Entretenimiento

Un espectáculo único en el país

Teatro Kyogen en Costa Rica: humor y precisión

Actualizado el 24 de agosto de 2016 a las 12:00 am

Una de los artes teatrales más representativas de Japón brinda, por primera vez, espectáculos en el país; además, uno de sus maestros impartió, durante varios días, talleres en el país para presentar esta tradición a artistas costarricenses

Entretenimiento

Teatro Kyogen en Costa Rica: humor y precisión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Hiroharu Fukata durante la clase que impartió el miércoles 17. Melissa Fernández.

La mañana del miércoles 17 de agosto, el taller de teatro kyogen a cargo del maestro Hiroharu Fukata comenzó con todos los estudiantes de cuclillas, limpiando el piso de madera del Taller Nacional de Danza en barrio Escalante. Fukata tomó un trapo para dejar la superficie lo más limpia y pulida que fuera posible.

“Lo que más me ha interesado, hasta ahora, son los detalles a los que el maestro le da importancia; como esto de limpiar el suelo”, comentó David Rodríguez, participante del taller.

Hiroharu Fukata es un intérprete activo de la compañía Mansaku-no-kai Kyogen, la cual se presenta con dos obras de comedia japonesa en el Teatro Nacional , en San José, este miércoles.

El espectáculode teatro kyogen es el favorito de la aristocracia en Japón.  Melissa Fernández.
ampliar
El espectáculode teatro kyogen es el favorito de la aristocracia en Japón. Melissa Fernández.

Pero antes de las presentaciones, Fukata impartió durante dos semanas, ocho sesiones de un taller dirigido a profesionales, y a estudiantes intermedios y avanzados de Artes Escénicas.

LEA MÁS: 'Kyogen': cuando Japón nos atrapa con comedia

Ese miércoles, Fukata logró, a pesar de la barrera del idioma, impartir una clase sobre como hacer teatro kyogen .

Con extrema paciencia, el maestro se detenía, cuando era necesario, para asegurarse de que cada articulación estuviera en la posición correcta. Además, les enseñó a los estudiantes a realizar distintas escenas de obras del teatro kyogen .

En esas escenas, los participantes aprendieron movimientos exactos para demostrar como esconderse detrás de un bonsái, usar un serrucho, y entrar a una casa con una puerta pesada.

“He aprendido mucho sobre el control del cuerpo, sobre que tengo que mover y que no”, añadió Rodríguez.

La clave en este tipo de teatro está en su precisión. Aprenderlo de un día para otro es casi imposible por que para empezar, este arte nació hace 600 años; se caracteriza por ser una tradición familiar, heredada por generaciones.

Hiroharu Fukata nació en 1967 y es maestro en Japón, donde se encarga de transmitir su formación a otras generaciones. Fukata estudió seis años en la Universidad Pública de Artes, donde estudió el kyogen .

“Yo enseño kyogen en Japón y en otros países, por lo que siento que he adquirido mucha experiencia”, comentó Fukata.

Para la presentación en Costa Rica, él pensó en mostrar obras que fueran hacer reír al público, y que no tuvieran gran complejidad en el desarrollo de la trama.

PUBLICIDAD

“Me gusta pensar que elijo obras apropiadas, que puedan comprender los demás en especial por la diferencia del idioma”, añadió el maestro.

Jennifer Monge, artista, productora del espacio cultural La Casona Iluminada y también participante del taller, comentó que “es importante como artista o estudiante en formación acercarse a esos procesos de una forma más inmediata”.

“En general, leemos sobre distintos tipos de teatro, como este, pero con ellos en el país podemos ver desde cerca estas técnicas”, aseguró Monge.

Durante el taller, hombres y mujeres intentaron absorber la mayor cantidad posible de aprendizaje, pero para las chicas la experiencia fue distinta. La tradición en el teatro kyogen dicta que las mujeres no pueden actuar. Sí en la obra hay un papel femenino, este lo interpreta un hombre.

“Todas las mujeres en el taller estamos jugando un papel que sabemos como asumir. A pesar de que nunca podremos actuar en una obra, tomamos lo que estamos aprendiendo, como las técnicas de desplazamiento, y nos apropiamos de ellas”, comentó Monge.

Hiroharu Fukata le enseñó a distintos participantes del taller técnicas básicas del teatro kyogen en el Taller de la Danza.   Melissa Fernández.
ampliar
Hiroharu Fukata le enseñó a distintos participantes del taller técnicas básicas del teatro kyogen en el Taller de la Danza. Melissa Fernández.

Las técnicas. “El teatro kyogen no se trata solo de sentir. Más que todo es la manera y el orden en que se realiza la coreografía, y luego llega el sentimiento al corazón y al espíritu”, explicó Fukata.

Este es un teatro que atrapa distintas formas para expresarse como la acrobacia, los malabares, el canto, la danza y el teatro.

Además de ser una forma de comedia popular medieval, muchas escenas están intencionadas para ridiculizar situaciones, o personajes, para así hacer al público reír.

“En el teatro occidental nos basamos en el método desarrollado por el ruso Konstantín Stanislavski; todo el proceso occidental está basado en lo que ese maestro planteó, que dice que la emoción debe ser real, y a partir de eso se trabaja. Pero el teatro japonés es al revés, la emoción está, pero contenida. Es una forma riquísima poder trabajar así”, dijo Raúl Arias, actor de la Compañía Nacional de Teatro.

“Como actor, he rescatado durante el taller, la sencillez con la que se amarran los sentimientos. Para demostrar un desplazamiento, no hay que hacer movimientos grandes. Aprender este tipo de teatro es como quitarse un traje que llevas puesto hace muchos años, se siente incómodo, pero es una sensación agradable”, añadió Arias.

PUBLICIDAD

Se dice también que el kyogen se basa mucho en el simbolismo y refleja los gustos de la aristocracia de Japón.

A pesar de que esta es la primera vez que se presentará un espectáculo de teatro kyogen en el país, no es la primera vez que el arte japonés se hace presente.

LEA MÁS: ‘El noh y el kyogen son gemelos: uno trágico y otro cómico’

Fred Herrera, director del Teatro Nacional y amante de esta cultura, se propuso la meta de traer grupos que dominen distintas expresiones artísticas japonesas.

En el 2015, se presentó en el país Tadashi Endo , un maestro del butoh , una disciplina artística que mezcla movimiento, teatralidad y performance , durante el primer Festival Iberoamericano de Butoh, que se realizó en el Teatro de la Danza.

Tadashi Endo también imparte talleres en la Bodega Alkimia de Calle Blancos.

Los hongos. Las dos obras que presentará la Compañía Mansaku no kai Kyogen en el Teatro Nacional serán interpretadas por once músicos y actores japoneses.

“El teatro kyogen es nuestro teatro importante. Esto es realmente un intercambio cultural entre Japón y Costa Rica. Podremos aprender más a profundidad este arte. Ellos van a presentar dos obras; ambas interesantes y cómicas”, dijo Hideo Kawamoto, primer secretario de la embajada de Japón en Costa Rica.

La primera pieza que se presentará se titula Boshibari ( Atado a un palo ) y trata sobre un señor quien no está feliz porque sus dos sirvientes Taro Kaja y Jiro Kaja bebieron su vino cuando él estaba fuera.

Entonces, él llama a su sirviente Jiro Kaja y discuten sobre com deben castigar a Taro Kaja por su comportamiento inadecuado.

La segunda obra llamada Kusabira ( Los hongos ), cuenta la historia de un hombre preocupado por el crecimiento de hongos enormes alrededor de su casa.

No importa cuántas veces él los arranca, ellos crecen de vuelta durante la siguiente noche, por lo que decide visitar a un sacerdote guerrero que conoce y le pide que realice un conjuro para librar a su casa de los molestos hongos.

Al llegar el sacerdote se sorprende al encontrar que los hongos son espantosos y gigantes.

La segunda sorpresa en Los hongos está en su elenco, ya que cinco participantes de los talleres de Hiroharu Fukata serán parte de la obra. Ellos interpretarán a uno de los hongos.

Uno de los  pilares para aprender teatro kyogen es la consistencia, la cual se debe porque cada movimiento se debe practicar hasta su perfección. Melissa Fernández.
ampliar
Uno de los pilares para aprender teatro kyogen es la consistencia, la cual se debe porque cada movimiento se debe practicar hasta su perfección. Melissa Fernández.

“La posición en la que se debe estar no es cómoda. Tenemos que acostumbrarnos para poder resistir. El peso cae en las falanges de los dedos de los pies y en las pantorrillas”, comentó Sebastián Ramírez, del grupo Corpus Clown , quien ha recibido el entrenamiento junto a otros chicos.

“Para poder interpretar a un hongo se necesita mucha resistencia. Cuando el cuerpo empiece a sentir dolor va a querer cambiar de posición, y es por eso que debe existir una intención detrás, para soportar”, explicó David Rodríguez, participante del taller.

Otro de los elementos que caracterizan al teatro kyogen es la inocencia con la que los actores ejecutan soluciones a distintos problemas. Utilizan tres tipos de risas: la burlona, la sincera, y la franca.

Al finalizar el taller del miércoles Hiroharu Fukata compartió técnicas sobre cómo la risa y el llanto se interpretan en el teatro kyogen .

“Pongan sus manos delante de los ojos, agáchense un poco, y ahora hagan así, como que lloran, pero griten”, les explicaba Fukata. Luego llegó la risa, y el maestro demostró como las carcajadas fingidas, y los movimientos exagerados son vitales en el kyogen para demostrar la felicidad, pero los participantes no tuvieron resistencia en dejar salir la risa.

De todas formas, dentro de ese salón, la alegría era un sentimiento real.

Presentación. El espectáculo de teatro kyogen se presentará el miércoles 24 de agosto a las 8 p. m. en el Teatro Nacional en San José (avenida segunda entre calles 3 y 5). El precio de las entradas es de: ¢20.000 butacas, ¢18.000 luneta, ¢15.000 platea, ¢12.000 palcos principales y ¢8.000 galerías. Están de venta en la boletería del Teatro, en la dirección www.teatronacional.go.cr y al teléfono 2010-1110. Ambas funciones contarán con servicio de traducción simultánea en español.

Teatro clásico. El Kyogen se originó en China hace 600 años. Kyo significa palabra y gen quiere decir salvaje. La mayoría de las obras de este tipo de teatro están llenas de inocencia; además son breves, y a menudo contienen solamente dos o tres papeles. La familia Nomura son los precursores que salieron del Japón llevando el kyogen al extranjero. Fueron pioneros y hace 60 años la compañía Nomura llevó a París esta forma de arte. La Compañía Mansaku no kai Kyogen, fue fundada por Masaku Nomura II y es ahora dirigida por Manaku y su hijo, Mansai II, miembros de una línea ilustre de teatro que cuenta con una historia de 250 años. Continuando con la misión de su padre, Mansai no solo actúa Kyogen intensamente, sino también se ha comprometido a estudiar otras posibilidades de Kyogen como un arte escénico contemporáneo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Teatro Kyogen en Costa Rica: humor y precisión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota