Entretenimiento

Ambas tienen menos de dos años de ejercer profesionalmente el modelaje

Dos ticas se roban las miradas del mundo

Actualizado el 06 de abril de 2016 a las 12:00 am

Después de sus primeras experiencias en mercados tan complicados como Estados Unidos e Italia, Ximena Loranca y Elena Hidalgo ven en esta carrera una razón más para crecer como mujeres

Entretenimiento

Dos ticas se roban las miradas del mundo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Dos ticas se roban las miradas del mundo (Kenneth Barrantes)

Un golpe de suerte cambió la vida de las jóvenes costarricenses Ximena Loranca y Elena Hidalgo, quienes, con menos de dos años de modelar en el país, ya se enfrentan a los mercados de moda más importantes como el europeo y el estadounidense.

En el caso de Ximena (20 años), ella fue descubierta por la booker internacional de Independent Model Management (IMM) Natasha Fleming, mientras acompañaba a un castin a Mariana Loranca, su hermana y presentadora del programa de Repretel Intrusos.

Por su parte, Elena (24 años) fue descubierta tras participar en varias pasarelas y editoriales de moda de revistas nacionales como Perfil y Traffic .

Haber logrado firmar con agencias internacionales de renombre con tan solo 24 meses modelando es, sin duda, un gran logro para estas dos chicas que ya dejan su huella en el mundo.

La dificultad a la que se enfrentan muchas de las modelos costarricenses por lo general se centra en su altura; sin embargo, con una buena actitud y personalidad logran destacar en ese difícil mercado.

Fleming trabaja directamente con estas dos jóvenes y comentó que en un ambiente tan competitivo como en el extranjero, la forma en que se desenvuelven y reaccionan ante las exigencias del cliente es lo que marcará una diferencia en cada proyecto.

“Siempre dependerá de los mercados a los que deseamos llegar; pero, en lo primero que se fijan es en su personalidad. Por ejemplo, si es una modelo comercial, tiene que ser una mujer simpática, con un rostro increíble, con una piel saludable, bonitos ojos y un cuerpo tonificado.

Cuando se trata de alta costura, lo primordial es su tamaño y que tenga una buena apariencia, sin olvidar la actitud”, explicó la mánager.

Ambas modelos se desempeñan en el mercado de manera profesional desde mediados del 2014. IMM le ha ayudado a que sean conocidas por agencias en otras latitudes. Cuando ese contacto se consolida, las modelos logran oportunidades fuera el país.

Gracias a ese acercamiento, Ximena Loranca firmó un contrato con las agencias Storm Models, en Londres; Fusion Models, en Nueva York; Next, en Miami; Chic, en Australia, y MGM en Alemania. Elena Hidalgo firmó con Paragon Models, en México, y Boom Models, en Milán, Italia.

PUBLICIDAD

Estas dos jóvenes siguen los pasos de modelos costarricenses ya reconocidas como Juliana Herz, Carolina Coto, Saray Scheidt y Jessica Pérez.

Fuerte. El potencial con el que cuenta Ximena Loranca, le permite modelar tanto ropa de hombre como de mujer, por lo que sus opciones de trabajo se amplían. Foto: HR
ampliar
Fuerte. El potencial con el que cuenta Ximena Loranca, le permite modelar tanto ropa de hombre como de mujer, por lo que sus opciones de trabajo se amplían. Foto: HR

Retos. Ximena Loranca estudió Economía por dos años y este 2016 tomó la decisión de suspender sus estudios para dedicarse de lleno al modelaje profesional. Ahora su rutina de estudios pasó de las aulas a los castins , sesiones de fotos y campañas para marcas como Sexy Jeans, en México; Pull & Bear, en España, y Forever 21, en Estados Unidos.

Loranca conversó con Viva desde Barcelona, donde se encuentra por una temporada (más de seis meses). “Todo esto que he vivido es muy emocionante principalmente porque me traslado a otros países. Es lógico que exista miedo pero hay que dejarlo de lado. Honestamente, estas experiencias que vivo son muy emocionantes y hasta ahora todo lo que he experimentado ha sido un aprendizaje”, comentó la joven desde la segunda ciudad más poblada de España.

Ella confiesa que el haber seguido las instrucciones tanto de sus mánagers en Costa Rica, como los de sus agentes internacionales, le dieron la confianza para dar un buen resultado ante todas las necesidades del cliente.

A pesar de estar lejos de su familia, esta joven modelo ve la soledad de su profesión como un reto. “Yo todo esto no lo veo como algo negativo, porque gracias a mi corta carrera de modelaje he aprendido a ser independiente y a valerme por mí misma en situaciones donde no tengo a nadie”, puntualizó.

Loranca describe esta experiencia como “inexplicable”, porque aunque siempre le dio curiosidad el mundo de la moda, nunca se imaginó trabajar como modelo y mucho menos salir del país a hacer campañas para marcas que ya conocía y de las cuales era cliente.

“Es bastante curioso porque nunca me vi de otra forma que no fuera estudiando y eso es lo que mi familia y las personas que me rodean esperaban de mí, pero a la vez esto que estoy viviendo me permite experimentar. Todo esto me ha ayudado a sentirme una mujer independiente”, aseguró la futura economista.

Loranca tiene claro que esto del modelaje no es para siempre y sabe que pronto debe continuar con la universidad.

PUBLICIDAD

“Obviamente extraño mucho la universidad y la carrera, porque me encanta la economía, pero por ahora hice un alto para dedicarme por entero al modelaje por unos meses, antes de regresar”, aseguró la joven modelo.

Audaz.  La modelo costarricense Elena Hidalgo participó en una sesión de fotos en Cancún México, bajo el lente del fotógrafo Freddy Koh.
ampliar
Audaz. La modelo costarricense Elena Hidalgo participó en una sesión de fotos en Cancún México, bajo el lente del fotógrafo Freddy Koh.

Un gran reto. Para la modelo Elena Hidalgo, su poca experiencia en el país le dio la confianza para desempeñarse con éxito en sus primeros trabajos en el extranjero. Esta estudiante de idiomas tuvo su primer contacto con el modelaje luego de un viaje familiar a Italia (2014), en el que por obra de la casualidad firmó con la agencia DAS Models (con la que estuvo solo 5 meses).

Luego de sus vacaciones regresó a Costa Rica con la convicción de que se quería dedicar a esto. Su primer paso fue firmar con su agencia madre en el país (IMM), con la que logró trabajos para el Nolita Fashion Show (desfile de marca estadounidense), campaña para Kiton (marca italiana) y se desempeñó como modelo en el showroom de Calvin Klein, en México, en el 2015.

Con voz suave y pausada contó que la vivencia en Italia y México fue gratificante, porque le permitió entablar amistad con gente de la industria y pudo conocer cómo realmente funciona el modelaje en ambos mercados.

“Afuera es un mercado muchísimo más grande a lo que todos estamos acostumbrados; aquí es sumamente pequeño y los clientes ya te conocen. En el extranjero como una es desconocida se tienen que hacer hasta seis castins cada día y esto implica cargar una lista de clientes y direcciones y asistir a distancias muy largas una de otra”, narró al recordar una de sus primeras experiencias en Europa.

Hace pocas semanas, esta modelo de 1.77 metros fue partícipe de una pasarela en el Mercedes Benz Fashion Week de El Salvador, donde mostró las colecciones de Guishem (marca guatemalteca), Mónica Arguedas (diseñadora salvadoreña) y Amo y Señor (de Costa Rica).

Además, en mayo del año pasado, durante su paso por Europa, hizo fotografías con el italiano Settimio Benedusi, quien ha hecho dos portadas para Sports Ilustrated y participó junto a otras modelos extranjeras en la campaña para el Valué Retail en Fidenza Village (Centro comercial de compras de lujo), en Milano, Italia.

Al igual que su compañera, Hidalgo comparte ese miedo de estar sola en el extranjero. “Aunque una esté cumpliendo un sueño, el estar siempre enfocadas es importante, porque pasamos mucho tiempo solas viajando hasta diez horas, de un lado a otro para ir a castings o sesiones de fotos con los clientes”, confesó.

Con respecto a sus retos, Hidalgo tiene claro que debe ser constante y reinventarse para mantenerse activa su carrera.

“En algunos países me relacionan como modelo high fashion (modelo ideal para el mercado de alta costura) y en otros me dicen que soy comercial (modelo de productos) pero a mí me gustaría dedicarme a los dos mercados y por eso mi obligación es adaptarme a las necesidades de las marcas que me contratan”, dijo.

Tanto Ximena como Elena reconocen que sus logros son gracias a muchas personas involucradas en su carrera, donde destacan sus mánagers y su familia, quienes han sido parte primordial para concretar cada uno de los proyectos y su meta de ser modelos.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Dos ticas se roban las miradas del mundo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota