Entretenimiento

Sala está ubicada en Plaza Tempo

Teatro El Triciclo hace camino al actuar

Actualizado el 05 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Luego de cuatro años de concentrar sus esfuerzos en su sala de San José, la compañía se arriesgó y abrió una nueva sede donde otros teatros no han llegado: Escazú. Este es el inicio de una senda de proyectos para Mauricio Astorga, Ricardo Jiménez y Magdiel Ramírez, sus fundadores

Entretenimiento

Teatro El Triciclo hace camino al actuar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

ymiranda@nacion.com

Con diez obras en su repertorio y la asistencia de más de 100.000 espectadores a su sala, los integrantes del Teatro El Triciclo notan que, con cuatro años de existencia, su proyecto va a toda máquina.

Lo confirman los números. La compañía que comenzaron Mauricio Astorga, Ricardo Jiménez y Magdiel Ramírez hoy cuenta con 24 actores y cuatro obras en cartelera, y un equipo de producción de 13 integrantes.

Variado. La sala de Escazú se estrenó con la presentación de   Los 39 escalones ; la de San José no afloja, ahí  se presenta la comedia de enredos   Taxi .   Eyleen Vargas
ampliar
Variado. La sala de Escazú se estrenó con la presentación de Los 39 escalones ; la de San José no afloja, ahí se presenta la comedia de enredos Taxi . Eyleen Vargas

Sus presentaciones no se han quedado únicamente en la capital. Comunidades como Liberia, Guápiles, Cartago, Puntarenas y Pérez Zeledón han gozado con títulos como Los fabulosos reyes de la comedia , Se nos perdió el difunto y Se armó la gorda , entre otros.

Como si fuera poco, recientemente abrieron su segunda sala, un moderno y cómodo recinto ubicado en Plaza Tempo, en Escazú.

Este último logro se dio gracias a una alianza con el Grupo Agrisal, responsable del inmueble.

En él, el desarrollador invirtió cerca de $300.000 (unos ¢151 millones) en la adaptación del espacio, y los de El Triciclo velarán por la administración de la sala, con capacidad para 162 personas.

El plan, además de presentar los éxitos del colectivo, incluye abrir espacios para la música, la danza y el teatro infantil, entre otras expresiones artísticas.

Además, entre semana, cuando el teatro no tenga actividad, el lugar podrá ser utilizado como centro de conferencias.

“Estamos apostando por alcanzar a toda esa gente que se alejó de la ciudad y que con eso dejó de ir al teatro; queremos que el público tenga una experiencia agradable, que disfruten obras reconocidas con una buena actuación, con buen vestuario, escenografía y que quien asista reciba una buena atención desde el mismo momento en que llama para hacer sus reservaciones y hasta que sale de aquí”, aseguró Mauricio Astorga, radiante de alegría por la llegada de este nuevo retoño del grupo.

Diferente. Este trío de experimentados actores coincide en que El Triciclo ha logrado ganarse la simpatía del público a partir de las obras que presenta. Además de ofrecer éxitos internacionales, como La ratonera, de Agatha Christie; Los 39 escalones , de Alfred Hitchcock; y La dama de negro , de Susan Hill, también propone montajes que son apreciados por públicos de todas las edades.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, presentaron Los enredos de Juan Vainas, una comedia de tipo costumbrista, cosecha propia del grupo. En su temporada de estreno la historia de un campesino –bueno para meterse en enredos– llegó a las 130 funciones.

“El teatro familiar es nuestra gran apuesta; queremos mostrar obras donde todos puedan disfrutar sin necesidad de transgredir susceptibilidades; no tocamos temas religiosos ni temas políticos. Nosotros queremos que la gente vea un teatro positivo”, aseguró Ricardo Jiménez, ganador del premio nacional Grano de Oro como mejor actor.

Para Magdiel Ramírez, otro punto a favor de El Triciclo es el compromiso que tienen todos los integrantes de la compañía: desde los actores hasta los técnicos.

“Las personas que estamos involucradas aquí, compartimos la pasión del teatro y nos gusta hacerlo siempre de la mejor manera posible. Somos un equipo sumamente efectivo, con capacidad de desarrollar muchas cosas a la vez. Acá, todos hacemos producción, hacemos escenografía, revisamos la dramaturgia. Todos estamos involucrados en todo”, dijo.

Con certeza, Astorga agrega: “Todos los que trabajan en nuestro equipo son personas con una gran calidad humana, y una gran calidad artística; procuramos que, además de ser buenos artistas, los integrantes de El Triciclo también sean buenas personas porque nos gusta trabajar con gente que tenga una actitud positiva hacia los compañeros, hacia el teatro, al trabajo en equipo que es lo que predomina”.

El futuro. Para los integrantes de El Triciclo, llegar al oeste de la capital es el primer paso de un futuro cargado de proyectos, como la apertura de una escuela de teatro y la creación de una compañía itinerante. “Soñamos con tener teatros afuera de San José. Nos parece que sería maravilloso tener espacios en Pérez Zeledón, Ciudad Quesada, Liberia. También tenemos el sueño de tener una carpa con la que podamos ir de pueblo en pueblo, como lo hicieron los Catania en el pasado”, dijo, entusiasmado, Astorga.

Agregó: “La gente se preguntará: ¿para qué quieren una carpa si ya tienen un teatro? La respuesta es sencilla: nosotros creemos mucho en las comunidades; el teatro tiene que salir y proyectarse”, aseguró Astorga.

Aunque para muchos el momento que vive El Triciclo podría ser sinónimo de estabilidad, las tres ruedas que hacen girar a esta compañía no se cansan de andar y andar; para ellos lo mejor está por comenzar.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Teatro El Triciclo hace camino al actuar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota