiencias que crecieron con el personaje principal, lo que tenemos es una nueva versión del personaje y su historia, que no termina de convencer a los más fiebres de la saga”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Astro Boy: el robot de medio siglo con rostro de niño

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gloriana Corrales

gloriana.corrales@nacion.com

Periodista de Revista Dominical

Periodista en la Revista Dominical de La Nación. Es graduada de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la UCR. 

Ver comentarios
Regresar a la nota