Entretenimiento

Hoy se celebra la Marcha de la Diversidad en San José

Alto y claro: los personajes LGBTI que cambiaron la tele

Actualizado el 25 de junio de 2017 a las 12:00 am

Con historias sobre el amor y el dolor de personas homosexuales, transiciones de sexo, relaciones y familias no tradicionales, la televisión refleja cambios históricos en la manera en que se vive la sexualidad

Entretenimiento

Alto y claro: los personajes LGBTI que cambiaron la tele

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Alto y claro: los personajes LGBTI que cambiaron la historia de la televisión. (Olga Cajina.)

Contra el totalitarismo, George Orwell escribió en 1944: “La historia la escriben los vencedores”.

Los personajes vencedores de Orwell tenían potestad para suprimir cualquier pensamiento antagónico y, de paso, reescribir el pasado a su gusto.

En las primeras décadas de la televisión, los vencedores de las cadenas de televisión hicieron lo mismo: perpetuaron familias heterosexuales y blancas.

Tras monitorear la televisión estadounidense por más de dos décadas, el informe de la televisión del 2016 de la Alianza Gay y Lésbica contra la difamación (GLAAD, por sus siglas en inglés) incluyó una sorprendente valoración positiva.

La investigación determinó que, en el 2016, 43 personajes de series de horario estelar se identifican como LGBTI. Es decir, un 4,8% del total de 854 personajes.

“Hay un progreso importante en la televisión de las últimas dos décadas. La llegada de plataformas de streaming nos ha movilizado hacia el camino de la completa inclusión, pero todavía hay mucho trabajo que hacer para asegurar historias justas, precisas e inclusivas. Sabemos que hay suficientes historias diferentes y revolucionarias que faltan por contarse”, dijo la presidenta de GLAAD.

Frente y centro. “Soy Ellen y soy gay”, reafirmaba, en abril, la presentadora y comediante Ellen DeGeneres en su talk show para celebrar el vigésimo aniversario de la vez que “salió del clóset” en su primera comedia Ellen (1994-1998).

Ellen no fue el primer personaje que confrontó su sexualidad en televisión.

En 1971, el productor y escritor Norman Lear incluyó en Todo en familia un episodio en el que el patriarca de la familia protagonista descubre que uno de sus mejores amigos es gay.

Un año después, la película para tele That Certain Summer es reconocida como la primera representación positiva de una pareja romántica de hombres.

En 1975, como productor, Lear incluyó una pareja gay en el elenco de su comedia Hot l Baltimore .

En los años 80, muchas producciones incluyeron temas de homosexualidad para abordar la epidemia del sida.

Para 1994, el drama El mundo de Ángela ( My So-Called Life ) estrenó un personaje gay, latino y adolescente que aceptaba su orientación con orgullo.

Sin embargo, muchas de estas apariciones fueron efímeras o en programas que no duraron lo suficiente.

En 1997, el episodio de Ellen fue determinante porque, por primera vez, un personaje principal lo hizo.

La oleada que creó El episodio del perrito –llamado así para ocultarlo del público y porque ejecutivos de la cadena ABC pidieron que mejor le dieran un cachorro a la protagonista— se convirtió en una portada histórica en la revista Time y en un refuerzo positivo para una nueva generación de televisión.

Con orgullo. Otro problema de la representación LGBTI en tele ha sido la calidad de sus apariciones.

Contar con protagonistas complejos como la matriarca trans Maura Pfefferman en Transparent (Amazon) o las mujeres trans, lesbianas y bisexuales de Orange is the New Black (Netflix) no fue tan fácil.

El episodio del perrito impulsó que la cadena NBC compitiera el furor de Ellen con su comedia Will and Grace (1998-2006) sobre una mujer heterosexual y su mejor amigo homosexual.

La serie fue abiertamente criticada por tener gays estereotípicamente afeminados.

En el 2000, la serie de cable Queer as Folk presentó historias dramáticas y sexualmente explícitas con un elenco con hombres gay y lesbianas.

En el 2004, The L Word aspiró a un formato familiar, pero concentrándose en lesbianas.

Series adolescentes como la canadiense Degrassi: The Next Generation (2001-2015) y la británica Skins (2007-2013) incluyeron desde el comienzo temas controversiales de identidad sexual. Además de gays y lesbianas, ambas tuvieron personajes trans en alguno de sus elencos.

Series como The Wire y Ugly Betty fueron pioneras en representar negros y latinos fuera del estereotipo gay de “locas” o mujeres “machorras”. Modern Family cuenta con una familia con dos padres que crían a una niña. Series escritas para niños en Disney, Nickelodeon y Cartoon Network presentan historias de amor y familia con personajes abiertamente LGBTI.

Pese al legado de cada una de esas producciones, GLAAD admite, a la fecha, que “muchos personajes LGBTI son encasillados en estereotipos anticuados o arquetipos dañinos”.

Cambio. Según GLAAD, los hombres gay tienen un 49% de los roles de aparición regular y recurrente.

El 2016 fue un año inusual con personajes trans en cadenas regulares de tele, cable y streaming. De los 43 personajes LGBTI, un 36% tienen una tez distinta a la blanca.

Así, las estadísticas de GLAAD son un referente de cambio, mas no de absoluta victoria. Para conseguirla, hay que permitir historias diversas, respetuosas y auténticas.

Un repaso por algunos de los personajes

Ellen 

FOTO: Cortesía de Flickr/Ron Paul Revolt.

Ellen DeGeneres “salió del clóset” en su serie Ellen , durante 1997. La comediante comenzó a hablar públicamente acerca de su orientación sexual entre 1997 y 1998, cuando ofreció populares entrevistas a prensa escrita y televisiva. Desde el 2003, tiene un talk show . En el 2006, fue la primera lesbiana en presentar la ceremonia de los premios Óscar.

Will and Grace

Se estrenó en 1998 como una respuesta comercial a Ellen . El elenco recibió críticas por la representación de gays estereotipados, como afeminados y emocionales. Conforme las temporadas avanzaron, la comedia resultó sumamente popular hasta su cierre en el 2006. NBC anunció que volverá a la TV este 2017.

Queer as Folk

FOTO: Archivo/Showtime.

Estrenó en el 2000 con un elenco de cinco hombres y dos mujeres homosexuales. Por cinco años, se concentró explícitamente en presentar amor, sexo y sufrimiento gay. HBO estrenó Looking en el 2014 con una premisa similar. Sin embargo, ese drama solo sobrevivió dos temporadas.

Buffy

En el 2001, durante un episodio musical de la serie de fantasía, Willow (interpretada por Alyson Hannigan) avanza una relación amistosa con una mujer hacia intereses románticos. Anteriormente, Willow había tenido relaciones con hombres. El noviazgo entre ambas se considera la primera relación lésbica representada a largo plazo en una serie. 

The L Word

FOTO: Archivo/Showtime.

Entre el 2004 y el 2009, conectó escandalosas historias sobre mujeres lesbianas, bisexuales y hombres trans. Las historias fueron criticadas por no ser suficientemente realistas y por idealizar las relaciones sexuales entre mujeres.

Degrassi

FOTO: Cortesía de Netflix.

Desde el 2001, la franquicia Degrassi incluye en sus historias adolescentes confrontando sus orientaciones e identidades sexuales. En Gran Bretaña, Skins ofreció un formato similar en el 2007. Otros pioneros fueron My So Called-Life (1994), South of Nowhere (2005) Sugar Rush (2005), Glee (2009) y Faking It (2014).

RuPaul's Drag Race

En el 2009, RuPaul ya era un ícono drag que se hizo famoso interpretando Supermodel (You Better Work) en 1992. Su reality show fue producido para cable y, a la fecha, ha alcanzado nueve temporadas con un fuerte apoyo de sus fans. Los participantes compiten por ser una gran estrella del transformismo.

Transparent

FOTO: Cortesía de Amazon Video.

En el 2014, la plataforma de streaming de Amazon estrenó la historia de una familia asimilando el cambio de género de su patriarca. Previamente, Netflix incluyó en Orange is the New Black una mujer trans y negra en su elenco. Otra mujer trans identificada con una orientación homosexual apareció en Sense8.

Keeping up with the Kardashians

En el 2015, la transición de género y cambio de sexo que anunció Caitlyn Jenner dio un giro para la familia Kardashian, conocida por su reality show. Caitlyn tuvo una corta serie titulada I’m Cait . Otros shows con personas LGBTI han sido Real World (1992), Big Brother (2000) Survivor (2000) y Queer Eye (2003).

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Alto y claro: los personajes LGBTI que cambiaron la tele

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natalia Díaz Zeledón

ndiaz@nacion.com

Periodista de entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Productora audiovisual y periodista de la Universidad de Costa Rica. Se especializa en temas de artes escénicas, música, cine y televisión. 

Ver comentarios
Regresar a la nota