Entretenimiento

Entrevista

El folklore y los recuerdos de antaño se topan en Entre ladias y gladiolas

Actualizado el 03 de agosto de 2016 a las 12:00 am

Esta obra de teatro busca preservar en la memoria del público la historia de dos mujeres de la tercera edad que han deambulado toda su vida

Entretenimiento

El folklore y los recuerdos de antaño se topan en Entre ladias y gladiolas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Barbara Alpizar junto a Andrea Somogy en la obra. Rafael Murillo.

Minor Hernández es el director y escritor de la obra de drama y comedia Entre ladias y gladiola s; el director conversó con Viva sobre este nuevo proyecto, que se estrenará el próximo jueves 5.

¿De dónde proviene el nombre de la obra?

Ladias es una palabra que las dos señoras, protagonistas de la obra, decían de forma incorrecta. Ellas querían decir Dahlia, que es un tipo de flor, pero se equivocaban y pronunciaban Ladias. Entonces tomamos la decisión de dejar esa palabra en el título, porque aunque no existiera sería un nuevo tipo de flor, una metafórica. Por otra parte, Gladiola es el nombre de otra flor y también esta palabra se refiere a que en la época de los romanos, la flor del gladiolo se les entregaba a los gladiadores que llegaban victoriosos de la batalla; es una representación de triunfo.

¿Qué historia cuenta Entre ladias y gladiolas ?

La obra la escribí basándome en dos personas reales, Mari y Maru, señoras de la tercera edad quienes decidieron contarnos su historia, que es una de viajeras. Ellas nacieron en el campo, en la zona de Quepos, luego en su niñez vivieron en Pérez Zeledón, y después se ven obligadas a viajar a una zona bananera en Golfito, porque ahí les daban trabajo a las mujeres. Después regresaron a San José para seguir trabajando. Todo esto sucedió en la época de 1950. Hay muchas escenas que cuentan lo que sucedía en los salones de baile de Puntarenas, o la necesidad de una hermana de huir para estar con la otra, también las indulgencias que se vivían en la zona bananera.

¿Por qué decidió contarnos esa historia?

Es bastante personal, Mari y Maru son mi madre y mi tía. Son dos hermanas de una familia de 11. En casa siempre nos criaron escuchando sus historias. Para la obra decidí usar esa historia real, pero le añadí elementos ficticios; por ejemplo en una escena Mari y Maru se encuentran con ellas pero como adolescentes. También la luna es una persona, y hay una sirena que no sabe cantar. Usamos mucho del realismo mágico en la historia.

PUBLICIDAD

¿Cuál es la intención detrás de esta puesta en escena?

Me nació una gran curiosidad al pensar en la historia de las nuevas generaciones. Nosotros tenemos las memorias de nuestros padres, de los pulperos, de los carniceros, que marcan nuestro contexto social. Pero creo que también vivimos en una Costa Rica de guerras, no de armas, pero si sociales, culturales, religiosas, étnicas y morales; esas guerras las cargan día a día nuestros adultos mayores, y entonces me surgió una pregunta: ¿ En dónde quedarán nuestras memorias? Con esto de la tecnología, cuando nosotros seamos adultos mayores, ¿donde estarán? ¿En una foto en Facebook? ¿En WhatsApp? ¿Cómo van a entender nuestros hijos o nietos el contexto de ahora?

Funciones. Entre ladias y gladiolas se estrenará el 5 de agosto, a las 8 p. m., en el teatro Giratablas (contiguo a la Universidad Americana, San José). También se presentará los días 6, 7, 12, 13 y 14. Las entradas tienen un costo de ¢3.500 para estudiantes y adultos mayores, y para público general en preventa. El día del evento costarán ¢4.000. Los boletos se pueden reservar llamado al: 6234-7948 y 6181-5722.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El folklore y los recuerdos de antaño se topan en Entre ladias y gladiolas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota