Entretenimiento

Cuando el amor entre dos no alcanza

Actualizado el 07 de julio de 2013 a las 12:00 am

‘Infieles’ (Mistresses) trata del drama que viven cuatro adultas jóvenes, quienes están tratando de llenar “los agujeros en sus vidas”. La serie marca el regreso de Alyssa Milano a la TV

Entretenimiento

Cuando el amor entre dos no alcanza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En la serie, Alyssa Milano interpreta a una abogada que debe tomar decisiones difíciles. (Sony para Teleguía)

No, no es una reminiscencia de Sexo en la ciudad o de Amas de casas desesperadas... aunque talvez, sí.

En todo caso, terceras partes pueden ser buenas si se realizan bien y lo cierto es que el tema de los devaneos existenciales entre mujeres adultas jóvenes contemporáneas parecen ser una veta inagotable.

Si a la receta le agregamos nada más y nada menos que a Alyssa Milano como comandante del grupo de protagonistas, quizá tengamos un boom a las puertas.

Eso habrá que verlo, pero entretanto, repasemos a grandes rasgos de qué trata este estreno que Sony Entertainment viene anunciando con gran pompa –y lo asiste la razón– por el regreso de Alyssa Milano a la televisión.

La carga actoral recae justamente sobre ella, quien se mete en la piel de una abogada de exitosa carrera que decide entregarse a los brazos de otros hombres en Infieles ( Mistresses ), versión estadounidense de la original homónima, emitida en Gran Bretaña entre el 2008 y el 2010.

La serie –cómo su nombre lo sugiere– cuenta las aventuras y desventuras (nunca mejor dicho) de cuatro amigas que tienen vidas y caminos muy diferentes que recorrer.

Se trata de Savi, Josselyn, April y Karen (exacto, como las Bree, Susan, Gaby y Lynette o las Carrie, Charlotte, Samantha y Miranda actuales), sus luchas profesionales, sus temores al dejar la juventud temprana, los conflictos por mantenerse física y espiritualmente bellas y, muy por sobre todo, sus devaneos amorosos.

Porque es esto lo que acapara en la serie más de la mitad de el resto de sus afanes ¿cuántos hombres han pasado por sus camas? ¿hallaron a su príncipe azul? ¿entonces qué está mal? ¿es acaso la búsqueda del amor una lucha de nunca acabar porque se termina cuando se encuentra y se atrapa?.

A partir de su estreno en Estados Unidos, apenas hace un mes, ha sido Mylano el foco de los flashes y las entrevistas.

Ella declaró a la agencia Efe, recientemente, que su personaje no es otra cosa que “una buena chica que toma una mala decisión”. Agregó que se identifica mucho con este personaje por lo mucho que antepone su trabajo a otros aspectos de su vida.

PUBLICIDAD

“Me parezco a Savannah en la devoción que siente por su carrera que eclipsa otras partes de su vida, y en la lealtad que tiene a sus amigas”, confesó a la agencia.

¿Qué sería en una reunión de cuatro mujeres, amigas íntimas, sin el ‘dramedy’? Así lo demuestra, muy a menudo, esta prometedora serie de estreno.  Sony E/GN
ampliar
¿Qué sería en una reunión de cuatro mujeres, amigas íntimas, sin el ‘dramedy’? Así lo demuestra, muy a menudo, esta prometedora serie de estreno. Sony E/GN

Pero, de vuelta a la trama, de acuerdo con información oficial proporcionada por la cadena, Savannah está a punto de formar una familia con su marido, Harry, pero sus problemas de fertilidad han dado al traste con el romanticismo de la relación. A la postre, ella inevitablemente mira hacia otro lado... el problema es que en ese lado está Dominic (Jason George), un compañero del trabajo por el cual se siente atraída.

Milano, sin justificar el comportamiento de su personaje, ha dicho que entiende que el matrimonio de la abogada “se ha vuelto monótono” y por eso “está desesperada por volver a sentir su lado sexual de nuevo”.

Savannah, a la que apodan “Savi”, tiene una hermana con una personalidad opuesta a la suya, pero que sin duda ayuda a que el personaje de Milano se decida a abandonar la timidez que, en principio, la caracteriza.

Por su parte Josslyn (Jes Macallan), está clarísima en que no quiere ni compromisos ni relaciones, y pasa los días de fiesta en fiesta sobre sus altos tacones. Por eso insiste Milano en que ella “era una buena chica”.

Juntas conforman un explosivo dúo que se dispone a ayudar a April (Rochelle Aytes), una mujer que acaba de enviudar e intenta rehacer su vida sentimental sin descuidar su prioridad como madre: una hija de 10 años.

La cuarta amiga es Karen (Yunjin Kim), una terapeuta que retoma el trato con las chicas después de una complicada relación con un paciente.

A pesar de lo caótico que pueda parecer todo, según dijo la misma Alyssa a la prensa, “como en la vida, hay suficiente espacio para que quepa el humor”.

Dato curioso es que la actriz, que hizo de enfermera en Noche de fin de año (2011), no vio la versión británica porque quería ser capaz de dar su propio toque al personaje protagonista, “sin ideas preconcebidas”. Buen punto.

El drama de la mujer profesional de hoy se agiganta en estos tiempos por el lío a la hora de conciliar todos sus roles. Por eso, la apuesta es segura

A pesar de que sus series preferidas son Homeland y Breaking Bad , Milano cree que Infieles hace un excelente trabajo diseccionando “los problemas sexuales y las tentaciones a las que una mujer de cualquier lugar se ve sometida a diario”.

PUBLICIDAD

Se disparan las comparaciones

Tras el anterior repaso se impone como una obviedad el por qué de las comparaciones con las series mencionadas al principio de esta nota.

Es que hasta en el perfil de los personajes es fácilmente identificar a cada una de las Infieles con su homóloga en Sexo en la ciudad o Amas de casa desesperadas.

Pero, como dice la crítica, hay que darle oportunidad a Infieles , pues no se puede juzgar con la vara de las anteriores, en vista de lo archiexitosas que fueron. La nueva merece, como mínimo, el beneficio de la duda.

Eso sí, como advierte el prestigioso blog español Series en cadena (La Vanguardia.com), hay que tener mucho cuidado con los remakes , convertidos actualmente en un arma de doble filo, puesto que pueden suponer un éxito extremo o un fracaso muy sonado.

Y sentencia: “A mí quien realmente me atrajo para ver la ficción fue Alyssa Milano, la cuarta en discordia (y que recordamos por interpretar a Phoebe Halliwell en Embrujadas ). Su trabajo no luce en exceso, es más bien normalito y eso que aprovechan para sacarla sin ropa en casi todos los capítulos (algo parecido pasa con Stephen Amell en Arrow ); pero es Alyssa Milano, y no sé qué tiene que me encanta”, firma el bloguero Iván Martínez.

Jes Macallan (adelante), Rochelle Aytes, Yunjin Kim y Alyssa Milano tienen la fórmula infalible para conquistar a la audiencia: enredos amorosos de mujeres. |  SONY/PARA LN
ampliar
Jes Macallan (adelante), Rochelle Aytes, Yunjin Kim y Alyssa Milano tienen la fórmula infalible para conquistar a la audiencia: enredos amorosos de mujeres. | SONY/PARA LN

De seguro, sus gustos tienen numerosa compañía, pues Milano se convirtió en todo un símbolo sensual-sexual para las generaciones de los años 90 y más, pues ella creció frente a los ojos del mundo tras pasar de niña a hermosa adolescente en la legendaria Quién es el jefe , con Tony Dony Danza.

De su paso por Embrujadas , donde interpretó a Phoebe Halliwell durante las ocho temporadas que duró en antena, solo guarda buenos recuerdos, según expresó en una entrevista publicada por el diario El País, de España. “Me encantó participar en esa serie. Fue un placer trabajar con ese reparto, los guionistas y el resto de personal. Fue un trabajo de ensueño que nunca olvidaré”.

A pesar de tener una amplia carrera (incluso su participación en Melrose Place ) , no se decanta por ninguno de sus trabajos como su preferido: “no hay ningún trabajo en mi carrera del que me sienta más orgullosa que del resto. Estoy orgullosa de todos ellos. Cada uno significa algo especial para mí”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Cuando el amor entre dos no alcanza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota