Entretenimiento

No solo de telebasura vive el pueblo

Actualizado el 15 de julio de 2012 a las 12:00 am

¿Se imagina estos relatos un domingo a las 11?

Entretenimiento

No solo de telebasura vive el pueblo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

No solo de telebasura vive el pueblo - 1
ampliar
No solo de telebasura vive el pueblo - 1

Aamir Khan, cineasta y actor de Bollywood, está haciendo historia en la televisión india.¿Recuerda Slumgdog Millonaire? Sí, la famosa “feel good movie of the decade” que se llevó el Óscar y que puso a todo el mundo a soñar con llenarse de plata en Quién quiere ser millonario. Conmovedora y dramática, pegó tanto que hasta terminamos con una versión local del programa, cuyo nombre bien podría cambiarse por “Quién quiere salir de la deuda con Credomatic”.

En esa misma línea onírica y superficial, desfilan por la tele todo tipo de refritos que prometen, sobre todo, popularidad... ¿el máximo anhelo del tico promedio? Tal vez. Así, bailarines, cantantes y combatientes disputan semana tras semana nuestro rating y nuestro “apoyo” vía SMS. Es un mal necesario que no se detendrá mientras la audiencia quiera sostenerlo pero... ¿será acaso la única propuesta exitosa que puede ofrecer la televisión? Precisamente desde la India nos llega la respuesta: no, la TV con cerebro también puede ser popular.

El 6 de mayo de este año debutó el programa SatyamevJayate (algo así como “solo la verdad triunfa”, además, lema de la India) con la idea de visibilizar y enfrentar las verdades más incómodas del país. “Con un deseo de escuchar, aprender, conocer...”, nos dice su conductor, Aamir Khan, en la introducción del primer capítulo: “Las hijas son preciosas”. El programa arrancó con el testimonio de Amisha Yagnik, quien contó cómo, durante sus primeros ocho años de matrimonio, fue obligada a abortar seis veces, pues su esposo quería un varón. Después fue Parveen Khan quien compartió su testimonio: obsesionado con un hijo hombre, su esposo no solo la sometió a golpizas y abortos, sino que eventualmente le desfiguró la cara a mordiscos...

¿Se imagina esos relatos un domingo a las 11? Es parte de la propuesta: llegar a toda la familia cuando está reunida y llegar de tantas formas como sea posible. Es por eso que el programa se emite por televisión pública y privada en todos los estados y, aunque se habla en hindi, se transmite doblado o subtitulado en los idiomas regionales más hablados, incluso en inglés. Además, se sube completo a YouTube y hasta se han hecho esfuerzos por llevarlo a distintos pueblos de la India donde no hay acceso ordinario a Internet o televisión. “Satyamev Jayate no es solo un show, es un movimiento para cambiar la mentalidad de la gente"”, dice CNN-IBN.

PUBLICIDAD

Para conseguir este impacto adicional Aamir no se queda en el formato talk show lacrimógeno, sino que le entra a la investigación y a los números, contrastando así la parte humana con la estadística. Así, el conductor explica que, más allá de dos o tres historias trágicas, India enfrenta un problema serio: 30 millones de embarazos han sido interrumpidos en los últimos 40 años debido a que la madre gestaba una hija... y la tendencia, década con década, ha ido empeorando, generando un grave desba-lance de género en la población. Además, contrario a lo que piensa la mayoría de los encuestados por el programa, este no es un tema exclusivo de las villas marginales, sino un problema latente en las grandes ciudades.

Verdad tras verdad, mito tras mito, Satyamev Jayate se abre paso con una propuesta que no es elitista ni refinada; por el contrario, explica al televidente hasta lo que es un ginecólogo, pues se trata de que entiendan todos. Ahí va entonces, educando a millones entre lágrimas, música y risas, en un formato que, por supuesto, le ha ganado detractores. “¿Quién se cree este tipo para pensar que, con su show meloso, puede hacer una diferencia?” Pero la ha hecho. El impacto ha sido directo, global, inmediato. No solo a nivel de rating (los primeros cinco episodios llegaron a 400 millones de personas) sino de respuesta social y política; todo el país está hablando del programa y los diferentes gobiernos locales están corriendo con propuestas para responder a cada una de las denuncias.

¿La publicidad? No se preocupe señor gerente, los patrocinadores pagan más del doble por un anuncio en Satyamev Jayate, que por uno en un partido de la Indian Premier League.

Mientras tanto... en Tiquicia...

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

No solo de telebasura vive el pueblo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota